Vecinos correrán dos días hasta Montevideo para su protección


SALEN MAÑANA Y EL LUNES LLEGAN A LA DINAMA

CERRO

Publicado el 7/6/2014 – 1:50

Cerro De Los Burros

Es una historia larga, de 12.000 años antes de Cristo. Hace pocos años los vecinos de la zona y cientos de activistas ecologistas se movilizan para preservar la cima del Cerro de los Burros, de 67 hectáreas. Este sábado se juntan a las 3 de la tarde en la escuela 45 (calle 41) y en la subida Este del cerro (calle 45). Habrá una gran llamada de tambores, culminando con un chocolate en la escuela 45.

Mañana y el lunes corren en posta hasta Montevideo, para entregar a la Dinama la solicitud de área protegida. El domingo salen a las 9 desde la escuela 45, y pasan por Peaje Solís, Cuchilla Alta, Ancap San Luis, a las 12, Floresta, Atlántida, Salinas y llegan al Peaje de Pando a las 15.30. El lunes salen de allí a las 9, pasan por el Costa Urbana, Géant, toman la rambla, pasan por el Molino de Pérez, Rambla del Parque Rodó para llegar a las 13 horas a la Dinama, en Galicia 1133 y Rondeau.

Ya han logrado de las autoridades la declaración de Patrimonio Cultural departamental y luego Nacional. Pero no alcanza. Un remate amenaza con convertir esa rica cima, llena de vida, en un cinco estrellas, tal vez… Como quiso hacer una vez un ex presidente con el Parque Santa Teresa.

Sandra Pérez vive con su familia desde hace 21 años. Conoce, ama y lucha por el lugar al que han ido llegando más familias que viven en la zona baja del cerro. Ella nos cuenta la historia de este lugar y la lucha de quienes lo quieren preservar.

“El Cerro de los Burros, llamado así porque Piria (cuando construyó La Cruz del Pan de Azúcar) soltaba los burros en este lugar y solían verse pastar por aquí. Forma parte de una zona arqueológica de suma importancia ya que se han datado a través del carbono catorce piezas que serían de más de 12 mil años de antigüedad, correspondiente al período Paleo indio.

Era un Taller lítico de relevancia y trabajaban las piedras llamadas riolita (pórfidos) que poseen una consistencia vidriosa y muy adecuada para la elaboración de las herramientas de caza. Es un antiguo cerro cuyo ritmo es el de un anciano sabio, sus piedras brillan aún cuando la luna está en su fase oscura. Muchos hemos llegado de muchos y diferentes lugares atraídos o encantados por esta belleza y consideramos que este sitio, como otros en el planeta es sagrado. Sagrado por lo que guarda, por su memoria, oyendau en lengua chaná significa Memoria de la Piedra que sería la memoria más antigua de la Tierra.

Hemos intentado acoplarnos al ritmo sereno del monte nativo, al viento frío del suroeste, a observar cada ave, cada árbol, cada guazuvirá que con generosidad se muestra. Nosotros y tantas otras familias hemos criado y seguimos criando a nuestros hijos e hijas aquí porque nos brinda protección, amparo y hemos creado una conciencia de respeto hacia todo lo que integra este sitio.

El tono es el respeto por la diversidad y la riqueza que guarda para el tiempo presente y para las futuras generaciones el lugar, la zona. Así algunos utilizan energía solar, otros plantan orgánico y cuidan semillas nativas, se realiza apicultura orgánica, se usa la medicina del monte para la elaboración de cremas, tinturas, cosmética, etc. Comenzamos a trabajar por el año 2000 cuando a iniciativa de Nelson Caula se forma el grupo Betel Betete cuyo cometido era proteger las sierras del lugar, el Cerro Pan de Azúcar, el Cerro de los Burros, el Cerro Betete. Finalmente se enfocó en la protección del Cerro de los Burros por su riqueza histórica y arqueológica.

En ese tiempo se declaró al cerro de Interés Departamental, todo un logro, se ingresaron expedientes en Dinama para proteger su flora y su fauna; se hicieron reuniones con Ordenamiento Territorial y Patrimonio Departamental, etc. Los vecinos elaboramos carteles protegiendo o animando a que todos disfrutaran del lugar sin dañarlo, siempre atentos a conversar con los que llegaban a construir explicándoles la riqueza del monte y los corredores biológicos.

Trabajamos mucho en el marco de la escuela 45, cuyo equipo docente siempre abrió las puertas para talleres, charlas, caminatas, limpieza del lugar apoyando la tarea educativa y de hacer visible tanta riqueza. El cerro ya formaba parte de las historias de las familias de Playa Verde y Playa Hermosa, es nuestro paseo público por excelencia, esto estaba y está instalado en la conciencia de todos. Con respeto y creatividad y la ayuda de los medios locales y nacionales fuimos caminando hacia la Declaración de Patrimonio Departamental en junio de 2013.

Festejamos en agosto y a los pocos días tuvimos la noticia del remate, que no tuvo oferentes. Luego salió la Declaración de Patrimonio Histórico y Cultural de la Nación que protege los 2 padrones de la cima, 67 hectáreas aproximadamente. Hay que seguir porque no se protegen los corredores biológicos, la biodiversidad y además un nuevo remate amenaza otra vez. El remate se hizo pero nadie ofertó.

Por eso haremos una llamada con el ancestral tambor para que siga y se amplíe la protección!! Llamaremos con respeto, creatividad y fuerza de todos los que creemos que es posible un desarrollo sustentable y en equilibrio del ser humano; el domingo y el lunes volveremos a correr para entregar el expediente en el SNAP. Y cada corredor y sus familias entregarán su transpiración, el golpeteo de sus pies sobre la Madre Tierra que aceptará la donación elevando nuestro pedido, nuestra intención de preservar este antiguo sitio para las generaciones futuras”.

 

http://www.republica.com.uy/cerro-de-los-burros/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s