Azara sobre los charrúas, 1801


(Última parte del libro “El Genocidio de la Población Charrúa)
VALORES:
VALENTÍA, DEFENSA DE SU TIERRA, RESISTENCIA A LA COLONIZACIÓN, COMPASIÓN.

Esto lo escribe Azara por 1801, digamos que tuvo conversaciones con Artigas , además. Lo puse en el final de mi libro, léanlo lo dice un “español”.
—————————————————————————————————————————————————————–

No sería ecuánime terminar esta investigación sobre los charrúas, dejando una visión tan penosa de su agonía final, cuando su historia de tres siglos muestra que habían sido los admirables guerreros que conmovieron a la misma estructura de la conquista en estas tierras.
Siempre luchando con bravura, por sus valores y sus tierras, por su cultura, entregando su vida, en suma, por su honor, y venciendo a contingentes siempre más numerosos, ha quedado su epopeya en las memorias de los pueblos.
Es así que aún se continúa citando a los uruguayos con el apodo de “charrúas” y empleando la expresión “garra charrúa”, para significar la intrepidez de unos pocos que pueden vencer a muchos.
Qué mejor, entonces que citar a un propio español, para plasmar algunas de sus observaciones. Nos referimos al naturalista Félix de Azara, conocido por sus viajes y sus crónicas sobre los pueblos indígenas de América del Sur y el Río de la Plata.
Azara no alcanzaba a comprender como era posible que un número pequeño de guerreros venciera casi siempre a los profesionales ejércitos y milicias españolas, formados en Europa, marcando una diferencia con las fáciles victorias que obtenían los conquistadores sobre otros grupos nativos.
Véase un fragmento:

“Los exploradores, [los bomberos, indios observadores del campo], después de tomar los datos necesarios, parten a galope para avisar a los suyos; pero si han sido vistos, huyen en dirección contraria a la de su tropa y no hay que pensar siquiera en alcanzarlos, porque sus caballos son mucho más ligeros que los nuestros. Cuando, por el contrario, esperan tener ventaja, después de recibir las noticias se distribuyen en los puntos escogidos para el ataque y marchan lentamente. Tan pronto como están cerca, profieren grandes gritos, se dan sobre la boca golpes redoblados, se precipitan sobre el enemigo como el rayo y matan a todo el que encuentran, no conservando más que las mujeres y los niños menores de doce años. Estos prisioneros los llevan consigo y los dejan en libertad entre ellos. La mayoría se casan y se acostumbran a su género de vida, siendo raro que quieran dejarlo para volver entre sus compatriotas. Estas expediciones las hacen siempre antes de amanecer, pero atacan también en pleno día si notan que el jefe enemigo tiene miedo o que hay desorden en su tropa. Además saben amagar falsos ataques, hacen fugas simuladas y preparan emboscadas; siendo cosa segura que ninguno de los que salen huyendo se les escapa, a causa de la superioridad de sus caballos y de la destreza con que los manejan. Felizmente, se contentan con una sola victoria, como el jaguareté, y no se les ocurre aprovecharse de sus ventajas; sin esto acaso los españoles no hubieran podido extender su población por las llanuras de Montevideo. Cada uno se aprovecha del botín que hace personalmente, porque no efectúan reparto.
Cuando se piensa que los charrúas han dado más que trabajar a los españoles y les han hecho derramar más sangre que los ejércitos de los incas y de Moctezuma, se creerá sin duda que estos salvajes forman una nación muy numerosa. Debe saberse, sin embargo, que los que existen actualmente, y que nos hacen tan cruel guerra, no forman hoy, seguramente más que un cuerpo de unos cuatrocientos guerreros. Para someterlos se han enviado con frecuencia contra ellos más de mil veteranos, ya en masa, ya en diferentes cuerpos, para envolverlos, y se les han dado golpes terribles; pero, en fin, el caso es que ellos subsisten y nos han matado mucha gente. Se ha observado que cuando atacan conviene echar pie a tierra y esperarlos en fila, contentándose con hacer algunos disparos unos después de otros; esta es la única manera de hacer que las armas de fuego les infundan algún respeto. Entonces se van, luego de haber caracoleado con sus caballos sin acercarse mucho. Si se les hace una descarga general todo está perdido.”

Eduardo Picerno autor del gran libro “El genocidio de la población 

charrua”

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=247703638672351&set=o.299052493448532&type=1&theater

Anuncios

3 Respuestas a “Azara sobre los charrúas, 1801

  1. No sería ecuánime terminar esta investigación sobre los charrúas, dejando una visión tan penosa de su agonía final, cuando su historia de tres siglos muestra que habían sido los admirables guerreros que conmovieron a la misma estructura de la conquista en estas tierras.
    Siempre luchando con bravura, por sus valores y sus tierras, por su cultura, entregando su vida, en suma, por su honor, y venciendo a contingentes siempre más numerosos, ha quedado su epopeya en las memorias de los pueblos.
    Es así que aún se continúa citando a los uruguayos con el apodo de “charrúas” y empleando la expresión “garra charrúa”, para significar la intrepidez de unos pocos que pueden vencer a muchos.
    Qué mejor, entonces que citar a un propio español, para plasmar algunas de sus observaciones. Nos referimos al naturalista Félix de Azara, conocido por sus viajes y sus crónicas sobre los pueblos indígenas de América del Sur y el Río de la Plata.
    Azara no alcanzaba a comprender como era posible que un número pequeño de guerreros venciera casi siempre a los profesionales ejércitos y milicias españolas, formados en Europa, marcando una diferencia con las fáciles victorias que obtenían los conquistadores sobre otros grupos nativos…

  2. Pingback: “Nuestro pasado indígena”, de Fernando Klein | Nación Charrua Artiguista·

  3. Pingback: El efecto “Misionero”: ¿”Garra charrua” o guaraní? | Nación Charrua Artiguista·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s