Rivera quiso matar a Artigas, a quien tildó de “monstruo”, “déspota”, “anarquista” y “tirano”

Un investigador uruguayo encontró en Corrientes una carta que cambia la historia y habría sido ocultada

Rivera quiso matar a Artigas, a quien tildó de “monstruo”, “déspota”, “anarquista” y “tirano”

En 1820, Artigas daba sus últimas batallas antes de exiliarse en Paraguay, donde falleció hace hoy 157 años. El general Fructuoso Rivera se había incorporado a las fuerzas de los portugueses y escribió al gobernador de Entre Ríos ofreciéndose para ir a “ultimar al tirano”. La carta fue descalificada en sendos trabajos históricos de 1937 y 1944. Nunca fue incorporada al Archivo Artigas de la Biblioteca Nacional. Intereses políticos y conveniencias históricas llevaron a que el episodio no se incluyera en la historia oficial.

ROGER RODRIGUEZ rogerrodriguez@adinet.com.uy

El original de una carta, que durante años negaron u ocultaron algunos historiadores uruguayos y ahora fue ubicada por un investigador independiente en un archivo de Argentina, revela que en 1820 el General Fructuoso Rivera convocó a “ultimar” al prócer José Gervasio Artigas, a quien calificaba de “monstruo”, “déspota”, “anarquista” y “tirano”.

El hallazgo, que puede modificar muchos conceptos instaurados en la propia historia oficial del país, según admitieron historiadores contemporáneos consultados por LA REPUBLICA, fue realizado por el psicólogo uruguayo José Eduardo Picerno, quien por años se ha dedicado a indagar sobre el pasado uruguayo y la cultura indígena en la región.

El documento es una carta que Rivera dirigió con fecha 13 de junio de 1820 al gobernador de Entre Ríos, Francisco Ramírez, quien entonces había traicionado a Artigas y lo combatía en las últimas batallas que el “Protector de los Pueblos Libres” daría antes de exilarse en Paraguay, donde moriría hace hoy exactamente 157 años.

“Todos los hombres, todos los Patriotas, deben sacrificarse hasta lograr destruir enteramente a Don José Artigas; los males que ha causado al sistema de Libertad e independencia son demasiado conocidos para nuestra desgracia y parece escusado detenerse en comentarlos, cuando nombrando al monstruo parece que se horripilan”.

Con esas palabras escribía Rivera, quien agregaba: “No tiene otro sistema Artigas, que el de desorden, fiereza y despotismo; es escusado preguntarle cuál es el que sigue. Son muy, son muy marcados sus pasos, y la conducta actual que tiene con esa patriota Provincia justifica sus miras y su Despecho”.

“Con respecto a que yo vaya a ayudarle, puedo asegurarle que lo conseguiré, advirtiéndole que debo alcanzar antes permiso Especial del Cuerpo Representativo de la Provincia para poder pasar a otra, mas tengo fundadas esperanzas de que todos los señores que componen este Cuerpo no se opondrán a sus deseos ni los míos cuando ellos sean ultimar al tirano de nuestra tierra”, concluía la misiva.

La traición a Artigas

En 1820, la Banda Oriental se encontraba bajo dominación portuguesa, al mando del general Carlos Federico Lecor, conocido como el Barón de la Laguna. Las fuerzas artiguistas habían obtenido una victoria en Santa María el 4 de diciembre de 1819, pero sufrieron una dura derrota en la Batalla de Tacuarembó el 22 de enero de 1820.

Artigas buscó retomar fuerzas y cruzó el Río Uruguay para pedir apoyo en los caudillos de Entre Ríos, Corrientes y Misiones, pero aquellos tenientes que le siguieron en la creación de la Liga Federal ya tenían otros intereses y si no se excusaron de darle auxilio lo combatieron, como Ramírez en Entre Ríos, a quien quedaría el mote de “El Traidor”.

En esa etapa, en la que Rivera se integra a las fuerzas portuguesas y obtiene mando de tropas y grado de coronel, es que se produce la correspondencia con el gobernador de Entre Ríos, a quien el luego fundador del Partido Colorado y primer Presidente de la República apoya en su proyecto de “ultimar” al general Artigas.

La documentación encontrada por el investigador Picerno en el Archivo de Corrientes muestra dos cartas de Rivera a Ramírez. En la primera, fechada el 5 de junio de 1820, se hace referencia a cuestiones comerciales, pero es en la segunda que Rivera se ofrece a cruzar el río para matar a Artigas.

En la carta del 13 de junio de aquel año, Rivera se lamenta de que Artigas haya conseguido una victoria ante Ramírez, y le ofrece el apoyo de “su excelencia el Señor Barón de la Laguna”, quien “había sido enviado por Su Majestad para proteger las legítimas autoridades, haciendo la guerra a los Anarquistas, en tal caso considera a Artigas”.

Derrotado, Artigas decide cruzar el Paraná el 5 de setiembre de 1820 (algunos historiadores señalaban la fecha del 23 de setiembre) y entregarse al dictador de Paraguay, doctor Gaspar Rodríguez de Francia, luego de negarse a un exilio en Estados Unidos propuesto por el cónsul del gobierno de la Unión en Montevideo.

Documento “ninguneado”

La carta de Rivera a Ramírez aparece mencionada en dos trabajos que se encuentran en la Biblioteca Nacional, pero su contenido no ha figurado hasta ahora en la historia oficial de Uruguay porque la misiva fue descalificada por aspectos técnicos o “ninguneada” por intereses políticos o conveniencias históricas.

El primero en publicar las cartas de Rivera fue un historiador aficionado, funcionario de la impositiva, llamado Setiembre Raúl Vera, quien en 1937 editó el libro “Aclaraciones Históricas ­ La prueba de una gran traición”, pero el documento no fue considerado porque había subrayado frases y la impresión fotográfica del original no era clara.

En 1944, también hizo alusión a la correspondencia el historiador Antonio De Freitas, quien reprodujo el texto de la misiva en su trabajo “El levantamiento de 1825”, sin embargo, su contenido también fue descalificado porque no se citaba en forma específica la fuente y el archivo donde se había encontrado el original.

El documento tampoco fue incorporado al “Archivo Artigas” a pesar de que desde su creación por Ley en 1945 se posibilitó que investigadores e historiadores viajaran a países latinoamericanos, particularmente a Argentina, para obtener toda mención sobre el general José Gervasio Artigas. En el último de los 36 tomos publicados del “Archivo Artigas” se llegó a incluir la primera de las dos cartas de Rivera a Ramírez, pero la segunda correspondencia en la que se convoca a matar al prócer aún no ha sido reconocida, aunque algunas fuentes no descartan que una copia descanse en la caja fuerte de algún reconocido historiador.

Según pudo confirmar LA REPUBLICA en su consulta a investigadores e historiadores, no sería la primera vez que documentos legítimos no son incluidos en la historia oficial uruguaya por presiones políticas o inconveniencias históricas. Así habría ocurrido con la historia del “Caciquillo” Manuel Artigas, hijo del propio prócer de la patria.

“Es la firma de Rivera”

José Eduardo Picerno narró a LA REPUBLICA que encontró los originales de las cartas de Rivera casi por casualidad. Había tenido referencia de los trabajos de Vera y De Freitas y buscó la documentación en los archivos de Paraná y Corrientes, donde contó con el apoyo de quienes no podían creer que alguien quisiera matar a Artigas, explica.

Picerno opina que hasta ahora no se había dado crédito a las referencias sobre las cartas a Ramírez por vicios formales, pero ahora se cumplen todos los requisitos para que un hecho de semejante magnitud sea reconocido por la historia oficial del país y “se comprendan las diferencias ideológicas y éticas” que tenían Artigas y Rivera.

El documento histórico que Picerno proporcionó a LA REPUBLICA fue presentado al historiador Gerardo Caetano, quien luego de estudiarlo opinó que era absolutamente verosímil y se constituía en un hallazgo importante para la historia uruguaya. Caetano no descartó que diversos intereses hayan mantenido oculto el tema durante años.

La licenciada en historia Ana Ribeiro, docente y autora del libro “El caudillo y el dictador”, especialista en documentación sobre Artigas, reconoció que la carta luce la firma de Fructuoso Rivera, aunque probablemente el texto haya sido escrito por algún secretario, ya que no mostraba las faltas ortográficas que caracterizan los textos de Rivera.

Para Ribeiro, la carta encontrada por Picerno maneja expresiones de Rivera y en particular sus modismos políticos y diplomáticos cuando hace referencia a que estaría dispuesto a ir personalmente a Entre Ríos a “ultimar al tirano”, pero se excusaba de que antes debía obtener permiso de las autoridades portuguesas.

El hallazgo de Picerno permitiría ahora incorporar el polémico material al Tomo 37 del “Archivo Artigas”, de próxima publicación, citando correctamente la ubicación de su original: “Archivo de Corrientes, Calle Pellegrini 1385, Sala 2 Don Hernán Félix Gómez, Correspondencia Oficial años 1810-1921, Tomo 09 Folio 053 al 055”.

 

“Ultimar al tirano de nuestra tierra”

“Sr. D. Franco. Ramírez. Montevideo, Junio 13 de 1820

Mi estimado amigo:

Ayer recibí su carta del 31 por el Capitán D. Laureano Marques que sale ahora mismo con la presente.

Hace dos días que escribí a usted instruyéndolo de mi actual situación, y al mismo tiempo, del estado de esta Provincia, indicándole lo interesante que sería para esa y esta establecer relaciones de amistad y comercio para cuyo medio lo ponía (sin comprometer a la que gobierna) en estado de reparar los males que ha causado la guerra.

Todos los hombres, todos los Patriotas, deben sacrificarse hasta lograr destruir enteramente a Don José Artigas; los males que ha causado al sistema de Libertad e independencia, son demasiado conocidos para nuestra desgracia y parece escusado detenerse en comentarlos, cuando nombrando al monstruo parece que se horripilan. No tiene otro sistema Artigas, que el de desorden, fiereza y Despotismo; es escusado preguntarle cuál es el que sigue. Son muy, son muy marcados sus pasos, y la conducta actual que tiene con esa patriota Provincia justifica sus miras y su Despecho.

Es bueno se conozca me ha sido sensible y puedo asegurarle que todos han sentido generalmente que hubiese conseguido Artigas este pequeño triunfo. Yo espero y todos que usted lo repare, y para que usted conozca mi interés diré lo que he podido alcanzar en favor de usted de su excelencia el Señor Barón de la Laguna.

Su excelencia apenas fue instruido por mí de sus deseos me contestó que había sido enviado por Su Majestad para proteger las legítimas autoridades, haciendo la guerra a los Anarquistas, en tal caso considera a Artigas, y como autoridad legítima de la provincia de Entre Ríos a usted, por consiguiente para llevar a efecto las intenciones de Su Majestad me previene, que avise a usted que están prontas sus tropas para auxiliarlo, y apoyarlo como le convenga, y para esto puede usted mandar un oficial de confianza, con credenciales bastantes al Rincón de las Gallinas, donde se hallará el General. (fin de la primera hoja)

Saldaña, con quien combinará el punto o puntos por donde le convenga hacer presentar fuerzas e igualmente la clase de movimientos que deben hacer.

Usted persuádase que los deseos de Su Excelencia son que usted acabe con Artigas y para esto contribuirá con cuantos auxilios están en el Poder.

Con respecto a que yo vaya a ayudarle, puedo asegurarle que lo conseguiré, advirtiéndole que debo alcanzar antes permiso Especial del Cuerpo Representativo de la Provincia para poder pasar a otra, mas tengo fundadas esperanzas de que todos los señores que componen este Cuerpo no se opondrán a sus deseos ni los míos cuando ellos sean ultimar al tirano de nuestra tierra.

No deje usted de continuar dándonos sus noticias, mucho nos interesa la suerte de Entre Ríos; para que usted le asegure una paz sólida todos estos señores Su Excelencia el Señor Barón y yo trabajaremos. En todos casos quiera contar con la amistad de su atento su servidor y amigo, que besa su mano.

(Firmado) Fructuoso  Rivera”

(*) Trascripción de la carta de fecha 13 de junio de 1820 del General Fructuoso Rivera al Gobernador de Entre Ríos Francisco Ramírez (Fuente: Archivo de Corrientes, Calle Pellegrini 1385, Sala 2 Don Hernán Félix Gómez,Correspondencia Oficial años 1810-1921, Tomo 09 Folio 053 al 055.

8 Respuestas a “Rivera quiso matar a Artigas, a quien tildó de “monstruo”, “déspota”, “anarquista” y “tirano”

  1. Esas cartas no fueron incorporadas al Archivo Artigas por una sencilla razón: al momento del “descubrimiento” de las cartas de Rivera (60 años después de haber sido incluidas en un libro inventario sobre el archivo dónde se encuentran esas cartas), el Archivo Artigas no había llegado al año 1820.

    ¡Hay que leer cada cosa!

  2. Ahora se me aclara más el panorama de por qué los colorados son como son. Si el fundador de esa facción estaba hecho de esencia de bosta acomodaticia, sus seguidores no podían irle en zaga. Lo que no entiendo es por qué después de saberse todo esto, no se tira al carajo la triste estatua que tenemos que soportar ver de semejante traidor.
    Por algo El Jefe de los Orientales (y me pongo de pie con sincero respeto al nombrarlo) se fue de aquí y no quiso volver nunca más a esta tierra de traidores. Sólo (y estoy seguro de que contra su voluntad desde el más allá) lo pudieron traer muerto. Onetti siguió su ejemplo, pero por suerte estaba su familia para hacer respetar su voluntad de no volver jamás.

  3. por lo menos no le hacemos mas plaza ni monumentos no? ya no le hacen no? no?
    proximamente plaza bordaberry y centro recreativo infantil riveritas

  4. Rivera era pro brasileño y ARTIGAS NUNCA DEJO DE SER CIUDADANO DE LAS PROVINCIAS UNIDAS DEL RIO DE LA PLATA.
    BURROS SOMOS TODOS LOS ARGENTINOS DE NO SABER QUE ESTE GRAN ARGENTINO PROCLAMO UNA INDEPENDENCIA PARALELA AL NUEVE DE JULIO ,BIEN FEDERAL ,EN ARROYO DE LA CHINA ( HOY CIUDAD DE CONCEPCION DEL URUGUAY).

  5. A la BANDA ORIENTAL los porteños la entregaron porque el puerto de MONTEVIDEO era de aguas profundas y hacìa competencia al recontraplayo puerto de Buenos AIRES.

  6. Artigas debe ser lo más grande que parió esta tiera sudamericana.
    Los conceptos de las recomendaciones a sus diputados son avanzados aùn para nuestros tiempos.
    Pero a gente así los mediocres los odian a muerte y los traidores los matan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s