El Relator Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, solicita información y comentarios.


El Relator Especial, de acuerdo a su mandato, está realizando un estudio sobre las industrias extractivas y energía en territorios indígenas o en sus cercanías,para analizar sus impactos sobre los pueblos indígenas y los problemas de derechos humanos que han generado, y para identificar buenas prácticas que superan estas problemas. El informe final sobre el estudio, que será presentado al Consejo de Derechos Humanos en el año 2013, incluirá una exposición los principios de derechos humanos aplicables y una serie de recomendaciones.

Se solicita la entrega de información y comentarios antes del 1 de abril de 2013.
El Relator Especial le invita a participar en este estudio a través de los siguientes links:
“Catastro y mapeo de casos: Industrias extractivas en territorios indígenas”
Como parte de su estudio, el Relator Especial solicita información sobre proyectos de industrias extractivas y de generación de energía en o cerca de territorios indígenas.
Aquí usted puede entregar información sobre casos de industrias extractivas y energía, y encontrar información sobre casos ya ingresados.
Ingrese Aquí
“Foros: Pueblos indígenas e industrias extractivas”

Aquí Ud. puede participar en seminarios y foros electrónicos para aportar al estudio sobre industrias extractivas.

Ingrese Aquí

http://www.cinu.mx/noticias/mundial/el-relator-especial-sobre-los-/

Municipio de Atlantida rechaza los transgenicos, los monucultivos y agrotoxicos.

Quinta Sesión Ordinaria del Municipio de Atlántida

 

El Municipio Atlántida Declara:

a) Hacer público su rechazo a los cultivos transgénicos, a la introducción de semillas manipuladas genéticamente, al monocultivo intensivo, a la utilización de herbicidas y pesticidas propios del método de producción.

b) Hacer publica su preocupación ante la contaminación de reservorios de agua, especialmente la Laguna del Cisne, proveedora de agua potable a los habitantes de este Municipio.

c) Instar al Gobierno Departamental en sus órganos ejecutivo y legislativo a la elaboración de una normativa especifica aplicable a todo el Departamento de Canelones, que impida la siembra, producción, transformación y comercialización de productos agrícolas modificados genéticamente.

d) Introducir el debate en el ámbito institucional municipal, convocando a organizaciones y expertos en la materia, entre otras acciones.

e) Promover, concientizar e impulsar una agricultura municipal atlantidense que contenga estrategias agrícolas sostenibles, evitando el cultivo de transgénicos.

Comuníquese la Declaración Municipal a la ciudadanía, a la Junta Departamental de Canelones, al Intendente Departamental Dr. Marcos Carambula, al Ministerio de Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

En Referencia a: Declaración Municipal 
Autoría: Concejal Gustavo González 

Los transgénicos u Organismos Genéticamente Manipulados (OGM) son organismos nuevos que no existen en la naturaleza, creados artificialmente en un laboratorio, mediante la alteración de la información genética contenida en el ADN de las células de diversas especies vegetales o animales.

El desarrollo de una agricultura de cultivos transgénicos es perjudicial debido a sus métodos de producción, que implican uso intensivo de agrotóxicos. Además, es incompatible con el desarrollo de pequeños y medianos emprendimientos rurales que caracterizan a una zona del Municipio Atlántida.

El paquete tecnológico que implica este modelo agrícola es dependiente de uso intensivo de herbicidas (principalmente glifosato y también Atrazina) y pesticidas (Endosulfan y Cipermetrina, entre otros) de alto impacto negativo en el ambiente terrestre y acuático, al lavarse mediante la escorrentía y terminar en ríos arroyos cañadas y reservorios de la cuenca.

El glifosato es usado en los cultivos de soja transgénica y hay solicitudes de liberación de cultivos de maíz transgénico tolerantes a este herbicida. Se trata de un potente herbicida aminofosfórico potencialmente contaminante de agua subterránea, bioacumulable en peces y que en altas concentraciones puede ser mortal (1). Recientemente se publicó un trabajo que muestra el efecto nocivo de este herbicida sobre el desarrollo embrionario de los vertebrados (Paganelli et al. 2010) Asimismo la Atrazina se está utilizando cada vez más en nuestro país y ha sido demostrado recientemente que es un fuerte disruptor endocrino, con efectos fuertemente negativos en la reproducción de peces (2).

Por su parte, el Endosulfán es un insecticida organoclorado, disruptor endócrino, altamente tóxico, cuyos residuos en alimentos y agua poseen riesgos inaceptables para la salud humana, persistente en el ambiente por más de seis años y prohibida en más de 50 países). La cipermetrina es un insecticida piretroide extremadamente tóxico para peces y abejas, disruptor endócrino y con potencial moderado de bioacumulación. Recientemente se encontraron elevados niveles de estos herbicidas y pesticidas en peces hallados muertos en cuencas sojeras, a lo cual se le atribuye su mortandad. (3).

La consecuencia inevitable del modelo, es la contaminación de Cursos de agua (elemento probatorio de ello en la muerte de peces) en afluentes de arroyo Solis Chico y Laguna del Cisne, reservorios de agua destinados a riego. A tener en cuenta que Laguna del Cisne provee de agua potable a gran parte de la población de la costa de oro, incluido nuestro Municipio.

La continuidad de un modelo de producción con estas características, arriesga incluso la soberanía alimentaria, ya que las semillas son patentadas por los conjuntos económicos y no es posible reproducirlas sin atentar contra los derechos de dichas empresas. La contaminación genética por cruzamiento con variedades locales atenta contra la biodiversidad existente en nuestro país y la soberanía alimentaria.

También corresponde destacar que la concentración de grandes extensiones de tierra en pocos productores y aplicación de monocultivo afecta la figura del productor mediano y pequeño directamente, pues crea escenarios de despoblamiento del área rural, desplazando otras actividades como la ganadería, la lechería, apicultura y producción de alimentos en general. Además, la creación de puestos de trabajo por unidad de hectárea es muy baja en relación a estas otras actividades mencionadas previamente. Deriva así un aspecto social, implicancia de modelo de monocultivos, pues todos los problemas que suceden al desplazar al mediano y pequeño productor hacia los suburbios los asume directamente el estado. 

Este es un modelo de monocultivo intensivo, que degrada altamente las tierras, no compatible, con otras producciones agroecológicas sustentables. A modo de ejemplo citamos que las fumigaciones necesarias en este modelo productivo, matan a las abejas, no permitiendo el desarrollo de actividades de apicultura (actividad con gran importancia en el departamento) (4) en muchos kilómetros a la redonda.

Por otra parte, existen consecuencias perjudiciales sobre la salud. No menos importante es el hecho de que desde el punto de vista sanitario se detectan riesgos como: a) intoxicación por fumigaciones; b) muerte de animales por intoxicación (detectados en la zona, aves de corral, mascotas liebres, apereás, y aves silvestres, con la consecuente pérdida de biodiversidad); c) Problema vinculado a la alimentación: el uso de transgénicos en la alimentación humana, podría tener consecuencias nocivas para la salud.

Pensar que el cultivo de transgénicos puede ser beneficioso para nuestro Municipio como generador de divisas que resuelvan la creación de empleo implicaría una visión parcial y simplista. No es justo invisibilizar los fuertes impactos sociales y ambientales y las consecuencias nocivas en la salud de nuestros habitantes. 

Aspirar a que el Municipio Atlántida sea una zona libre de transgénicos, es asumir el compromiso con nuestra tierra, con las futuras generaciones y con el desarrollo sostenible de nuestra comunidad.

Ese camino resulta largo y empinado, cuando hay intereses económicos concentrados en el agro negocio. El Municipio de Atlántida debe fortalecerse con conocimiento y experiencia acumulada por parte de las organizaciones de la sociedad civil nacional y extranjera que investigan y monitorean cultivos transgénicos. Institucionalmente corresponderá que sean recibidas por la Comisión Asesora Permanente en lo Productivo.

Esa experiencia habrá de reflejarse en la adopción de políticas públicas municipales fortalecidas, que logren pensar en un marco regulatorio de bioseguridad, contemplando a nuestra tierra y su gente, mas allá de la inmediatez.

En virtud de lo expuesto, solicito al Concejo Municipal la siguiente declaración:

El Municipio Atlántida Declara:

a) Hacer público su rechazo a los cultivos transgénicos, a la introducción de semillas manipuladas genéticamente, al monocultivo intensivo, a la utilización de herbicidas y pesticidas propios del método de producción.

b) Hacer publica su preocupación ante la contaminación de reservorios de agua, especialmente la Laguna del Cisne, proveedora de agua potable a los habitantes de este Municipio.

c) Instar al Gobierno Departamental en sus órganos ejecutivo y legislativo a la elaboración de una normativa especifica aplicable a todo el Departamento de Canelones, que impida la siembra, producción, transformación y comercialización de productos agrícolas modificados genéticamente.

d) Introducir el debate en el ámbito institucional municipal, convocando a organizaciones y expertos en la materia, entre otras acciones.

e) Promover, concientizar e impulsar una agricultura municipal atlantidense que contenga estrategias agrícolas sostenibles, evitando el cultivo de transgénicos.

Comuníquese la Declaración Municipal a la ciudadanía, a la Junta Departamental de Canelones, al Intendente Departamental Dr. Marcos Carambula, al Ministerio de Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Referencias
(1)Relyea, Rick A. 2005. The Impact Of Insecticides And Herbicides On The Biodiversity And Productivity Of Aquatic Communities. Ecological Applications. 15:618—627 disponible en http://www.esajournals.org/doi/abs/10.1890/03-5342
(2) The Herbicide Atrazine Activates Endocrine Gene Networks via Non-Steroidal NR5A Nuclear Receptors in Fish and Mammalian Cells – Miyuki Suzawa, Holly A. Ingraham
Disponible en: http://www.plosone.org/article/info:doi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0002117
(3) 13/08/2010 Biodiversidad en riesgo – la diaria disponible en http://www.ladiaria.com.uy/Biodiversidad en riesgo/
(4) Informe Ambiental GEO 
Pagannelli A, Gnazzo V, Acosta H, López S, Carrasco A, 2010. Glyphosate-Based herbicides produce teratogenic effects on vertebrates by impairing retinoica acid signaling. Chem. Res. Toxicol. Publicado en la web, 9 de agosto 2010l

Fuente: http://www.diariotiempo.com.uy/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s