Activistas radicales marcharon para acusar a los medios de tergiversar


Los acusaron de “desinformar, manipular y mentir” sobre el tema de la minería; arrojaron pintura contra la puerta de El Observador y de Canal 4

– 13.09.2012
  • ©

  • ©

  • ©

  • ©

  • ©

  • ©

Foto 1 de 6  

 

“Dejá de sacar fotos, chupap…, rajá de acá”, amenaza uno de los manifestantes. Inmediatamente, cinco o seis encapuchados dejan de caminar para asegurarse de que la orden se cumpla. Son algunos de las aproximadamente 150 personas que tomaron parte de una manifestación convocada por el grupo ambientalista Acción sin Fronteras, quienes marcharon hasta la puerta del Canal 4 para protestar contra el proyecto megaminero Aratirí, acusando a los medios de “tergiversar” la información sobre el tema, e informar “banalidades”.

Con pancartas como “Si a Aratirí, no al futuro de mis hijos”, la marcha también pasó por la puerta de El Observador, en la esquina de Guatemala y Cuareim, donde algunos militantes encapuchados arrojaron bombas de pintura. Tomaron por sorpresa al guardia de seguridad y a una trabajadora que ingresaba al edificio: quedaron llenos de pintura.

En su blog, Acción sin Fronteras se presenta como una agrupación “de varias personas preocupadas por la instalación de otro nuevo mega-monstruo, otro nuevo mega-proyecto en el Estado uruguayo. Esta vez la instalación de la minería a cielo abierto por parte de la empresa Aratirí”.

Tras pasar por El Observador, en Canal 4 los esperaba una decena de Coraceros y un vallado. Uno de los manifestantes leyó una proclama, en la que acusó a los medios de “desinformar, manipular y mentir”.

El joven, cuya voz salía de un auto con dos parlantes en su parte posterior, acusó a los medios masivos de ocupar su tiempo en “sucesos banales, superficiales y muchas veces ridículos”. Aseguró además que la soja, la forestación, los agrotóxicos, la celulosa y los megaproyectos “amenazan nuestra tierra, nuestra agua, nuestro aire y nuestras vidas”.

“Los que somos explotados, contaminados, desplazados y se nos violan todos nuestros derechos, no tenemos voz en los medios. Pero sí la tenemos en la calle”, exclamó en el final de su alocución el vocero, lo que generó aplausos de la muchedumbre. Posteriormente entonaron algunos cánticos, como por ejemplo: “¡No se vende, la tierra se defiende!”. Incluso, uno de ellos fue dirigido al presentador del informativo Telenoche, Fernando Vilar: “¡Vilar, Vilar, Vilar, dejá de tergiversar!”.

Tras esto, algunos de los encapuchados -un grupo de aproximadamente 15 personas- arrojaron bombas de pintura hacia la fachada del canal y un televisor viejo en la dirección de los impávidos policías. Fueron las mismas bombas de pintura que arrojaron en la puerta de la redacción de El Observador.

En el camino de ida hacia Canal 4 grafitearon algunos autos con la “A” de anarquía. Uno de ellos, relató un cuidacoches que fue testigo del hecho, fue un Volkswagen con chapa argentina (ver fotos). Pero en el camino de vuelta, algunos de los encapuchados fueron aún más lejos: rociaron con un líquido inflamable el pavimento de la esquina de Rondeau y Colombia y encendieron un intenso fuego. Tras eso, siguieron su rumbo hacia el Instituto de Profesores Artigas (IPA), donde estaba prevista la desconcentración. El conductor de un taxi eligió atravesar las llamas; los cuatro o cinco automovilistas que esperaban el cambio del semáforo prefirieron esperar a que se extinguieran.

El hecho generó festejos por parte de un grupo de cuatro jóvenes, tres chicas y un muchacho, que presenciaron la escena en la puerta del supermercado que se encuentra en la esquina. Tras afirmar que estaban contra Aratirí y los megaproyectos, defendieron este tipo de accionar: “Lo que pasa es que protestan así porque sino, no nos dan bola”, dijo una de las chicas. Llevaba una bandera de color verde con una calavera que usa casco de minero y dos picos cruzados en lugar de los huesos. La joven indicó que, además de estar vinculados con Acción sin Fronteras, el grupo tiene relación con otro blog, Periódico Anarquía.

“El encapucharse, cubrirse el rostro, ha sido, es y será una de nuestras formas de defendernos”, afirma el grupo Acción sin Fronteras en su blog, en una nota publicada el 1 de setiembre de 2012. Allí narran los problemas que tuvieron con el equipo de producción “del programa circense Cámara Testigo”.

“Internet y el desprestigio es el arma principal de los difamadores, la acción directa y el cara a cara es la nuestra. Arriesgar el cuerpo frente a las máquinas, estar siempre presentes no será detenido por los sedientos de control. En las calles está la lucha, solidaridad con los que pelean en cualquier parte del mundo. ¿Quién dijo que esto terminó?”, finaliza el texto firmado por el colectivo.

 

http://www.elobservador.com.uy/noticia/232528/activistas-radicales-marcharon-para-acusar-a-los-medios-de-tergiversar/

Sobre la marcha del 31 de Agosto y los/as encapuchados/as.

    En la manifestación del 31 de Agosto en solidaridad con los detenidos en Rocha, autoorganizada por varios compas que están en la lucha contra los megaproyectos, varios compañeros/as que cumplían la función de ir pintando tuvieron problemas con el equipo de producción del programa circense “Cámara Testigo”. Si hay algo más despreciable que los medios de masivos de información que manipulan y mienten, son estos tipos de programa donde se hace un show con todas las desgracias que sufrimos. Además haciendo siempre un asqueroso énfasis con los/as más desgraciados/as y excluidos/as. Nos da vergüenza la defensa de algunos a estos promotores del show capitalista que sólo viven de la burla de nosotros.
El encapucharse, cubrirse el rostro, ha sido, es y será una de nuestras formas de defendernos. Queremos volver a insistir en la importancia de todos los mecanismos de autodefensa de nuestras manifestaciones. Desde los responsables de ir cortando las calles, ya sea en moto, en bicicleta o a pie para que nadie resulte herido; los que llevan las pancartas; los que van pintando; los que acompañan a los que van pintando y todos aquellos/as que tanto a nivel individual como colectivo van atentos/as no a una “procesión ciudadana”, sino a un acto de afirmación de todo lo que queremos. Ser manipulados por la prensa es una cosa, dejarse manipular es muy diferente, es un acto de irresponsabilidad.
Señalar y acusar infantilmente, sobre todo mencionando grupos y personas es una muestra clara de falta de análisis y compromiso por la lucha.
En toda coordinación los criterios acordados y consensuados son respetados por los que los hacen, es una arrogancia total querer decirle e imponerle a otros cómo deben hacer lo que hacen. Lo decimos fuerte y claro, en nuestras manifestaciones somos nosotros los que decidimos por nosotros mismos. Nuestra probada responsabilidad en la lucha es nuestra garantía de consciencia.
Los manifestantes tenemos que seguir defendiendo todo nuestro accionar callejero. Lo vimos venir. En nada nos sorprende la actual crítica política de ciertos grupos que no pueden tolerar que la fuerza de las manifestaciones se centre en las calles y sin direcciones partidarias.
Internet y el desprestigio es el arma principal de los difamadores, la acción directa y el cara a cara es la nuestra. Arriesgar el cuerpo frente a las máquinas, estar siempre presentes no será detenido por los sedientos de control.
En las calles está la lucha, solidaridad con los que pelean en cualquier parte del mundo. ¿Quién dijo que esto terminó?

Acción sin Fronteras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s