Nomenclátor de Montevideo considera salvajes a los charrúas y justifica su exterminio.


Los que le pusieron esa explicación al nombre de la calle Charrúas fueron los historiadores Alfredo Castellanos y Antonio Mena Segarra entre 1978 y 1991. Son unos racistas HDP!!!! La Intendencia de Montevideo no puede seguir reproduciendo estos conceptos racistas y menos si es que la intendenta es o dice ser cuando le conviene descendiente de indígenas, incluso de un cacique charrua…

Crudo

Participantes del debate “Entre la Academia y el Consejo de la Nación Charrúa” en Facultad de Humanidades./ Foto: Nicolás Celaya (archivo, octubre de 2013)
Participantes del debate “Entre la Academia y el Consejo de la Nación Charrúa” en Facultad de Humanidades./ Foto: Nicolás Celaya (archivo, octubre de 2013)

Nomenclátor de Montevideo considera salvajes a los charrúas y justifica su exterminio.

 

“Nación indígena de nuestro país que al momento de la conquista española ocupaba la región central de la Banda Oriental, replegándose paulatinamente hacia el norte del Río Negro. Pueblo en el más crudo estado de salvajismo, esencialmente nómade, no tuvo otra ocupación que la guerra y el pillaje”. Así comenzaba la descripción del origen del nombre de la calle Charrúa que figura en el Nomenclátor de Montevideo y que podía leerse hasta ayer en la parada de ómnibus Nº 4494, ubicada en Jackson entre Canelones y Charrúa, en Montevideo. Continúa: “Valiente hasta la ferocidad, fue una de las naciones de América precolombina que resistió más a la conquista española. Imposible su reducción por medios pacíficos, fue necesario llevar contra ellos una guerra de exterminio”. Guerra que según el Nomenclátor de Montevideo “prosiguió incluso hasta los albores de nuestra independencia política”.

Según la Intendencia de Montevideo (IM), la nomenclatura fue publicada por primera vez en 1962. Hubo distintas ediciones. La cuarta fue elaborada por el profesor de historia Alfredo Castellanos y recopila información de 1978 a 1991. Esta última es la que está vigente. Fue actualizada por el profesor de historia Antonio Mena Segarra, quien falleció en 2009.

Al ser consultada por la diaria, Mónica Michelena, delegada del Consejo de la Nación Charrúa (Conacha), dijo que desconoce ese fragmento del Nomenclátor; sin embargo, reconoció errores geográficos e históricos. “Debería decir, en vez de ‘país’, ‘región que ocupa lo que hoy son los territorios de Uruguay, parte de Argentina y de Brasil”, comentó en relación al texto. Asimismo, explicó que en ese momento histórico los indígenas no ocupaban la región central sino la sur-suroeste, puesto que se los encontraba en lo que hoy sería Maldonado, Montevideo, Colonia y Soriano, y se extendían hacia lo que ahora es Buenos Aires. Sí estuvo de acuerdo con que luego fueron “replegándose” hacia el norte del Río Negro.

Sobre la consideración de que se trataba de un “pueblo en el más crudo estado de salvajismo”, sostuvo que es un “desfasaje a nivel antropológico”, ya que la disciplina en la actualidad considera “al otro” y la “riqueza que da la diversidad”. Opinó que la expresión “no tuvo otra ocupación que la guerra y el pillaje” también es “falaz”, porque “si estuvieron en guerra fue por necesidad, y si alguna vez asaltaron las estancias fue porque para ellos el concepto de propiedad de la tierra no existía”. Finalmente, criticó que la cita hable en pasado. “No hubo un extermino; un genocidio no implica un exterminio. Hubo 300 o más sobrevivientes de Salsipuedes”, indicó.

Legado

El antropólogo José López Mazz, coautor del libro Minuanos, catalogó la cita como “totalmente incoherente” y remarcó que parte de prejuicios. Opinó que se menciona el “nomadismo como sinónimo de arcaísmo social”, cuando “es una forma de producción”.

Sostuvo que varios son los legados que nos dejaron los indígenas, aunque no seamos conscientes de ello. Mencionó que en el interior se suele mirar el cielo al atardecer para saber cómo va a estar el tiempo al día siguiente. “Esa climatología es producto de generaciones y generaciones de observar el cielo. No creo que hayan sido ni los andaluces ni los vascos quienes trajeron esa manera de leer el cielo”, reflexionó. También indicó que hay un manejo de plantas y yuyos que viene de la tradición indígena y contó que, por ejemplo, en Tacuarembó hay madres que presentan a los niños recién nacidos a la primera luna llena.

Consultado sobre qué valores deberían resaltarse en una nueva nomenclatura, aseguró que debe existir un equilibrio, puesto que hay “todo tipo de literatura”, incluso la que los “sobrevalora”. Aseguró que “hay que tener una idea más antropológica: no podés analizar una cultura desde otra”.

Conacha solicitará a la IM que se modifique el Nomenclátor. Técnicos de la Unidad Ejecutiva del Plan de Movilidad son responsables de lo que se publica en los espacios de las paradas de ómnibus. Desde allí se adelantó que se revisará qué pasó, y en caso de que la definición venga del pasado se solicitará que se modifique.

http://ladiaria.com.uy/articulo/2014/3/crudo/

Anuncios

Una respuesta a “Nomenclátor de Montevideo considera salvajes a los charrúas y justifica su exterminio.

  1. Pingback: Uruguay: Nomenclátor de Montevideo considera salvajes a los charrúas y justifica su exterminio. | Red Latina sin fronteras·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s