LA MUERTE DE LOS CACIQUES

Zapicán, el cacique más anciano,
Ya cayó en la batalla.
Despues que por Garay, en la llanura,
Vio deshechas sus tribus más bizarras.

Sopló la muerte y apagó en sus ojos,
Sedientos de venganza
El último fulgor. Pero aún la muerte,
Desde aquellas pupilas amenaza,

Cuando las tribus, con clamor inmenso,
Del combate separan
El cadáver, envuelto en los vapores
De la caliente sangre que derrama.

Anuncios
Leer Artículo →

LOS CHARRUAS FUERON MAS IMPORTANTES QUE NADIE EN LA VIDA DE ARTIGAS

Desde los artículos de las Instrucciones del Año XIII en adelante se plasman los principios distintivos del artiguismo: “la libertad civil y religiosa en toda su extensión imaginable”; los derechos natruales de la criatura humana bajo formas múltiples en dichos artículos y en los proyectos constitucionales surgidos del núcleo artiguista (el destinado a la Provincia Oriental o el formjulado para las “provincias Unidas de la América del Sud”) especialmente en cuanto reconocen , implícita o explícitamente, el derecho a la felicidad, el igual derecho electoral sin exclusiones, el de exigir la responsabilidad de los gobernantes y funcionarios, el derecho a la justicia recta y el derecho de los pueblos al uso de su soberania particular. Todos ellos se hacían carne tambien para el indio, por primera vez. Ocurría además en términos que exaltaban su condición de hombres y señalaban firmemente sin lugar a dudas el propósito de organizar, clara y enérgica, una amplia política de de reparación, con el reconocimieno de que los indios eran los dueños originarios de sus tierras. “Ellos tienen el principal derecho”, proclamó categórico Artigas.

Leer Artículo →

“Inchalá Sepé de la Onkaiujhmar Charrúa”

“Escuchamos hablar por primera vez del Cacique Charrúa Sepé en el año 1831, en la llamada matanza del Queguay. Lograron escapar de esta carnicería unos 25 indios capitaneados por el Cacique Sepé, que huyeron a los bosques del Arapey y del Cuareim. Sepé siempre lo aseguraba.
Habría sido Sepé, luego del combate de Yacaré Cururú en junio de 1832, quién decidió la suerte corrida por Bernabé Rivera.
Sepé, valiente guerrero Charrúa se incorporó con su gente con las fuerzas del General Lavalleja para luchar contra el General Rivera, y luego se adhirió al movimiento separatista de Río Grande do Sul en Brasil, en la llamada Guerra de los Farrapos.
Era la tribu del Cacique Sepé, de la formidable y heroica Nación Charrúa. El bravo Cacique habló entonces con energía y marcado dolor de las traiciones y espantosas crueldades que con ellos usaron los cristianos, derramando a torrentes la sangre de los verdaderos dueños de las tierras, diciendo que los habían tratado peor que a los caballos y a los tigres, no solo degollando a traición a los guerreros, sino también a sus mujeres y sus niños. Manifestó toda la indignación de su alma contra Rivera, autor de la carnicería de Salsipuedes.
Pidió amparo y protección para su tribu contra los traidores y suplicó se le permitiese seguir en el Ejército hasta que Rivera fuera exterminado.
El Cacique Sepé durmió esa noche en la misma tienda del Presidente de la República.
Aceptó con gratitud la oferta de un campo y haciendas para que la tribu residiese allí tranquila y renunciando en adelante a sus correrías.
Volvió al país en la década de 1840, por lo tanto en el año 1857 hacía ya largo tiempo que Sepé vivía con su tribu en los campos de José de la Paz Nadal situado ocho leguas al Sur de la Villa de Tacuarembó.

Leer Artículo →

LA NACIÓN CHARRÚA HOY

El Memorial Charrúa

En las márgenes del arroyo Salsipuedes Grande, límite de Paysandú con Tacuarembó, se encuentra el “Memorial Charrúa”, obra del artista plástico Juan Carlos Ualde y construido por la Agrupación Creativos. Es una estructura de hierro reciclado que simboliza la unión de las culturas indígena y española. Dos figuras entrelazadas forman un reloj de arena, representando la revalorización a través del tiempo, de aquello que fue injustamente desvalorizado. Las figuras elegidas son las de dos cartas de juego utilizadas por los charrúas. Se trata de las correspondientes a la sota y al caballero, que representan a la mujer y al hombre.

La localidad más próxima al lugar se llama Tiatucura y en ella hay una escuela pública, la Nº 29, que lleva el nombre oficial de “Vaimaca Perú”

En esa zona confluyen todos los años, el 11 de abril, centenares de personas; unas son descendientes de charrúas, otras son gente interesada en el rescate de la identidad nacional y otros son simplemente curiosos. A esta marcha y posterior reunión junto al Memorial se la denomina “Encuentro con el Charrúa”

Leer Artículo →

Novedad y sorpresa en seis rasgos

Los indios, al igual que los afros, fueron considerados en pie de igualdad, formal, económica y cultural, es decir fueron incluidos y no excluyentes, claramente complementarios, como no se intentó o no se pudo en ninguno de los procesos en América. Fue común que se utilizara a los indios como carne de cañón o se los dejara en el ostracismo o se intentaran regímenes que en los hechos fueron exclusivamente indigenistas, como el de Tupac Amaru antes en Perú, o luego en México con Hidalgos y Morelos.

Leer Artículo →