Valentin Sayhueque, símbolo de valentía


Por

Crónicas de la Tierra sin Mal

Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios…

 Cacique Sayhueque

MIÉRCOLES, 6 DE FEBRERO DE 2013

En defensa de los pueblos originarios, frente a la conquista del winka, Valentín Sayhueque es recordado como un símbolo de la valentía de su raza.
Conocido como el último ‘cacique manzanero’ y único jerarca de la gente del sur, habitó junto a sus tribus, la provincia de Neuquén y el norte de Río Negro a mediados del Siglo XIX.
Sayhueque tuvo una visión estratégica y política cuando aparece el ‘hombre blanco’ en sus tierras para quedarse, en la denominada Campaña del Desierto. 

El cacique intentó convivir con los blancos pero las intenciones no van siempre de la mano de la realidad y terminó siendo su rival.
A pesar de querer negociar con los españoles, él y su gente, no sólo fueron despojados de sus tierras, sino que fueron humillados para terminar en Chubut.
Nació, aproximadamente en 1830 cuando Juan Manuel de Rosas ya presentaba su proyecto de lucha contra los aborígenes. El proyecto de Rosas era avanzar hacia el río Colorado e ingresar al Río Negro para dominar al pueblo Mapuche.
El cacique nace en libertad, pero en una época en que los conquistadores que gobernaban, no querían la integración de los originarios sino su exterminio, en nombre del avance de la frontera y la civilización.
 
Lonco Valentin Sahueque. Foto: cardon.com.ar
En su juventud Sayhueque dominó sus tierras y comenzó a afianzar su poder donde todos reconocían su autoridad.
Cuentan que lo visitaron personajes importantes como el Perito Pancracio Moreno. Le brindaron comprensión y respeto, pero a la vez llevaron al mundo del hombre blanco la visión de esa tierra de maravillosa. Transmitieron la enorme belleza del sur y marcaron sus caminos. Esta importante información despertó el interés de comerciantes, terratenientes, etc.
Hasta poco antes de la ‘Campaña de Nahuel Huapi’ en 1881, la población del país era de unas 30.000 personas. Cuando se produjo el inesperado ataque comandado por el coronel Conrado Villegas, el cacique, que no había creído que pudiese ser atacado por el ejército argentino (de quien se consideraba aliado), tuvo que a huir al sur con los demás caciques, abandonando sus tierras.
Sayhueque, quien había resistido con su gente durante varios años por el sur de Río Negro y Chubut, cansados por combates, hambre y frío, terminaron entregándose en 1885 en Junín de los Andes con 700 guerreros y 2.500 de mujeres y niños. 
Llevados a pie hasta Carmen de Patagones, fueron embarcados hacia Buenos Aires donde los caciques quedaron detenidos. Los hombres jóvenes fueron enviados a servir en la marina de guerra. Las mujeres y los niños, fueron entregados a familias ‘de bien’, destinados para servir, ellas o para ser criados, ellos.
Con las comunidades indígenas desintegradas, sus territorios fueron automáticamente ocupados por nuevos propietarios, los blancos.
Según cuentan, antes de la ‘Conquista del desierto’ sustrajeron más de 34 millones de hectáreas, donde 24 personas recibieron parcelas superiores a las 200 mil hectáreas.
Sayhueque llevado a Buenos Aires pasó a ser, junto a su gente, un objeto de observación. Los diarios de la época lo fotografiaron, lo entrevistaron y lo vistieron de compadrito.
Pero él sólo pedía tierras para su gente. Un lugar para vivir en paz, un lugar para la dignidad. 
Sayhueque 2

Reciente bautismo de calle en Sierra Grande con el nombre de Lonco Valentín Sayhueque

El 1 de abril lo embarcaron hacia el sur, quedando en Buenos Aires, presos, los capitanes fieles, su hijo y el resto de su familia.
Lo llevaron a Chichinales, donde estaba parte de su gente y donde esperó las tierras prometidas, pero así, pasaron más de diez años.
En 1896 a Sayhueque y a su gente le entregaron las tierras asignadas, pero no eran más que las lomas de unas sierras pedregosas, en Chubut, lejos de sus ríos y sus verdes valles. Y cuando se establecieron en las tierras, ya la vida del cacique se apagaba.
Murió el 8 de septiembre de 1903 luego de un ataque al corazón durante una ceremonia ritual en Chubut.
Por: Pridebailo Brenda
Fuente: revistasavio.blogspot.com.ar

http://cronicasinmal.blogspot.com/2013/02/valentin-sayhueque-simbolo-de-valentia.html?spref=fb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s