“EL UNIVERSAL” DENUNCIA ABIGEATOS NO REALIZADOS POR CHARRUAS

1831-02-25-Comentario-“El Universal”, denuncias ante la Asamblea General Constituyente y Legislativa por abigeatos (no de Charrúas)

Con esa fecha “El Universal” presenta en su sección “Correspondencia” una extensa nota firmada por J.V.L. quien lo hace en representación y por encargo de varios hacendados de la campaña.

Se trata de una detallada denuncia presentada ante la A.G.C. y L. con fecha 24 de setiembre de 1829, de robos de ganados vacunos, caballares, y otro tipo de delitos principalmente en las zonas de Cerro Largo, Rocha y Maldonado. Esta persona presenta también una carta firmada por varios ciudadanos donde exponen su preocupación por la impunidad de que gozan esos delincuentes según se podrá observar en la lectura, algo resumida por nosotros, del citado documento.

Es interesante señalar que ellos mencionan la vivienda de los malvivientes como “chozas” y la mezcla de adúlteros con raptores asesinos e incendiarios que allí habitan.

También menciona los “desertores que inundan la campaña” agregando que es excesiva la tolerancia que se tiene con ellos ya que su peligrosidad es nociva a la “consolidación de nuestra independencia” y por tal motivo instan al Gobierno para que los persigan y defienda el derecho de la soberanía del estado y de cada habitante.

Indica que la policía o autoridad semejante es la que debe encargarse de dichos malvivientes.

Presentada la nota firmada por los hacendados la Asamblea General reconoce la ineficacia de las medidas tomadas por el Gobierno relativas a la policía y resuelve dictar otras líneas de acción que lleven tranquilidad a los vecinos, a las propiedades y a la industria del país.

Lo importante que destacamos es que los Charrúas no son nombrados en ninguna instancia como autores o participantes a cualquier título de estos delitos. Evidentemente en la campaña se refugiaban desertores de los ejércitos y otros delincuentes que causaban los daños referidos con el consiguiente pánico de los ciudadanos. Recordemos que en otras denuncias que se hacían sobre Charrúas muchas veces se finalizaba diciendo que existían dudas de que fueran tales o que si eran Charrúas no estaban solos, sino acompañados por delincuentes. Esto refuerza la idea de que las nombradas incursiones de Charrúas muchas veces no eran tales sino que los que cargaban la culpa eran los indios, según el análisis de diversos textos que publicamos.

Dicho de otro modo, las “incursiones” que hacían los Charrúas no afectaban cualquier zona del país sino que estaban limitadas según las denuncias, a regiones linderas de sus propias tierras, Arerunguá por ejemplo, o lugares próximos a éste. También debemos recordar que en las incursiones no existían estos delitos nombrados como violaciones, incendios, crímenes, sino que los charrúas tomarían caballos o vacunos para su propia subsistencia, tal como venía haciendo ese pueblo (Charrúas) desde mucho antes. O también para canje por elementos tales como yerba, alcohol, tabaco y objetos de hierro para sus armas o útiles, esto último con comerciantes de Brasil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s