Carta abierta a Hoenir Sarthou


Nem Nyotí (Espíritu Libre)

Carta abierta a Hoenir Sarthou

Mi nombre es Andrés Nicolás Delgado Cultelli, usted y sobre todo don Helios Sarthou fueron muy amigos de mi abuelo Andrés Cultelli, fundador del MLN TUPAMAROS.

El motivo por el que le escribo son las declaraciones que recientemente usted ha hecho en la prensa, yo soy hijo de Rita Cultelli, pero también del Tupataro Oscar Delgado, usted seguramente nunca lo oyó nombrar a pesar de que estuvo 13 años preso por luchar por la liberación nacional y el socialismo, mi padre fue siempre muy pobre y a diferencia de muchos dirigentes, no contó ni con el más mínimo dinero para que su familia valla al extranjero en la dictadura, teniendo así que padecer un sinfín de penurias y humillaciones al igual que muchos uruguayos. Mi padre, un albañil que a los 12 años tuvo que salir a trabajar en el puerto y en la feria para mantener el hogar debido a la muerte de mi abuelo Nicolás, quien fue obrero ferroviario y estuvo preso por comunista en la dictadura de Terra. Mi abuela fue una humilde lavandera que se vino a Montevideo para poder visitarlo en prisión, mis dos abuelos eran nacidos en lo que hoy es la estancia turística San Pedro del Timote, sobre el arroyo “El Timote” en Lavalleja, eran de un grupo de charrúas que (al igual que muchos otros) no murieron en salsipuedes.

Toda la familia de mi padre ha vivido siempre en la pobreza ¿sabe usted por qué? todo comenzó cuando primero el virreinato del río de la plata y luego el estado uruguayo, les arrebató todo, manteniéndolos en la miseria siempre, persiguiéndolos siempre por su etnia, les han puesto una cruz de la que no pueden librarse, les robaron las tierras en las que ancestralmente desarrollaron sus vidas, los expulsaron y cuando protestaron los encarcelaron, esa es la historia de mucha gente.

En Uruguay al igual que en toda América, no en vano existe una segregación racial de la pobreza demostrada por los datos del último censo donde usted puede ver que los afrodescendientes así como los descendientes de la nación charrúa seguimos siendo mayoría en los sectores más pobres y no existimos en los sectores enriquecidos.

El señor Vidart (que no ostenta título de antropólogo) centró sus investigaciones en la etnia guaraní de la peor manera que pudo hacerlo: denigrando a los otros pueblos de nuestro territorio para así elevar aún más a los que eran motivo de su investigación, consiguió fondos y muchos ingresos, mientras la población indígena sigue siendo muy pobre.

Yo no conozco la estancia San Pedro del Timote, allí nacieron mis abuelos, vivieron mis bisabuelos y muchos ancestros míos, pero hoy esa tierra que el estado privatizó y se la otorgó a un particular cobra unos precios que me impiden conocer la tierra en la que la mitad de mi sangre desarrolló su existencia porque yo sigo siendo pobre al igual que mis antepasados y soy orgulloso de eso ya que mi pobreza es honrada y no me hago fama hablando de lo que no conozco u ofendiendo a gente pobre. CONACHA no va a pedir la estancia San Pedro del Timote, pero déjeme decirle que viveza criolla no es pedir lugares de gran interés arqueológicos con apachetas o montes nativos para que no los sigan destruyendo o pedir tierra para vivir y trabajar, viveza criolla es privatizar la tierra, expulsando a los que no tienen papeles aunque hayan vivido allí durante siglos o milenios, y viveza criolla es estar en los diarios haciéndose el revolucionario racista desatando así una contradicción que llama la atención de los medios y le genera publicidad personal.

Antes de criticar a las feministas porque piden cuotas parlamentarias o a los afrodescendientes porque piden cuotas de cargos públicos o a los charrúas porque pedimos tierra pregúntese ¿por qué hacen esos reclamos? la respuesta es simple: por que en este país la socialdemocracia burguesa no tenía casi ninguna parlamentaria mujer siendo que son más de la mitad de la población, porque no había ningún afrodescendiente en cargos públicos y porque Rivera reconoció los títulos de la corona y de ahí en adelante ningún indio tuvo tierra. El poder político, el aparato estatal, la tierra y el poder económico, todo está en manos de la burguesía que impone su cultura hegemónica masculina, europea y blanca, y por desgracia nos obliga a consumir su cultura incluyéndolo a usted que con verborragia revolucionaria resulta ser un gran consumidor y propagador de eurocentrismo. Si el socialismo ha de hacerse para todos, ha de beneficiar a los más necesitados y en América la separación social clasista está atada a un tinte racista gracias a la conquista de América por parte del blanco europeo generando la acumulación inicial del capital para Europa, la esclavitud del negro africano y la expulsión e invisibilización del indio y su cultura. No es necesario citar a ningún griego ni a ningún pensador antiguo, para darse cuenta de que esto es un sistema de injusticias basta con ponerse la mano en el corazón y abrir los ojos.

Le voy a contar otro problema, la concepción de “vida” y “libertad” que tenemos los indígenas no es la misma que la impuesta por la sociedad judeo-cristiana-machista-blanca-occidental, es otra muy distinta y pedimos como comienzo esas 2.000 hectáreas para desarrollar nuestro derecho a la vida y para desarrollar nuestra libertad, ¿que son 2.000 hectáreas para la libertad de los indios cuando se le entregan más de un millón de hectáreas a las empresas multinacionales sojeras y otro millón de hectáreas a las multinacionales forestales para destruir nuestro suelo con monocultivos transgénicos y agrotóxicos, expulsar a la gente del campo, extranjerizar, privatizar y concentrar cada vez más la tierra y la riqueza? Por favor Hoenir pronúnciese contra el enemigo de la clase trabajadora y no contra quienes formamos parte de ella. Somos clase trabajadora, pero también somos charrúas y una cultura de la tierra no puede sustentarse sin tierra, hemos vivido de la memoria que nos fue transmitida oralmente de generación en generación y esa memoria tanto de los tiempos felices como de los días más duros y los peores dolores es sagrada para nosotros, para nuestros padres y para nuestros abuelos que tuvieron que callarla y contarnos la pidiéndonos que lo mantengamos en secreto por culpa del racismo y la opresión. Hasta nos han obligado a tomar el apellido de un patrón de estancia y nos han prohibido hablar nuestra lengua y nombrar como queramos a los niños durante más de un siglo.

Déjeme contarle una cosa, ni usted, ni Vidart, ni nadie puede negarme el derecho de reconocerme como hijo de mi padre, nieto de mis abuelos, perteneciente a esa familia, o sea a una familia Charrúa, mal que les pese una sola gota de mi sangre y mi pasión por lo que me fue transmitido, bastan para probar que están equivocados, yo no le niego a usted el derecho a sentirse bajado de un barco, usted no tiene derecho a negarme mi identidad.
Saludos: Andrés Delgado integrante del grupo charrúa Basquadé Inchala (integrado al CONACHA)

http://nemnyoti.blogspot.com.uy/2015/11/carta-abierta-hoenir-sarthou_6.html

Anuncios

2 Respuestas a “Carta abierta a Hoenir Sarthou

  1. Felicitaciones por el mensaje,es hora de que por lo menos cobren derechos de mención cuando los periodistas se llenan la boca con eso de la “garra charrúa”.
    El indiscutible despojo español en estas tierras tiene que repararse.

  2. de acuerdo pero esto no se va a solucinar mientras no tengamos un estado al servicio del pueblo y esto ya esta mas que demostrado

    El 11 de noviembre de 2015, 11:42, “Nación Charrua Artiguista y Originaria”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s