Una yerba mate silvestre: sabe mejor y es más saludable que la industrial


La variedad auctóctona crece libre en la región de Paraná y ya es buscada por brasileños, uruguayos y argentinos debido a su excelente sabor y propiedades naturales. Respetar el método de cultivo es vital

 – 06.06.2012
  • ©

 Con discreción y mucha personalidad, las pequeñas plantas de yerba mate silvestre se las han ingeniado para sobrevivir a la explotación intensiva tradicional brasileña, guardando en cada una de sus hojas un mix de propiedades que las hacen únicas.

El industrial uruguayo Ignacio Carrau, experto en la materia y vinculado a estos cultivos, comentó a El Observador que lo que hace posible hablar de una yerba mate “premium” es su sabor amargo dulzón, que la hace fácilmente identificable para los consumidores.

Lograr esa calidad no es fácil ya que  “para eso hace falta seguir algunos procedimientos especiales, como por ejemplo, que la poda del arbol silvestre debe realizarse después de las primeras heladas fuertes de invierno, y su cosecha y procesamiento, entre junio y setiembre, para luego entrar en un proceso de descanso”.

Este respeto de la zafra natural del árbol es lo que logra a la larga una diferencia en el sabory en las propiedades medicinales de esta yerba natural.

Conocida científicamente como Ilex paraguarensis, la yerba mate estaba en Brasil mucho antes de que llegaran los portugueses y se cultivaba de manera simple, extractiva, aprovechando los ejemplares silvestres.

Actualmente hay cultivos ordenados, ya que el consumo se extendió masivamente. Los intentos iniciales de domesticar su cultivo se toparon con dificultades en la germinación, lo que llevó a los sacerdotes de las misiones jesuíticas, los primeros en intentar “industrializar” el cultivo,  a dar un paso atrás y volver al tradicional sistema para recuperar la producción.
Hoy en día, las mayores concentraciones de esta yerba natural se encuentran en la región brasileña de San Mateo do Sul, más precisamente en el Valle de Iguazú, en el estado de Paraná.

Aunque hoy sus virtudes y beneficios son conocidos y recomendados, a inicios del siglo XVII los españoles consideraron al mate como un vicio peligroso, al punto que en abril de 1595 el teniente gobernador de Asunción, Juan Caballero Bazán, prohibió el tránsito por los yerbatales y también el cultivo.

Lo que seguramente Caballero Bazán no sabía es que la yerba mate silvestre tiene una significativa actividad anticancerosa, según un estudio de la Universidad de Illinois. Además, la yerba es el ingrediente activo de una famosa crema utilizada por fisioterapeutas y quiroprácticos, así como en el mundo del deporte, llamada Biofreeze. El hecho de estar libre de agrotoxicos también da un plus a esta variedad.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/225461/una-yerba-mate-silvestre-sabe-mejor-y-es-mas-saludable-que-la-industrial/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s