Sitio arqueológico de 11.000 años se pone a la venta nuevamente


PLAYA HERMOSA

En Playa Hermosa vivieron los primeros pobladores de América

Cerro de los Burros, monumento histórico, será rematado

El miércoles 28 se intentará de nuevo rematar dos padrones: el 1.287 y el 1.463, los mismos que en junio de 2013 fueron declarados patrimonio departamental por la Intendencia de Maldonado y cuya venta se pretendió ejecutar en octubre y fue necesaria la intervención judicial para ordenar su suspensión. Son los mismos que el 24 de abril de 2014 fueron declarados como monumento histórico nacional.

El director general de la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación, Alberto Quintela, explicó a El Observador que la nueva clasificación no inhabilita la comercialización de ningún bien pero sí establece ciertas condiciones para su uso.

Sitio privilegiado
La subasta será por el 40% indiviso –sin fraccionamiento– de 59 hectáreas por cuenta y orden de la Corporación de Protección del Ahorro Bancario como administrador del liquidado Banco La Caja Obrera. Originalmente eran propiedad del banco San José. El 60% restante corresponde a una sociedad anónima desconocida por los vecinos que abogan por su revalorización educativa y científica. “No sabemos quién se esconde detrás de eso”, señaló Daniel Ullman, vocero de la Comisión de Vecinos del Cerro de los Burros.

El rematador Silvio Rienzi explicó a El Observador que, al tratarse de un terreno indiviso, el comprador debe contar, además, con la aprobación del propietario de los padrones circundantes para su uso. “Todo lo que se haga es en yunta. El interesado podría ser el que tiene el 60%”, apuntó.

Esta vez, los vecinos no intentarán detener el remate, dado que se cuenta con la protección que supone la declaración de monumento histórico. “La buena noticia es que ya no es un buen negocio”, dijo Ullman. La apreciación no solo se refiere a que se interponen varias restricciones a su uso, sino que se trata de una “subasta a la baja” para facilitar su venta.

La base es de US$ 220 mil –como se había dispuesto el año pasado– pero ahora se bajará el precio si no hay ofertas. El martillero deberá disminuir en US$ 10 mil hasta que se establezca un mínimo. Si hay un comprador, éste deberá pagar el 30% de la oferta en el momento y el saldo en los siguientes 30 días. Si compra “al alza”, se le concede 180 días.

Este procedimiento es tan excepcional que Rienzi solo recuerda la subasta de Pluna. “Ha llamado gente pero no manifiesta los fines. Ha llamado, por ejemplo, un arquitecto que después dijo que (ese tipo de terreno) no le servía. Es algo muy puntual. Puede ser un buen negocio para los propios vecinos. Lo peor es que sea tierra de nadie”, expresó el rematador. No obstante, la Comisión de Vecinos no puede asumir ese costo, por lo que se prefiere que un ente público sea el comprador para que convierta al Cerro de los Burros en un parque. “Si es un privado, difícilmente lo quiera proteger”, relató Ullman. 

Dado el valor arqueológico y natural del terreno, Quintela aclaró que, si se llegase a diseñar un proyecto de carácter inmobiliario, “no debería ser de corte tradicional” y que la declaración de monumento histórico oficia como un “llamado de atención fuerte” para que la Intendencia de Maldonado o el Poder Ejecutivo adopte medidas de ordenamiento territorial y promueva un plan de gestión para toda el área. “El cerro es solo el corazón”, recordó. Los vestigios de hasta con 11 mil años de antigüedad están esparcidos por todo el valle del arroyo Tarariras.

La cima y el arroyo son, justamente, las zonas “más vulnerables”, según la arqueóloga Laura Brum. Su colega, Andrés Florines, recomendó que el Cerro de los Burros sea preservado como lo es la localidad rupestre de Chamangá (Flores) que ingresó al Sistema Nacional de Áreas Protegidas en 2010.

El riesgo que corre el Cerro de los Burros es que le suceda lo mismo que a la pequeña loma que tiene a su lado. Allí se construyó una mansión “hollywoodense” en la cima por la que se arrasó todo el monte nativo; una tendencia que empezó a darse en las sierras de Maldonado en los últimos años. El paisaje agreste fue suplantado por césped y palmeras de Castilla –importadas de España–, se crearon espejos de agua con gansos y cisnes y se llevaron otros animales foráneos como llamas. 

 

Paisaje rico en historia

 

Puntas de “cola de pescado” son el vestigio mejor conservado del pasado de Playa Hermosa. Los proyectiles provienen de la roca violácea llamada riolita que conforma la cima del Cerro de los Burros. En la cima y en la falda hay evidencia de ocupaciones humanas del período paleoamericano: más de 11 mil años de antigüedad. No se trata de los primeros habitantes de Uruguay, sino del continente: unos cazadores súper especializados. Y en ese tiempo todo se ha conservado en un paisaje agreste con fauna y flora exclusivas de la zona. 

http://www.elobservador.com.uy/noticia/279289/sitio-arqueologico-de-11000-anos-se-pone-a-la-venta-nuevamente/

CERRO DE LOS BURROS

Rematan sitio arqueológico de más de 12 mil años de antigüedad

En Playa Hermosa vivieron los primeros pobladores de América

http://www.elobservador.com.uy/noticia/263072/rematan-sitio-arqueologico-de-mas-de-12-000-anos-de-antigedad/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s