Numerosos y coaligados

Se trataba de varias etnias aborígenes coligadas conocidas bajo el nombre simplificado de Charrúas, o mas técnicamente Macro Etnia Charrúa o Gran Complejo Charrúa. La integraba miembros de Minuanes, Guenoas, Yaros, Boanes y otros, además de los propiamente Charrúas

Anuncios
Leer Artículo →

Masacraron el 2% que sobrevivía a 300 años de resistencia

Salsipuedes 1831 fue una verdadera masacre: sumaron 150 mujeres niños y ancianos a 180 hombres charrúas con capacidad de defenderse en el terreno bélico. Es decir, unos 320 muertos, de los cuales el parte de Rivera reconoció 40. 200 quedaron cautivos. Algunas decenas más fueron exterminados y cautivados en sucesivas acciones en Mataojo, Mataperros, Sopas, Puntas del Queguay, Yacaré-Cururú.

Leer Artículo →

AUN HOY PERSISTE EL TEMOR CHARRUA

Asimismo recién ahora supimos que en nuestro mismo actual territorio algunas mujeres charrúas sobrevivieron no solo a las matanzas y cautiverio, sino a los abusos y discriminaciones tan destructoras como aquellas. En algún caso transmitieron su cultura y verdades a hijos que pudieron mantener su integridad indígena en montes profundos y contactos mínimo con el mundo genocida. En otros hubo un proceso sincrético, cruzas étnicas. En gran parte, el temor y el menosprecio llevó a borrar conscientemente todo posible rastro o identidad indígena, o a resguardarlo en el secreto familiar, a máximo transmitido con enorme precaución a hijos, preferentemente en relaciones madres-hijas, abuelas-nietas, como también recién ahora empezamos a comprobar.

Leer Artículo →

Los Charrúas Artiguistas

De los tres idiomas que usaba, dos eran indígenas, el charrúa y el guaraní. Sus rezos eran retiros espirituales en el monte, de claro cuño indígena. Sus aflicciones tras grandes perdidas orientales en las batallas, se habrían manifestado en llantos al estilo indígena exclamando sus ayes ante los cielos y la tierra, por errores o culpas. Sus remedios eran los milenarios secretos de la flora medicina indígena y otros recursos similares. Algunos de sus muchos hijos fueron miembros de la tribu y hasta caciques charrúas. Su guardia personal, escudo de hierro en lo más peligroso de las batalla, era un contingente de 25 jinetes charrúas. Su destreza y sus mejores recursos militares eran la movilidad de la caballería charrúa y el infinito y amoroso dominio indio sobre el caballo, como también aprendiera el propio Artigas, además del conocimiento absoluto de cada palmo de las praderas, sierras, quebradas y pasos.

Leer Artículo →

Salsipuedes y muerte de Bernabé Rivera

Comenzaron a hacerle cargos de la muerte de sus familias; el teniente Javier, indio misionero, era de la opinión de no matar a Bernabé, para poder así recuperar a sus familias. Los otros, incluso las chinas, pedían su muerte. Y Bernabé les ofrecía de todo.

Cuando se habló de Salsipuedes, un indio llamado cabo Joaquín, lo pasó de una lanzada y a su ejemplo, lo siguieron los demás. Le cortaron las venas del brazo derecho para envolver la lanza del primero que lo hirió y lo tiraron a un pozo con agua.

Leer Artículo →