El Guitarrero, ¡qué bicho tan lindo!


Ta bien, no tenemos leones ni elefantes…  pero tenemos guitarreros.

Puede que alguien me lo discuta, pero para mí es el insecto más lindo que existe, al menos en lo que respecta al color. En otras latitudes también hay bichitos de la misma especie, pero el nuestro les gana a todos en colorido.

Dicen que en la naturaleza todas las cosas tienen su explicación, que el canto del jilguero es para atraer a la hembra y que el primoroso nido que hace el hornero también tiene una justificación erótica (porque a todo lo buscan por ese lado). Pero en el caso de la belleza del guitarrero, me parece que solo es porque la naturaleza quiso darse un gusto. Y nos privilegió a nosotros.

Sorprendentemente descubrí que muchos uruguayos ignoran la existencia del bicho guitarrero y que la Wikipedia, siempre tan completa, todavía no tiene ninguna entrada con este tema. Alguna web que lo menciona, no se ocupa de su bellísima forma adulta, sino de la etapa larval donde le da por morfarse alguna plantita. ¿Y qué querías? ¿Qué fuera perfecto? A ver si dejan de discriminar a un insecto que no deberían ignorar, pues si le prestan atención a lo que los rodea, de vez en cuando lo verán aparecer volando torpemente como si fuera un helicóptero en miniatura.

El Guitarrero – Foto: Flickr – SilvioTanaka

Porque eso sí, vuela como la mona, pese a lo cual pocos pájaros se lo almuerzan. ¿Será debido al color o porque tiene feo sabor? Porque no pica, ni muerde ni, que se sepa, tiene algún veneno riesgoso. Lo único que tiene es lo que lo distingue: su guitarreada en un único tono. Atrapás uno, te lo arrimás a la oreja en la mano entrecerrada y él enseguida se manda su concierto. ¿Qué hizo de malo para que la ciencia y la academia lo ignoren?

Por ejemplo en ningún lugar se dice lo que a mí me consta porque lo ví muchas veces: que al guitarrero le gusta la miel con locura y cuando ve un cajón de abejas, se tira de cabeza a la “tabla de vuelo” que es ese balconcito del que despegan las recolectoras. Allí lo agarran las encargadas de defender al enjambre y se le montan todas arriba, diez o más: el guitarrero desaparece en medio de tanta abeja.

Y uno dice, ¡zas, la quedó! Pero no, el guitarrero avanza hacia adentro del cajón con todas las abejas arriba y al rato lo ves salir, más gordito y si pudieran expresarse, estaría sonriente de antena a antena. Así que sumale al guitarrero la característica de valiente, ingenioso y duro de matar. No le entran ni las balas.

Si será guapo que ni siquiera huye cuando le acercamos la mano. Nos tiene confianza, pero es imprudente.

¿Cuánta miel le pueden afanar a las abejas? ¿Porqué son tan malos con el guitarrero que lo que hace habitualmente es andar de flor en flor polinizando para que las plantas también disfruten de la vida sexual que se merecen?

Nadie escribe nada de esas antenas tan prominentes y con un pompón, como si fueran cottonetes en miniatura. ¿Y esa combinación de colores, texturas y brillos? ¿Cómo es que no llaman la atención y merecen un poco más de literatura?

La que no falla nunca es la excelente web Mi Uruguay, la que en http://miuruguaytk.blogspot.com/2009/12/el-bicho-guitarrero.html, tiene el artículo más informativo que encontré en toda la web sobre el vistoso bichito.  Mi Uruguay es una web que  “procura poner al alcance de sus lectores material de fomento y expansión de la historia e identidad cultural uruguaya” lo cual no solo es un loable propósito, sino que con pruebas a la vista, lo está logrando. Y más simpático aún es su lema: Nuestro Norte es el Sur.

“¿Quién no recuerda de niño haber mirado maravillado el verde o azul metalizado de las alas sobre el cuerpo rojo del Guitarrero?, dice Mi Uruguay.  El Guitarrero (Compsocerus violaceus) (White, 1853) aparece por todo Uruguay y es popularmente conocido como “Guitarrero” debido al chirrido que produce al frotar una de sus patas contra el borde del ala delantera superior, la cual contiene una espesa rasqueta. Su área de distribución se extiende por nuestro país, este de Argentina desde La Pampa hacia el norte, este de Paraguay y sur de Brasil; pudiendo prácticamente relacionarse a la cuenca del Plata (Uruguay y Paraná)”

Resulta que los científicos encajonan al guitarrero como un escarabajo más, dentro de la variedad de los escarabajos de antenas largas (longicornios) y ajustando todavía más sus libritos, te lo identifican como perteneciente a la familia de los cerambícidos, solo para poder decir, casi despectivamente, que esa familia es tan extensa que abarca a alrededor de 20.000 especies. ¡No te digo que le tienen bronca!

Además, tras reconocer que no lo tienen estudiado, largan la diatriba genérica de que las larvas de algunos de esos bichitos crecen en el interior de la madera y cuando esto ocurre dentro de árboles o maderas sin tratamiento (muebles, vigas)  pueden causar un daño considerable. Pero reconocen que hay otros (y eso podría abarcar a nuestro Guitarrero) que solo se alimentan de madera podrida o bien de polen.  ¿Y si el nuestro solo se encarga de reintegrar a la biósfera los vegetales ya muertos, cumpliendo una función imprescindible?

Otra muy honorable excepción es el portal Uruguay Educa, en el cual Bea Grasso publica una hermosa fotografía que publicamos arriba de estas líneas y agrega información, de la cual destaco sus observaciones sobre las alas, o más bien, coloridas corazas protectoras.

“Estas alas, en los coleópteros están endurecidas y funcionan como una armadura protectora, no son usadas para el vuelo, las levantan y vuelan con el par de alas que están debajo. http://www.uruguayeduca.edu.uy/Portal.Base/Web/VerContenido.aspx?ID=205628

Yo creo que tendríamos que movilizarnos a favor del bicho guitarrero, heredero de la gloria de Atahualpa Yupanki, Martínez Oyanguren o Andrés Segovia y, sin embargo, con un marketing de porquería. No hay justicia en este mundo.

Yo creo que tendríamos que movilizarnos a favor del bicho guitarrero, heredero de la gloria de Atahualpa Yupanki, Martínez Oyanguren o Andrés Segovia y, sin embargo, con un marketing de porquería. No hay justicia en este mundo.

 

¿Qué puede estar inspeccionando en un extractor de aire? No te gastes en comentárselo a un entomólogo, no simpatizan con nuestros Guitarreros.

Los de otras latitudes

http://www.brisbaneinsects.com/brisbane_beetles/CANTHARIDAE.htm

http://viajes.elpais.com.uy/2012/07/19/el-guitarrero-que-bicho-tan-lindo/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s