Distinguen a Uruguay por proteger la capa de ozono


Y el Bromuro de Metilo ¿Hasta cuándo seguirá en uso?

El domingo 16 de septiembre se conmemoró el Día Internacional para la protección de la capa de ozono. En el 1987 se firmó el Protocolo de Montreal, acuerdo multilateral sobre las medidas específicas que deben tomarse a fin de proteger, la capa de ozono, capa que bloquea la trayectoria de los rayos ultravioleta (UV), impidiéndoles la llegada a la superficie de la Tierra.

Uruguay ha obtenido recientemente un reconocimiento internacional de parte del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), por haber tomado medidas con el objetivo de proteger la capa de ozono.

En este contexto, es importante resaltar que si bien el país ha sido reconocido por el PNUMA por la eliminación de sustancias que agotan la capa de ozono, aun después de 25 años continúa con el uso de Bromuro de Metilo, gas licuado desinfectante del suelo, utilizado en almácigos, tabaco, suelos de invernáculo, granos almacenados, locales de almacenamiento y, contra hongos, malezas y nematodos.

Daños para el medio ambiente y la salud humana

Alrededor del 80% del bromuro de metilo aplicado al suelo pasa a la atmósfera y en la estratosfera contribuye a la destrucción de la capa de ozono.

Además de su impacto sobre la capa de ozono, el bromuro de metilo es tóxico para los seres humanos, tiene un impacto directo sobre la salud humana, es un gas inodoro, incoloro y sin sabor, que resulta imposible de detectar cuando se inhala a no ser que se encuentre mezclado con cloropicrina, líquido incoloro aceitoso, con un penetrante olor acre que causa lagrimeo, que actúa como un agente “alarma”.

Es un gas altamente tóxico que, si resulta inhalado o absorbido por la piel, puede causar una variedad de problemas respiratorios desde dolor de pecho, dificultad para respirar y hasta congestión pulmonar.

Después de un corto tiempo de exposición provoca problemas neurológicos: dolores de cabeza, pérdida de la capacidad de respiración, temblores musculares y visión borrosa. La exposición a altos niveles de bromuro de metilo puede conducir a la muerte, horas y aún días después de ocurrida dicha exposición.

Existe evidencia de daños al sistema nervioso central, a los pulmones, los ojos, los riñones, y la piel. Se estiman en riesgo directo no solamente los trabajadores en los campos, sino también las personas que viven cerca de ellos y los niños en escuelas cercanas a los cultivos, silos y bodegas portuarios.

Por otro lado, el bromuro de metilo produce una disminución en la biodiversidad de los suelos; su uso en viveros de frutales y cítricos puede dar lugar a la eliminación de las micorrizas (simbiosis entre un hongo (mycos) y las raíces (rhizos) de una planta) también puede producir disminución grave en la diversidad y en la actividad enzimática de los suelos, creando en el futuro problemas en la descomposición de la materia orgánica y la aparición de nuevas enfermedades producidas por hongos y bacterias, al disminuir la actividad biológica y la capacidad de autorregulación de los suelos originando problemas de “cansancio del suelo”.

Los impactos tanto en el ambiente como en la salud de la población, provocados por el bromuro de metilo son reconocidos mundialmente, en efecto, para hacer honor al reconocimiento obtenido de nuestro país por PNUMA, su eliminación debe ser una prioridad en las autoridades correspondientes.

RAPAL Uruguay
Setiembre 2012

 http://www.rapaluruguay.org/agrotoxicos/Uruguay/Bromuro_de_metilo_distincion_%20Uruguay.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s