Corduá, El Niño Legendario.


Corduá

115 cuerno

Extraoficialmente, el primer terrorista del Estado Oriental, se llamó Corduá, un niño Charrúa de más o menos once años de edad; causante de la única muerte en combate, que reconoció el ejército como baja propia, tras la matanza de Salsipuedes.Fue considerado tan peligroso, que una vez en Montevideo, se lo aisló del resto de sus inchalá, en un calabozo solitario, donde terminó contrayendo tuberculosis.

I

Duerme, duerme Corduá,

que mamá te arrulla con cariño;

gran heredero de Abayubá,

tú, hombre con cuerpo de niño.

II

Naciste tras la derrota

de Artigas y su ideario;

no habrá paz se nota,

para tu pueblo milenario

III

Duerme, duerme inchalá,

la fiebre crece con temblores,

solito aquí y tu tribu allá,

para que no se les peguen tus valores.

IV

Creciste corriendo la pradera,

te enseñaron el uso del tinú;

y de la lanza en gran manera,

aprendiendo a cazar, oipik bilú.

V

Duerme corduá y sueña,

que los criollos no han de perdonar.

Ya de ti la tisis es dueña,

y se oyen caracolas sonar.

VI

Trazaron en una mar Guidaí,

un círculo a tu alrededor,

“pasarás la noche sin salir de ahí.”

Y las sombras enfrentaste con valor.

VII

Duerme héroe y recuerda,

aunque muy débil no entiendas,

que lo hecho concuerda,

con un genocidio sin enmienda.

VIII

Venado libre te dio un jual,

en eso mostraste tu destreza,

de jinete sin igual,

llenando la pradera de proeza.

IX

Diabum, diabum Corduá,

en ese calabozo oscuro,

encerrado como una mautiblá;

gurí de corazón tan puro.

X

El codí hizo un llamado,

a orillas del Salsipuedes;

allá fue un pueblo aliado

y hoy es una historia que duele.

XI

Duerme héroe del potrero,

que aunque la muerte te sobe,

el ejército y su derrotero,

no perdonará la baja “del Obes”

XII

Ya no queda esperanza,

la masacre es un hecho,

recogiste una lanza

y la clavaste en su pecho.

XIII

Diabum, diabum Cordúa

que llega el sueño ancestral;

tu espíritu libre como berá,

cruza la pradera en tu jual.

Daniel Marzoratti.

Nota: Inchala muy bueno aunque suena raro el termino “terrorista” si hablamos de un charrua…
El termino terrorista es actual,nuestro héroe Cordúa mata al hijo del presidente en ejercicio en ese momento; ¿cómo te creés que lo hubieran declarado en la actualidad? Ya en ese momento lo separaron del resto de su pueblo, incluso de los guerreros. La definición no es mía, sino se trata del trato que le dio el ejército. Te doy como ejemplo lo que pasa en Chile, los comuneros Mapuches están presos por terroristas, ¿cuál es la diferencia con nuestro héroe? ¿Acaso no es la misma causa?Mi intento fue reflejar porque el estado lo deja morir de tuberculosis sin compasión, y eso se debe a que para ellos se trataba de un terrorista, aunque en aquella época se les decía “salvaje”.Todo esto es interpretativo, solo te lo explico porque te considero uno de mis grandes inchalá y paradójicamente uno de los pocos que todavía no conozco personalmente.
Del libro “Bernabe, Bernabe”:

abiano lo vio morir: fue una de las muertes mas extrañas que yo haya presenciado y en mi vida he visto unas cuantas.

Estaba a unos 20 metros del teniente Obes, encendiendo un fogón. No miraba a Obes, ni al sauzal al que este se había acercado. De pronto sintió un silbido y no de savia ¿no seria un Charrua bombeando?

El instinto le hizo alzar la mirada y vio una lanza que, todavía muy alta pero tirada con gran precisión venia cayendo sobre el desprevenido cuello del teniente. El cuerpo hizo un ruido seco al caer sobre la arena. La lanza lo sostuvo, solo toco el suelo de la cintura para abajo y, enseguida, como un ahorcado, doblo la cabeza, estiro el brazo derecho hacia arriba y ese envión lo hizo caer, todo entero casi boca abajo. La cara se mantuvo en el aire; abrió la boca y soltó, como si vomitase, varias bocanadas de sangre.

Las indias y sus hijos festejaron con una aclamación de desesperado júbilo. Nunca supieron que el muchacho se había acercado a protegerlos.

Otros, a diferencia de Gabiano habían visto el punto exacto del monte desde el cual había aflorado la lanza y corrieron hacia allí sin preocuparse del teniente, a quien dieron por muerto. Al rato regresaron tres soldados arrastrando a un indiecito de diez años, quien aun se defendía como un león., pateando y mordiendo. Quien sabe por que, si porque era un niño o por respeto a su bravura, se le perdono la vida.

-¡Se llamaba o le pusieron Cordua! Por ser el matador del joven Obes, fue por unos días la atracción de Montevideo. Todos lo querían ver en su celda del Cuartel de Dragones. Por su peligrosidad, no fue dado a ninguna familia. O casualidad murió enseguida, de unos vómitos y unos cólicos. No descarto que alguien haya mandado a envenenarlo.- Era tan chiquito…-pensó para si Gabiano-que todavía no puedo creer que haya sido capaz de arrojar la lanza con tanta fuerza y puntería…

Anuncios

4 Respuestas a “Corduá, El Niño Legendario.

  1. bando de asesinos ,el nombre de esos deven desaparecer del uruguay ,de las calles ,de las ciudades,es vergonsoso para um pais que qiere construir un futuro mejor,es como una enfermedad ,hay que estirparla

  2. ese frutuoso rivera nao pasava de un asesino ,como todos los otros que estavan con el ,queria saber nombre por nombre de esos genocidas,tendrian como mandar y publicar si posible en cadena nacional desde ya gracias

  3. abiano lo vio morir: fue una de las muertes mas extrañas que yo haya presenciado y en mi vida he visto unas cuantas.

    Estaba a unos 20 metros del teniente Obes, encendiendo un fogón. No miraba a Obes, ni al sauzal al que este se había acercado. De pronto sintió un silbido y no de savia ¿no seria un Charrua bombeando?

    El instinto le hizo alzar la mirada y vio una lanza que, todavía muy alta pero tirada con gran precisión venia cayendo sobre el desprevenido cuello del teniente. El cuerpo hizo un ruido seco al caer sobre la arena. La lanza lo sostuvo, solo toco el suelo de la cintura para abajo y, enseguida, como un ahorcado, doblo la cabeza, estiro el brazo derecho hacia arriba y ese envión lo hizo caer, todo entero casi boca abajo. La cara se mantuvo en el aire; abrió la boca y soltó, como si vomitase, varias bocanadas de sangre.

    Las indias y sus hijos festejaron con una aclamación de desesperado júbilo. Nunca supieron que el muchacho se había acercado a protegerlos.

    Otros, a diferencia de Gabiano habían visto el punto exacto del monte desde el cual había aflorado la lanza y corrieron hacia allí sin preocuparse del teniente, a quien dieron por muerto. Al rato regresaron tres soldados arrastrando a un indiecito de diez años, quien aun se defendía como un león., pateando y mordiendo. Quien sabe por que, si porque era un niño o por respeto a su bravura, se le perdono la vida.

    -¡Se llamaba o le pusieron Cordua! Por ser el matador del joven Obes, fue por unos días la atracción de Montevideo. Todos lo querían ver en su celda del Cuartel de Dragones. Por su peligrosidad, no fue dado a ninguna familia. O casualidad murió enseguida, de unos vómitos y unos cólicos. No descarto que alguien haya mandado a envenenarlo.- Era tan chiquito…-pensó para si Gabiano-que todavía no puedo creer que haya sido capaz de arrojar la lanza con tanta fuerza y puntería…

  4. Solo dolor y muerte recibio y recibe America de Europa, y para terminar con nuestra pradera y vida ,tenemos eucaliptos ,pinos ,soja,canola,y arrancar los intestinos de nuestra Madre Tierra. ¡¡solo dolor y muerte!! ¡¡¡solo dolor y muerte!!encuentra America de Europa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s