ESTUDIO ADN A VAIMACA PERU


Injustificados e inconducentes estudios del ADN a Vaimaca Perú. Riesgo científico de su difusión y perjuicios al conocimiento y cultura. Error en la hipótesis de partida.

Alvaro Mones por ingresar al panteon.

Se aporta prueba definitiva al Ministro de Ed. y Cultura Dr. Leonardo Guzmán

Montevideo 18 de febrero de 2003.

Señor Ministro de Educación y Cultura

Dr. Leonardo Guzmán

De mi mayor consideración

Ref. Injustificados e inconducentes estudios a

Vaimaca Perú. Se aporta prueba definitiva.

En razón de haber revisado nuevamente la documentación, he encontrado una prueba definitoria sobre la sinrazón de los estudios sobre los restos de Vaimaca Perú, de acuerdo al Convenio Específico firmado entre el MEC, la UR y la Facultad de Hum. y Ciencias de la Educación.

La misma la elevo a su conocimiento a los efectos correspondientes, y complementa mi carta anterior en el tema relativo a los estudios científicos.

Del Convenio citado, (cuya copia adjunto), transcribo textualmente el párrafo siguiente: “SEGUNDO: JUSTIFICACIÓN. Visto la importancia de los indígenas charrúas para la identidad y la historia nacional, y dado que los restos de Vaimaca Perú son los únicos que con certeza pueden ser atribuidos a esta etnia, queda establecido el interés de estudiar dichos restos desde diversas perspectivas.”

Verá Usted, que la única justificación que tienen los estudios del charrúa Vaimaca Perú se basa en que “son los únicos que con certeza pueden ser atribuidos a esta etnia”, y esta aseveración es la que justifica el haber realizado el Convenio.

Pues bien, además de las pruebas aportadas en la carta anterior, surgidas de las observaciones de Paul Rivet y las cuales fueran traducidas y publicadas por la Dra. Mónica Sans, de la cual surgían características morfológicas que hacían pensar que Vaimaca no era genéticamente un típico charrúa, agregaré la siguiente prueba:

En conferencia de fecha 16 de agosto de 1994, la que ha sido publicada como “Temas de ADENCH” Dra. Mónica Sans, EL APORTE INDÍGENA A LA POBLACIÓN ACTUAL, (la que se adjunta), dice en la página 12, textualmente, y allí lo podrá corroborar: “El primer gran problema es que no tenemos nada de charrúas.” (es decir no hay restos). “Lamentablemente lo poco que tenemos de charrúas son unas pocas descripciones morfológicas, mediciones, por ejemplo, de Vaimaca, que eran indios (los llevados a Francia) que no puede asegurarse que fueran 100% puros, ya habrían sufrido algún mestizaje” Luego agrega “O sea que, en lugar de charrúas tuvimos que tomar grupos pampeano-chaqueños, que serían los ancestros de los charrúas”.

Vea Usted, Sr. Ministro que la Dra. Sans ya en 1994, está reconociendo que respecto a Vaimaca no puede asegurarse que fuera charrúa puro y que habría sufrido alguna mestización, la misma conclusión a que hemos arribado varios investigadores según las pruebas manifestadas en mi carta anterior.

Pero últimamente, después de haber fructificado la Repatriación- que nadie creía se pudiera concretar-, cambia su concepto radicalmente, y en publicación de “Ultimas Noticias” de fecha 4/10/2002, (que se adjunta), manifiesta lo contrario: “Además, Vaimaca es el único cuerpo de charrúa que se sabe a ciencia cierta -enfatiza Mónica Sans- pertenece a esta etnia.”

Este es el mismo concepto que figura en el Convenio y ha sido mencionado más arriba, y que es totalmente contradictorio con el concepto que manifiesta en 1994, cuando estaba lejos la posibilidad de valorarse el ADN de Vaimaca, no como aporte a lo charrúa sino como muestra para el Proyecto internacional “Diversidad del Genoma Humano”.

Lo expuesto significa que en realidad no hay certeza de que el ADN de Vaimaca pueda ser representativo del ADN de un charrúa, aunque vivió en las tolderías, fue cacique y patriota de Artigas. PERO NO HAY QUE CONFUNDIR AL VAIMACA CULTURAL CON EL VAIMACA GENÉTICO O BIOLÓGICO; esto es lo que lleva implícito el error de la investigación.

Por lo tanto, de acuerdo a la responsable metodología de la investigación científica, no se justifica el tomar esas muestras, dado que los resultados serán totalmente inconducentes. Se obtendrá un patrón genético de un individuo particular, Vaimaca, pero no será aplicable a la población charrúa ni a sus descendientes, ya que la hipótesis inicial no ofrece una mínima seguridad de certidumbre.

Incluso se corre el riesgo de negar la pertenencia genética charrúa, a restos verdaderamente charrúas, al no presentar coincidencias con el ADN de Vaimaca, que será tomado, erróneamente, como prototipo.

Esto también perjudicaría, no sólo al status científico de los técnicos de nuestro país ante la Comunidad Científica, sino a los verdaderos descendientes que quisieran corroborar si efectivamente lo son, y se le presentaran resultados erróneos.

Si se parte de una hipótesis falsa, queda todo el procedimiento científico invalidado.

En caso de querer asegurarse de lo que el suscrito, con bastante experiencia en las ciencias empíricas, le comunica, podría ser definitorio un dictamen de una Comisión de Científicos expertos en diseños experimentales y en Filosofía de la Ciencia, para que el Sr. Ministro tomara rápidamente una decisión anulando el Convenio, ya que falla por su base.

Espero haber aportado valiosa información en el plano de los estudios científicos, ya que en el plano de la ética y los DD.HH., he informado en mi carta anterior. Además el Convenio establece que los resultados de la investigación corresponderán también al MEC, por lo que se está comprometiendo a una Institución que debe ser rectora en materia cultural y científica.

No se aclara en el Convenio quien controlará el destino ulterior del ADN de Vaimaca, ni quien se responsabilizará de su utilización y los fines a que se aplicarán, que no serán seguramente en beneficio ni de nuestra Historia ni de los charrúas o sus descendientes. Hay otros destinos posibles, como el Proyecto Diversidad del Genoma Humano, por lo que se interesara hace un año la Dra. Mónica Sans al solicitar 2 molares de Vaimaca a una Fundadora de la Asociación de Descendientes. Sería lamentable que el MEC fuera partícipe de algo tan poco controlado, y de lo cual no hay legislación. (Los destinos podrían ser también hacia Laboratorios médicos, hacia Instituciones de terapias génicas, y otras diversas empresas).

Creo que debería aplicarse las normas de UNESCO sobre el Genoma Humano y la ética para los procedimientos inherentes a las extracciones y uso de las muestras.

Sin otro particular y quedando a su disposición, le saluda atentamente.

 

Lic. José Eduardo Picerno García

Psicólogo

http://www.internet.com.uy/charruas/html/estudio_adn.html

GRAVE RETROCESO CIENTÍFICO REVELA EL ESTUDIO DE RESTOS MORTALES  DE VAIMACA PERÚ. Se comunica a las autoridades e instituciones científicas. Transcribimos carta al Presidente de la República.

                                                                          Montevideo, 5 de mayo de 2005

Señor Presidente de la

República Oriental del Uruguay

Dr. Tabaré Vázquez

De mi mayor consideración

Señor Presidente:

Le escribo en su carácter de Presidente, la máxima autoridad de nuestra patria, pero también en su carácter de hombre de ciencia, poseedor de un espíritu imbuido por la búsqueda incesante de la verdad en todos los ámbitos que le reserve el destino para actuar.

                     Quien le escribe, es psicólogo y además  desde hace 7 años,  investigador histórico de los charrúas y su cultura. He tenido oportunidad de asesorar modestamente al Parlamento previo a la aprobación del Proyecto de la Ley de Repatriación, y mantuve productivas entrevistas con el Senador José Korzeniak y el Dip Felipe Michelini, quienes ofrecieron brillantes alocuciones como miembros informantes de ambas Cámaras en su oportunidad.

Recuerdo que nos hallábamos presentes con un grupo de descendientes de charrúas, y nadie pudo retener las lágrimas de la emoción que nos contagiaran estos  apreciados parlamentarios.

Después de esta breve introducción le diré el motivo de esta carta. Los restos de Vaimaca Perú fueron los únicos que pudieron repatriarse, y fueron depositados en el  Panteón Nacional el día 19 de julio del 2002 con honores de Héroe Nacional.

Al poco tiempo sufrimos, la sociedad sufrió, un golpe traicionero. El Ministerio de Educación y Cultura, dueños del edificio Panteón Nacional, penetró al mismo sin  autorización ni legal ni judicial, comenzando a manipular los restos de Vaimaca de los cuales extrajeron varias piezas óseas que hasta el presente se encuentran desaparecidas.

El informe forense, del 26/10/04, indica la falta de 22 huesos, siendo que el Ministro de Cultura había manifestado a la llegada de los restos que solo le faltaban 4 falanges.

Más tarde nos enteramos que existía un “Convenio” que no se dio a conocer, entre el MEC la UdelaR y la FHUCE (Sección Antropología Biológica), para realizarle varios estudios a los mencionados restos mortales.

Es sobre las conclusiones de estos estudios que he realizado un análisis crítico muy detallado, encontrando tal cantidad de errores, negligencia en el trato de los datos, falta de metodología científica, de lógica, etc. todo lo cual creo que marca no solo un descrédito  para el prestigio de la Universidad, sino además conclusiones absurdas que retrasan el conocimiento ya establecido por investigadores de los Charrúas que han trabajado durante años en archivos de todo el mundo, en busca de documentación seria que pueda reconstruir la vida de nuestros indios bravos (como les llamaba Artigas).

Este estudio debía haberse realizado con asesoramientos y supervisión general por el MEC y la propia FHUCE, según establece el Convenio -que adjunto-, lo que no se realizó. ¿Puede Ud. creer que en una sola página, la 19, hay más de 20 errores de todo tipo? (También se adjunta).

Aunque he realizado el análisis sólo de las conclusiones, también he colocado en el Anexo 24 la citada página y he realizado las Observaciones más importantes a los desaciertos que allí figuran.

Un hecho me ha llamado la atención: la persona que dirigió los estudios, la Antropóloga Mónica Sans, se hace única responsable de la redacción y demás ideas que aparecen en las Conclusiones. (Véase hoja adjunta). De este modo incumplió el convenio, ya que no solicitó asesoramientos ni permitió que se le hiciera una supervisión, lo que hubiera evitado tal número de equivocaciones.

Después que Ud. se informe sobre el material que le envío, seguramente sentirá lo mismo que yo, que todo universitario que domina un tema y la propia Universidad se encarga de destruir ese conocimiento quien sabe por que motivaciones, además del individualismo de quien ha intervenido y  busca promoverse.

 Estimado Presidente, ya he enviado el folleto del Análisis Crítico al Rector de la Universidad y al Ministro de Cultura, solicitándoles que no se publique este fallido estudio y que se permita la intervención de un equipo multidisciplinario histórico y científico para sacar las conclusiones verdaderas que surgen de fuentes que no han sido tomadas en cuenta, o se han malinterpretado, y que la propia autora Mónica Sans conoce perfectamente por haber traducido parte de ellas. Me refiero principalmente al libro de Paul Rivet “Les derniers charruas”, y otros, que están en la misma Biblioteca de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, donde ella ejerce su Cátedra.

Para terminar, debo reiterar que en mis 67 años jamás pude suponer que un estudio proveniente de nuestra Universidad y del MEC pudiera estar tan plagado de errores, que avergüenzan a los conocedores de estos temas.

Justamente , por lo difícil de creer, es que he realizado una minuciosa revisación, y aportado en los anexos aquellos documentos originales o publicaciones de originales, para avalar lo que afirmo en mis Observaciones.

No olvido que muy cercano a su persona hubo alguien con  inquietudes semejantes.

Bien Sr. Presidente, creo que esto debía llegar a sus manos, y que Ud., como autoridad y como científico, debe conocer estas flaquezas de nuestros científicos, o mejor dicho pseudo-científicos, que dan a conocer esos resultados amparados en el prestigio que tiene ganada la Universidad a través de decenas de años.

Sin otro particular, agradeciendo su sensibilidad hacia estos temas que hacen a la cultura, tiene el gusto de saludarlo cordialmente.

 PD: Sr. Presidente Dr. Tabaré Vázquez:

Ampliando lo sucedido en el tema de la desaparición de restos óseos de Vaimaca Perú, lo que será manejado por la Asociación de Descendientes de la Nación Charrúa (ADENCH), quizá pidiendo a la Justicia una investigación, le envío algunas pruebas gráficas de lo acontecido.

(Mi tarea específica ha sido el análisis de los estudios, pero no puedo obviar estos graves sucesos, para su información, ya que no se han difundido aún).

 Agregamos  pruebas de la profanación, exhibición de la tumba y restos mortales de Vaimaca Perú, posteriormente a su depósito en el Panteón Nacional, en los días siguientes al de la entrada intempestiva, el 27-9-02, por orden del MEC, que era el “propietario” del edificio.

En primer término, colocaron una mesita improvisada y sacaron el cadáver del féretro al comenzar a manipularlo, sin ninguna ley ni autorización judicial, solo la del Ministro de Ed. Y Cultura, que no tiene potestades para penetrar en tumbas ni manipular cadáveres y menos para estudios científicos. (Art. 309 del C.P.)

 

La antropóloga Mónica Sans, su ayudante y el paleontólogo Mones (del MEC) exhibiendo ante cámaras los restos mortales de un ser humano, un héroe nacional, Vaimaca Perú.

Las mismas personas (técnicos) sin guantes y exhibiendo los mismos restos mortales, en los estudios en que debieron mantener respeto hacia el muerto y sobre todo hacia el eterno cacique.

El paleontólogo Mones, del MEC, sellando la caja de fósiles con conservantes donde pusieron los restos humanos de Vaimaca, como si fuera un resto arqueológico.

 

Psic. José Eduardo Picerno. (La refutación al estudio de Vaimaca Perú por parte del MEC-FHUCE – Mónica Sans – , se dará a conocer con todos sus detalles a la brevedad .queremos prevenir una posible acción plagiaria y ademas que los autores aprovechen nuestras investigaciones para su provecho. )

 

(LA CARTA ANTERIOR AL PRESIDENTE TABARÉ VÁZQUEZ FÚE DERIVADA AL MEC DONDE RECIBIÓ NÚMERO DE EXPEDIENTE, PERO AUN ASÍ NO FUÉ TRAMITADO).

http://www.internet.com.uy/charruas/html/mec_difunde_estudios.html

Fuente: http://www.internet.com.uy/charruas/

Foto de Rod Marrero Paller.
Foto de Rod Marrero Paller.
Foto de Rod Marrero Paller.

Hola inchalas, en el 2011 después de mucha lectura de libros antiguos en Suecia encontré, estos restos de nuestros ancestros. La semilla de esta búsqueda me la dio Rodolfo Porley 2006, cuando me contó sobre Carl Edvard Bladh Y Göran Adolf Oxehufvud dos suecos aventureros que cuentan sobre matanzas ordenadas por Rivera. En el libro ke se llama “Mina resor y Montevideo och Buenos Ayres” algo como “Mis viajes en Montevideo y Buenos Aires”. Bladh ke edita su libro en Suecia 1842, le pide a su amigo Oxehufvud ke escriba sobre su encuentro con las tropas de Rivera despues de capturar alos Charrúas en el norte del pais. Y esa parte ya la conocemos muchos, en el futuro pongo una traducción echa por Ana Beltran, al fin en ese libro figuran muchos aventureros suecos, yankees, ingleses, alemanes, suisos, de todo un poco, y todos no solo son aventureros ke tambien soldados y empresarios/mercenarios/masones/espias con visiones de expansión en la nueva region. Bladh cuenta en detalle lo ke entra y sale del puerto de Mdeo, muy pero muy detalladamente. Bueno Bladh recibe en Uruguay al primer Charge d´affaires John Tarras. Tarras no lo dejan entrar a Buenos Aires por problemas de documentación, se va para Montevideo donde inicia su trabajo. El se quedo en la región por 10 años. Suecia es el tercer pais del mundo en reconocer Uruguay como independiente. Tarras se rapta una niña Tehuelche llamada Rufina y se la trae a Suecia Gotemburgo y ahi muere la pista. Bueno me puse a estudiar los personajes en el libro y eso me llevo a los encuentros de los restos Oseos de originarios de America. Anders Retzius un biólogo racial estudio todos los restos en busqueda de la respuesta sobre quien es la raza superior. A Retzuis lo inspiro ver los 4 Charrúas en Francia. En el archivo adonde se encuentran casi 300 cráneos de ancestros de muchos de nosotros y de pueblos arrasados. En a mediados del 1800 La corona sueca mando un grupo de científicos para recorrer toda America, Darwin inspirado tambien, y de ese viaje se saquean tumbas y lugares sagrados. Las fotos ke voy a compartir son unas entre 100ás. Dos veces he estado con los restos y a sido una experiencia profundamente honrante. Porque si yo soy el unico de los Uruguayos en Suecia ke habla sobre esto y no solo hablo tambien rescato informacion ke nos beneficia a todo, y tambien es prueba ke si hay y hubo gente ke vivian en las tierras ke hoy llaman La Republica Oriental del Uruguay.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s