111 minutos de silencio


April 23, 2016

|

Aguará

 aguara-guazu-580x360

        111 minutos de silencio, para escucharte Madre Tierra, para que nos ilumines abuela luna, para acercarme a tu calor fueguito.

        Y que esos minutos de silencio sean también para rememorar a las Bertas, mujeres del mundo sacrificadas por los poderes, económicos, políticos, de la brutalidad social, de los enfermos de violencia, de los sedientos de sangre y también minutos por ellos, por sus humanidades muertas.

 

        A los hermanos y hermanas sacrificados por la barbarie, la avaricia y la ignominia; hermanos y hermanas de todos los continentes que supieron ser origen de sus pueblos, hijos e hijas de sus territorios, pero que a causa de los procesos destructivos iniciados por sucesivos imperios coloniales han sido despojadas  de todo o casi todo, han sido humilladas y ultrajadas, minimizadas o invisibilizadas, ridiculizadas o blasfemadas, y al fin muertas o perseguidas, reducidas a su mínima potencia.

 

        Minutos de silencio por los bosques y montes sacrificados por una revolución de metal, por la revolución industrial, por las máquinas de vapor, por los monocultivos, por el progreso en fin, sin fin, de hambre voraz que todo quema, que todo corrompe, que todo destruye y al fin mata.

 

       Minutos de silencio también por las innumerables especies animales a las que hemos dado caza desenfrenada o le hemos contaminado o destruido su hábitat, y que al fin han desaparecido o las hemos reducido a la insignificancia.

 

        Minutos de silencio por todo lo que estábamos matando sin saber que los estábamos matando y a los desconocidos muertos de este daño colateral. A los muertos por las bombas y los venenos, por los canceres y toda enfermedad virulenta que el Hombre mismo se autoproduce.

 

        Minutos de silencio por las copas de las montañas a las que arrancamos sus metales, a los cerros ahuecados por su oro, su plata o su hierro a los ríos muertos por este trabajo sucio pero bien remunerado. Y a los insignificantes mineros muertos, por la explotación y el hambre, que murieron en la enfermedad y la  miseria cansados de sacar riquezas para otros.

 

          Minutos de silencio por escuchar el bramido de un mar que muere con sus aguas intoxicadas e intoxicantes, por ese mar que acabará ahogándonos por haber muerto tantos de sus hijos, por haberlos trocado por inconmensurables corrientes de basura, y de químicos innumerables que han querido remplazar tus aguas, por nuestras aguas muerta que te devolvemos a cambio de tu sangre vital. Presamos tus venas para matar de sed, iluminando el mundo.

     

        Minutos de silencio para el campo muerto, pletórico de monocultivos disfrutando su llovizna periódica de venenos. Y a los que se envenenan como sin querer. Desierto de gentes y culturas de campo muertas o muriéndose, a dos campesinos por segundo en el mundo, migrando a las periferias de ciudades putrefactas y enfermas, corrompidas, sucias, por cuya causa muere el campo y el hombre muere.

 

         Minutos de silencio, para estar en silencio venerando su muerte a fuerza de tanto ruido inútil, de tanta vejedad a la cultura y la inteligencia humanas, ultimada por la estupidez, la mentira el sinsentido de los Medios cada vez más, muy por debajo de la mitad de nuestras capacidades.

 

        Minutos de silencio por los niños y niñas que sacrificamos, y también por las que están muriendo en este sacrificio, arrollados por esta loca carrera hacia nuestro abismo donde al fin y al cabo nos encontraremos todos y entonces dirán los abuelos…..

 

         “Quizás cuando encuentres tu carne en la tierra, tu sangre llegue al río y de allí al mar, tu alma se haga al viento, cuando se queme nuestro último suspiro comprendamos que siempre hemos sido Tierra, Agua, Fuego y Aire, aunque sea tarde. Igual  lo hemos venido  haciendo tan mal que siquiera somos merecedores de un nuevo intento.

 

          Lo siento Madre, cuando nací, esto ya estaba encaminado, quiero desandar lo que obligado anduve, y hacia ti mis pasos, tuyo siempre

 

 Aguará

Indio Charrúa

Escuchar audio:

http://educaralsur.wix.com/radioguidai#!111-minutos-de-silencio/cour/571aeb920cf2b05e61f8f45b

Anuncios

2 Respuestas a “111 minutos de silencio

  1. Gracias porque tu voz es la de muchos y nosotros los que queremos desandar caminos somos menos. pero que retumbe tu sonido en el monte en los cerros en los ojos de agua y en el fuego mañanero ..que sean otras voces las que se sumen para andar los caminos del tape aviru

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s