Grupo de 100 investigadores busca plantar la yerba mate en Uruguay


TRABAJO CIENTÍFICO

Pese a que los uruguayos somos grandes consumidores de mate, el clima nunca permitió plantar yerba en estas tierras. Un grupo de científicos podría tener la clave para revertir la situación.

Profesionales extranjeros y locales evaluarán posibilidad de plantar yerba mate en Uruguay.

Juan Pablo De Marco

Una red de 100 investigadores uruguayos y extranjeros estudia la posibilidad de producir yerba mate en el país. Tras una primera evaluación, analizan sobre usos cosméticos, médicos y de refrescos que se podrían explotar de esta planta.

En octubre del año pasado, el presidente José Mujica recibió a una delegación del gobierno de Paraguay, a quienes les pidió que produzcan yerba que nos guste a nosotros, los uruguayos, según publicó Montevideo Portal.

Hace pocos meses, la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) y la Univer-sidad de la República (Ude- lar) abrieron un llamado para financiar proyectos de investigación.

A Nelson Bracesco, profesor adjunto del Departamento de Biofísica en la Facultad de Medicina de la Udelar, se le ocurrió que el mate podría ser una buena causa para indagar a fondo, dados los nuevos usos que se le está dando a esta planta en diferentes partes del mundo.

Hasta ahora, lideraba un grupo interdisciplinario que investigaba los efectos del consumo de mate en la salud. Entre las tareas que realiza este equipo, los profesionales químicos estudian los compuestos que están presentes en la yerba; los cardiólogos analizan la frecuencia cardíaca entre quienes consumen y entre quienes no; los gastroenterólogos miden el tiempo de movilización del intestino después del consumo de mate; mientras que los geriatras estudian a los adultos mayores de 65 años que consumen la infusión, ya que no son abordados en las encuestas.

Ahora, se decidió ampliar el espectro y convocar a 25 personas, que lideran grupos de estudio de química, agronomía, medicina, ciencias y tecnología tanto en Uruguay como Brasil, Argentina y Estados Unidos. Entre cada área se superan los 100 investigadores.

El objetivo es dejar un grupo que tenga un equipamiento de punta, que pueda apoyar el desarrollo del trabajo en yerba mate, explicó Bracesco, quien se desempeñará como el coordinador de esta red que planea reunirse una vez por mes.

En el área de agronomía se plantean estudiar bancos de semillas autóctonas que, potencialmente, puedan servir para plantar yerba mate. Con este objetivo, intentarán conocer las características genéticas de todos los árboles que hay en el país y que puedan servir para la producción.

Bracesco explicó a El País que luego de obtener información científica fidedigna, invitarán a empresarios a invertir en la iniciativa. Investigar es una obligación de académicos. De parte de los inversores y los empresarios está el tema de la rentabilidad, indicó.

En el país, hay algunos proyectos aislados de producción. Uno de ellos lo lleva a cabo José Puigdevall, en Treinta y Tres, quien lo hace bajo un sistema productivo no convencional.

El objetivo de estos productores es vender el producto entre los visitantes de la Quebrada de los Cuervos, en donde se ubican estos microemprendedores.

Más usos.

La yerba puede ayudar a tener repercusiones medicinales en las personas. Por ejemplo, observan que el yodo puede ser beneficioso para la salud.

Hace disminuir ciertas patologías a nivel de la tiroides. (…) Si no cambia el sabor, podría ser un buen vehículo para aportar, afirmó el experto.

Hay más de 180 patentes de productos vinculados a la yerba mate. En cuanto a alimentos y bebidas, ya se usa en Brasil harina de trigo fortificada con esta sustancia, chocolates que se hacen amargos a partir de esta planta o bebidas saborizantes fabricadas que ya se comercializan en Japón.

Otra de las áreas con mucho futuro es la cosmética. Muchos contenidos de estos productos tienen actualmente té verde, explicó Bracesco.

El té verde se asienta sobre la base de que tiene polifenoles, una sustancia química con capacidad antioxidante. La yerba mate tiene más y mejores polifenoles que el té verde, añadió.

Cifras.

El 85% de los uruguayos consume mate al menos una vez a la semana, según cifras del Ministerio de Salud Pública (MSP).

El grupo de edad que más consume es el de los jóvenes de 25 a 34 años, un punto porcentual por encima de los individuos de 35 a 54, y cuatro puntos por encima que las personas de 55 a 64. En un año, la población ingiere 400 millones de litros, a razón de un litro cada 80 gramos de yerba.

De 2012 a 2013, las importaciones de yerba aumentaron 5,0%, totalizando 32.709.622 kilogramos en un mercado que factura cerca de US$ 90 millones. Solo en el primer trimestre de este año se adquirieron más de 7.950.000 kilos.

El clima y los más grandes cultivadores de la región

El árbol que produce la yerba es el Ilex paraguariensis. Según el sitio web de la Udelar, puede alcanzar los 15 metros de altura, lo cual requiere de temperaturas tropicales o subtropicales, así como precipitaciones frecuentes no menores a 1.200 milímetros anuales. En Argentina se realiza un cultivo extensivo, mientras que en Brasil se produce mucha yerba a la sombra.

En Paraguay se está coordinando con la ingeniera agrónoma Zunilda Funes un plan nacional de producción de yerba mate, tomando el ejemplo de Argentina, que en este rubro es el país más organizado. En Uruguay, el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria estudió la posibilidad de cultivar en el territorio nacional, lo que no se ha logrado hasta el momento.

http://www.elpais.com.uy/informacion/grupo-investigadores-busca-plantar-yerba.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s