Investigación sugiere que los niños son más vulnerables a los efectos del clorpirifos que las niñas


Por RAPAL Uruguay

Recientemente, se ha publicado el primer estudio que encuentra diferencias entre cómo los niños y las niñas responden a la exposición prenatal al insecticida clorpirifos.

Investigadores del Centro Columbia de Salud Ambiental Infantil (CCCEH por sus siglas en inglés) de Estados Unidos encontraron que a los 7 años, los niños tienen mayor dificultad para trabajar con la memoria que las niñas con exposiciones similares del insecticida clorpirifos.

Aunque los padres ayudaron a sus hijos/as en mejorar la memoria, especialmente en los niños, éstos no llegaron a disminuir los efectos negativos cognitivos luego de la exposición al clorpirifos.

En 2011, la investigación dirigida por Virginia Rauh, ScD, Co-Director del CCCEH, estableció una relación entre la exposición prenatal al clorpirifos y dificultades para trabajar con la memoria y el coeficiente intelectual a los 7 años. A principios de este año, un estudio de seguimiento mostró evidencia en imágenes por resonancia magnética, estableciendo que incluso niveles bajos a moderados de exposición por el insecticida clorpirifos durante el embarazo, pueden provocar a largo plazo, cambios potencialmente irreversibles en el cerebro. El último estudio, liderado por Megan Horton, PhD, exploró el impacto de las diferencias sexuales y el entorno familiar.

El Dr. Horton y sus colegas examinaron un subgrupo de 335 parejas madre-hijo en relación a las exposiciones ambientales, incluyendo las muestra que se tomaron a través de la sangre del cordón umbilical, antes que los niñas/os nacieran. Cuando los niños cumplieron los 3 años, los investigadores midieron el ambiente del hogar utilizando dos categorías 1) la estimulación ambiental e intelectual, tomando en cuenta materiales utilizados y apoyo de la madre en el proceso de aprendizaje, y 2) la crianza parental, muestras de afecto físico, el estímulo de la gratificación diferida, fijación de límites, y la capacidad de la madre para controlar sus reacciones negativas.

Los investigadores evaluaron el coeficiente intelectual a los 7 años. Mientras que el ambiente del hogar y el sexo no tuvo un efecto moderador sobre el coeficiente intelectual con la exposición al clorpirifos, los investigadores descubrieron dos hallazgos interesantes relacionados con las diferencias de sexo: en primer lugar, que la exposición al clorpirifos tuvo un mayor impacto adverso cognitivo en los niños, en comparación con las niñas, un promedio de tres puntos más en niños que en niñas, y segundo, que el trabajo realizado por los padres con sus hijos/as se asoció al mejoramiento de la memoria, especialmente en los niños.

De acuerdo al Dr. Horton, hay algo sobre los chicos que les hace un poco más susceptibles a exposiciones malas y buenas. Una posible explicación es que este insecticida actúa como un disruptor endócrino y puede suprimir aspectos específicos relacionados con las hormonales sexuales. En un estudio de ratas, la exposición al clorpirifos, redujo la testosterona, que juega un papel crítico en el desarrollo del cerebro masculino.

Clorpirifos ¿Qué es?

El clorpirifos pertenece al grupo químico de los organofosforados. Aparte de ser un insecticida muy tóxico para el ser humano también tiene impactos en el medio ambiente. Es moderadamente a muy tóxico para aves, extremadamente tóxico para peces y altamente tóxico para abejas. Su vida media en los sistemas terrestres varía usualmente entre 60 y 120 días, pero puede abarcar un intervalo de 2 semanas hasta 1 año dependiendo del tipo de suelo, el clima y otras condiciones.

Este insecticida es ampliamente usado en varios países incluyendo el nuestro. En Uruguay se encuentran a la venta 37 marcas comerciales con este principio activo. Su uso es muy variado en cultivos de uso cotidiano: manzano, trigo, cebada, avena, maíz, sorgo, girasol, citrus, ciruelo, peral, duraznero, membrillero, cebolla, tabaco, soja, lotus, trébol rojo y blanco, papa, remolacha, vid y tomate. Es vendido bajo todas las formulaciones: Concentrado Emulsionable, Granulado, Polvo, Polvo Mojable y Suspensión Microcápsulas.

Existen alternativas viables al uso de esta sustancia altamente contaminante, es cuestión de implementarlas con el objetivo de proteger la salud de la población y el medio ambiente. Estas incluyen enfoques ecosistémicos para la gestión de plagas de los cultivos, tales como el uso de variedades resistentes, reducir el estrés abiótico, la construcción de suelos saludables, la práctica de la diversidad de cultivos, rotación de cultivos y cultivos intercalados entre otras. También hay preparaciones biológicas, trampas atrayentes y señuelos, y los controles biológicos, incluyendo patógenos, parásitos y depredadores. Estas son sólo algunas de las muchas alternativas.

Estas alternativas, solo podrán ser implementadas, si existe un proyecto de producir alimentos que no solo abarque la “productividad inmediata”, sino que se piense en la salud de la gente y la protección de los bienes naturales, suelo, agua, aire de toda la población. Es deber de las autoridades apoyar estas alternativas y responsabilidad de los productores implementarlas.

RAPAL Uruguay
Agosto 2012

http://www.rapaluruguay.org/agrotoxicos/Uruguay/Investigacion_ninos_mas_vulnerables_que_ninas_al_clorpirifos.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s