Lugo rechaza posible bloqueo económico a Paraguay


 

Cientos de personas participan en una marcha en apoyo al expresidente de Paraguay Fernando Lugo, convocada por el oficialista Frente Amplio y la principal central sindical uruguaya, el miércoles 27 de junio en Montevideo, Uruguay.
Cientos de personas participan en una marcha en apoyo al expresidente de Paraguay Fernando Lugo, convocada por el oficialista Frente Amplio y la principal central sindical uruguaya, el miércoles 27 de junio en Montevideo, Uruguay.

IVÁN FRANCO / EFE

PEDRO SERVIN

AP

ASUNCION — El destituido presidente Fernando Lugo afirmó el miércoles que no está gestionando sanciones internacionales contra el nuevo gobierno paraguayo que pudiesen perjudicar a la población.

“El presidente Lugo y su gobierno del cambio no promueve ninguna medida de castigo económico contra nuestro país. Somos conscientes que las medidas de bloqueo o aislamiento terminan siendo perjudiciales para todos los paraguayos”, indicó el ex mandatario en un comunicado tras reunirse con líderes de izquierda en el local del socialista Partido País Solidario.

La declaración del ex mandatario se registró al día siguiente de que el secretario general de la OEA José Miguel Insulza anunciara el envío de una misión a Paraguay para recabar información de primera mano sobre la celeridad del juicio político que culminó con la destitución del ex gobernante el 22 de junio. El vicepresidente Federico Franco asumió el cargo hasta agosto de 2013.

Los países sudamericanos rechazaron que la OEA adopte una posición antes de la cumbre presidencial del Mercosur y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que se realizará el viernes en la ciudad argentina de Mendoza.

La misión de la OEA permitirá a Insulza presentar la semana próxima un informe sobre Paraguay ante el Consejo Permanente.

El Departamento de Estado esperará recibir el informe de Insulza antes de determinar si la destitución de Lugo constituye un golpe de estado, dijo el miércoles su vocera Victoria Nuland.

En Nueva York, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo haber seguido de cerca “y con preocupación los recientes acontecimientos en Paraguay”, según un comunicado.

El diplomático, tras reconocer el interés de los países de la región ante la situación, pidió a las partes involucradas en Paraguay “a trabajar en los días venideros para asegurar una resolución pacífica de las diferencias” políticas.

Franco anunció en conferencia de prensa que los delegados de Mercosur, Unasur y OEA “pueden visitar Paraguay cuando quieran y no encontrarán a ningún ciudadano traumatizado. La vida es normal”.

Confirmó que no irá la cumbre de Mercosur “porque no tengo vicepresidente y debo organizar los asuntos de la administración estatal. Y no tengo nada que decir en contra de Argentina y Brasil porque tenemos muy buenas relaciones con esos dos gigantes regionales”.

Luego de cuatro horas de reunión con los militares, ratificó en su cargo al comandante de las fuerzas militares, el general Benicio Melgarejo, según informó la oficina de comunicación de la milicia. Lo mismo hizo con el general Miguel Christ, quien sigue como responsable de la fuerza aérea.

Pero fueron relevados los jefes del ejército y la armada: el general Jorge Ramírez sustituyó al general Adalberto Garcete y el vicealmirante Pedro Osorio asumió en vez de su camarada Juan Carlos Benítez.

Durante una reunión con senadores y diputados en el Congreso, Franco también anunció la modificación de un decreto de pensión para 45,000 ancianos sin ayuda familiar, incluyendo a personas menores de 80 años, que recibirán un promedio de 200 dólares mensuales.

La iniciativa de ayudar a los ancianos indigentes fue de Lugo, pero tras la elaboración de una lista de beneficiarios resolvió que recibieran dinero sólo los que tenían más de 80 años argumentando que el Tesoro Nacional no tenía suficientes recursos.

“Ordené, además, al Ministerio de Agricultura y Ganadería que realice lo más rápido posible el catastro nacional de propiedades para luego, si el tiempo es suficiente (en lo que resta de mandato) iniciar la esperada reforma agraria. La falta de tierra es una de las causas de muertes de los campesinos, como las ocurridas dos semanas atrás en Curuguaty” donde fallecieron 17 individuos entre policías y labriegos, indicó.

Mario Ferreiro, uno de los cinco precandidatos a presidente por la coalición izquierdista Frente Guasú (Frente Grande en guaraní) informó que el ex gobernante Lugo aceptó encabezar la lista de candidatos a senadores “porque como fue destituido en juicio político, no tiene ninguna inhabilitación de carácter constitucional”.

“Estamos apremiados por el tiempo: a fines de julio debemos comunicar a la Justicia Electoral nuestros diferentes candidatos para las elecciones de abril de 2013, entonces le pedimos a Lugo que él designe al candidato (a presidente), de acuerdo con su propio criterio, eligiendo a uno de los cinco compañeros aspirantes”, añadió.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s