“Día de la Raza” celebración de origen fascista


La gente en Uruguay piensa que el feriado del 12 de octubre es en alusión al “encuentro de culturas” y que su nombre, “Día de la Raza” es en alusión al encuentro de las tres “razas”, la negra, la amerindia y la caucásica. Es por eso que muy pocos uruguayos se ponen a reflexionar en torno a este feriado nacional. Sin embargo esta fecha esta profundamente implicada con las ideologías de extrema derecha del país ibérico.
Hacía finales del siglo XIX, España se encontraba en una situación bastante particular. A nivel interno sufría profundas inestabilidades debido a las luchas de liberales, conservadores, carlistas (monárquicos), anarquistas y socialistas. A nivel externo, los movimientos independentistas de las ultimas colonias de América y Asia hacía que la política colonial sea prácticamente insostenible. Esto finalmente se concreta con la guerra hispano-estadounidense de 1898 tras la cual España pierde sus colonias de Cuba, Puerto Rico, Filipinas y Guam, quedándole nada más sus pequeñas colonias de África, a la otrora gran Potencia Mundial. Las clases aristocráticas empiezan a desarrollar un sentimiento de nostalgia hacía el pasado imperial que había prácticamente desaparecido. La utopía de restablecer el viejo orden colonial sumado a las teorías racialistas de la época generaron el concepto de “Hispanidad”. Bajo este concepto las antiguas colonias españolas de América debían rendirle tributo y alinearse geopolíticamente a España ya que está les había traído la civilización. Además se concebía que todos los hispanoamericanos pertenecían a la “raza hispana” y por lo tanto seguir manteniendo el vinculo cultural, político y económico con la antigua Metrópolis. Por su parte los países Latinoamericanos influidos de las teorías del darwinismo social, aceptaron de fácilmente estos preceptos ya que la herencia indígena o africana no servia para revindicar el supuesto perteneciente a la Civilización Occidental, mientras que una herencia española si servia para revindicarse como países occidentales. Por otro lado la Iglesia Católica se enfrentaba en las Américas a los procesos de secularización que le restaban poder. Sin embargo el discurso hispanista le servía para seguir manteniendo su estatus ya que al ser una institución que llego al continente de la mano del colonialismo español, se transformaba en uno de los pilares culturales del Continente.
En 1915 la Unión Iberoamericana de Madrid propone que el 12 de octubre sea declarado “Fiesta de la Raza Española”. En los años subsecuentes, la totalidad de los países de las Américas incorporaron al 12 de octubre como “Día de la Raza” (en alusión a la Raza Española) o como “Day of Columbus” (“día de Colon” para los países anglosajones). Uno de los mayores promotores de la ideología de la “hispanidad”, fue el Dictador Español Miguel Primo de Rivera. Apenas un mes después de dar su Golpe de Estado en 1923, declaraba en un acto publico “Aumentar y consolidar las corrientes de amor entre España y América es uno de los más fervientes deseos del Directorio”. Sin embargo los grupos anarquistas y socialistas españoles que luchaban contra Miguel Primo de Rivera rechazaban rotundamente el hispanismo utilizando los ideales de solidaridad internacionalista que caracterizaban a estas ideologías. Finalmente en 1930 Miguel Primo de Rivera es derrocado, se disuelve la Monarquía, se separa la Iglesia del Estado y se constituye la República Española.
Sin embargo en 1931 el hijo del Dictado derrocado, José Antonio Primo de Rivera funda la Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensivas Nacional Sindicalistas (FET de la JONS por sus siglas) cuyo objetivo es desestabilizar a la República y combatir a sus tres grandes enemigos: comunistas, judíos y masones (quienes supuestamente estaban arrastrando a España a una crisis social y espiritual). La Falange se alinea ideologicamente con los regímenes del fascismo italiano, del nazismo alemán y del autoritarismo portugués. La Falange toma como fecha clave para sus movilizaciones el 12 de octubre ya que el concepto de hispanidad es central en su ideología.
El 18 de julio de 1936 las tropas de ocupación colonial de España en Marruecos cruzan el estrecho de Gibraltar, invaden la Metrópolis y deciden derrocar al gobierno izquierdista del Frente Patriótico. El militar de origen gallego y General en Jefe de las tropas coloniales francisco franco es el que dirige el alzamiento. Rápidamente la Falange Española se alía con los nacionales (así se identificaban los seguidores de Franco) y realiza acciones en las principales ciudades españolas. Sin embargo el gobierno del Frente Popular reprime rápidamente loas alzamientos falangistas y frena el avance de las tropas coloniales. Tras fallar franco en derrocar a los izquierdistas de un solo golpe y al fallar los izquierdistas en reprimir totalmente a los nacionales, genera que el conflicto se convierta en una brutal guerra que durara 3 largos y sangrientos años.
Uruguay, país con una fuerte colectividad española, no fue para nada ajeno a la guerra fratricida que vivía dicho país. La colectividad se dividió rápidamente en republicanos y nacionales, incluso muchos uruguayos que no eran españoles o descendientes directos de españoles tomaron partido por uno y otro bando. Es así como el 15 de noviembre de 1936 se funda la Falange Española Tradicionalista Sección Uruguay. Este grupo juntaba donaciones de ropa y alimentos para mandar a las tropas nacionales. También reclutaba personas para ir a combatir a España del lado de Franco. Salían en la prensa defendiendo el “alzamiento” del “Generalisimo” Franco y criticando rotundamente al gobierno “rojo” del Frente Popular. Esta era su faceta más tranquila pero también tenían una faceta violenta, hacían desfiles marciales con el clásico uniforme falangista llevan juntas las banderas de la España Nacional y la uruguaya y realizaban atentados a centros de españoles republicanos, partidos de izquierda uruguayos, a judíos y a afro-descendientes.
En las actividades del falangismo uruguayo el 12 de octubre tenía un rol preponderante. Invitaban a grupos de la Squadra Fachista italiana y ha grupos nazis alemanes, con los cuales trabajaban en conjunto, al acto del “Día de la Raza”. Parte del acto central era el desfile de las banderas de Uruguay y de la España Nacional mientras la multitud hacía el saludo a la romana (el clásico saludo nazi), a continuación de cantaban tanto el himno uruguayo como la canción “De cara al Sol” (himno falangista) y posteriormente se procedía a una oratoria que siempre era una apología del hispanismo. Posteriormente enfervorecidos los falangistas, fascistas y nazis salían ha hacer algún atentado a alguna centro republicano o de la izquierda nacional, y pobre de aquel judío o afro que se les cruzara en el camino.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s