En Salsipuedes, descendientes indígenas reclamaron su reconocimiento étnico


 

A 181 años…JUSTICIA! Rivera asesino!

Un centenar de personas, entre descendientes de los pueblos originarios e integrantes de asociaciones nativistas fundamentalmente, se reunieron –como desde hace nueve años– en el mausoleo indio en Salsipuedes, en los alrededores de Tiatucurá, para tributar homenaje a la etnia charrúa, donde el 11 de abril de 1831 un número no determinado de hombres, mujeres y niños charrúas fueron asesinados por tropas gubernamentales al mando de Bernabé Rivera.
“¿Quiénes fueron los vencedores de Salsipuedes?”, se preguntó el historiador Gonzalo Abella. ¿“Estamos honrando acá la victoria del verdugo o la victoria espiritual extraordinaria de quienes creyeron que habían sido vencidos?”.
“¡Qué paradójico! Honraron la vida dando su vida”, expresó por su parte Mónica Michelena, del Consejo de la Nación Charrúa (Conacha). En tanto, Blanca Rodríguez aseguró que “se desconocen crímenes de lesa humanidad, ¿nosotros para cuándo? Ni siquiera somos visibles, a tanto llega la discriminación. Cuesta tanto reconocer nuestra existencia y mucho más el error del genocidio y el etnocidio”.
“Si en este momento nos ponemos a mirar unos a otros veremos que está la realidad indígena, la criolla, la inmigrante. Es la realidad del Uruguay democrático, que es el que queremos todos”, destacó a su turno María Julia Burgueño, coordinadora de Museos.
Hubo otros oradores también y entre ellos se escuchó el pedido de que se cambie el nombre al departamento de Rivera, por considerarse una afrenta al pueblo charrúa; y que Uruguay reconozca el convenio 169 de la Unesco, referido a pueblos indígenas y tribales.

A MEDIA MAÑANA, EN EL MEDIO DEL CAMPO

A media mañana comenzó el acto, sin protocolo alguno. Los descendientes de pueblos originarios se formaron en semicírculo y junto a ellos Abella, Burgueño, Marta Nikitchuck, subencargada general de Despacho del Departamento de Descentralización, Leo Moreira, director de Interior y Christopher Salivvonczyk, coordinador de Presupuesto Participativo.
El monumento de Salsipuedes, “mausoleo charrúa” según Abella, fue aceptado por la naturaleza “cuando el hermano hornero decidió hacer ahí su nido”, comentó el historiador refiriéndose a un nido en la parte más alta del monumento. No hubo música ni himnos. Solo reflexiones, miradas al pasado y a partir de ese pasado al presente.
La importancia de los pueblos originarios y su legado aún presente, ahora reafirmado por las asociaciones de descendientes fue repetida una y otra vez, en tanto el nombre de Rivera una vez más denostado, como un “asesino”, al decir de “Cacho” Peralta, mientras desafiante levantaba su lanza.

“¿QUIéN CUIDARA A NUESTRAS NIÑITAS?”

Gonzalo Abella pidió que este fuera el último año que lo contaran como orador, pues se hace necesaria una renovación, y sugirió que fuera a través de un concurso de trabajos de investigación histórica.
Levantando la vista para encontrarse con el paisaje recordó que además de resaltar la omnipresencia charrúa y de conocer las causas del genocidio, “también tenemos que ver el dolor del campo donde la forestación excede todo lo que podría exceder; este campo de la soja que lo mata; este campo de las fumigaciones aéreas sobre escuelas rurales”. Subrayó que todo eso ha hecho que sea “este campo donde ya no se conoce a quien vive al lado”.
“Porque muchos de quienes vienen a trabajar en las forestaciones son excelentes personas pero las de las otras también, y ¿quién va a proteger en el campo a nuestras niñitas de 13 años?”, preguntó, recordando el reciente crimen de Daiana Martínez, en Lorenzo Geyres.

LA RAZóN DEL EXTERMINIO

Expuso también las razones que llevaron al genocidio charrúa. “Salsipuedes no es un comienzo ni un fin en si mismo. La emboscada de Salsipuedes fue el comienzo de algo más grande, que siguió en la estancia del viejo Bonifacio donde se le dio leche y carne y aviso al ejército para que fusilara a las mujeres y niños desde las ventanas; el Paso Bautista; el infiernillo; Mataojo; y las muchachas cautivas rematadas por Rivera para servicios sexuales en Durazno”.
Recordó también a quienes calificó como “los primeros niños desaparecidos en Uruguay”, a los “charrúas pequeños llevados a Montevideo y repartidos entre las familias de la alta sociedad con la obligación que olvidaran su nombre originario y su identidad”.
“¿Esa crueldad fue un genocidio porque se quería limpiar étnicamente? No, era para de-sarmar las comunidades”, dijo Abella antes de explicar que “en la época de la colonia del Virrey se habían repartido grandes latifundios en Uruguay. Cuando llegó la época de Artigas a la gente que tenía grandes campos pero los trabajaba no se los tocó, pero los que no lo hacían perdieron sus campos y estos fueron repartidos en estancias más pequeñas”.
“Pero aquel estado oriental recién nacido desgraciadamente decidió que los títulos que valían eran los de la colonia, no los de Artigas, quien estaba lejos y envejecía en Paraguay. Ante esto, la gente del campo fue a pedir ayuda a la comunidad organizada, a la escolta de Artigas, a quienes fueron el alma del Exodo, los charrúas”.
“Esa es la razón del genocidio”, aseguró: “no había que matar uno por uno a los charrúas, había que deshacerlos como comunidad, eso era lo importante”.

“VENIMOS A RECLAMAR QUE NOS TENGAN EN CUENTA”

Blanca Rodríguez, una de las oradoras, aseguró que “es el urgente tiempo de mostrar verdades para sanar las heridas ancestrales. No para revanchas ni rencores ni violencias. Es para que se asuman las responsabilidades y se construyan desde los derechos que todos tenemos”.
Destacó que “se posterga” en reconocimiento de “lo que ha pasado y las responsabilidades que esto involucra” porque “nos pone cara a cara con una sabiduría muy importante, que se prefiere ignorar”.
“¿Queremos construir el presente de cada uno, social y en armonía, de disciplina y trabajo, con las heridas que todavía no han sanado?”, preguntó. “Venimos a reclamar que se nos tenga en cuenta y se respete nuestra cultura”, concluyó. Tras la oratoria, los jinetes participantes de la cabalgata a Salsipuedes se reunieron detrás del monumento mientras el chasque Juan Isabelino Fernández recibía un mensaje que debió arrojar a un lagunón cercano, bautizado como “La laguna de los recuerdos”. Allí se concentraron todos, para apreciar ese instante, el cierre de un año más en que la etnia charrúa se levantó victoriosa desde Salsipuedes.

http://www.eltelegrafo.com/index.php?seccion=locales&fechaedicion=2012-04-16#58770

Anuncios

2 Respuestas a “En Salsipuedes, descendientes indígenas reclamaron su reconocimiento étnico

  1. Muchachos, ya me mandaron varias veces el mismo mail. Gracias está muy bien. Dentro de unos meses pienso presentar los documentos autenticados al Gobierno, que prueban el genocidio que no prescribe según lo firmado por Uruguay en la Comisión Interamericana de D.D.H.H: Para eso necesitaré ayuda de 4 o 5 compañeros, hay que ir a Agentina y a corrientes y a Montevideo, ,por supuesto. Y luego gestiones diplomáticas. Pero será la única manera de que se reconozca el genocidio. Los actos tienen su importancia que no son suficientes. Esto sucederá dentro de 6 meses a un año. Los que se sientan con condiciones de investigador que se acerquen para organizar todo. Mujica tiene el Libro mío acerca del Genocidio, y ha dicho que debe difundirse, pero nadie hará nada si no se autentican los documentos y todos los trámites siguientes. Bueno Saludos, hagan conocer estas palabras.

    Gracias. Picerno. Investig del pasado uruguayo y sobre ,los charrúas Autor del libro “El genocidio de la población charrúa” , que ha sido “encerrado en la propia Biblioteca Nacional sin distribuirlo. Igual aunque cada uruguayo tuviera su libro no pasaría nada, no es suficiente, si no se autentican los documentos y se recurre a la C. Int de DD.HH.

    Saludos

    Eduardo Picerno García

  2. Luchemos por el juicio histórico a el genocida Fructuoso Rivera, este criminal no debe quedar impune su nombre debe ser borrado de nuestras avenidas y calles, plazas publicas, departamentos, escuelas. A este personaje de nuestra historia lo tenemos que ver en su justa dimensión y esta no es la de un héroe de Uruguay.
    — Yo preferiría llamar al 11 de abril “Día de la Masacre contra los Charrúas Artiguistas por parte de los liberales encaramados en el Poder” y no “Día del Indio”, pero así son las cosas.

    Siempre nos horrorizó a los uruguayos más o menos informados algunos acontecimientos terribles que pasaron periódicamente en nuestro suelo: la vergonzosa constitución antiartiguista de 1830, el genocidio contra los charrúas, la Guerra del Paraguay, las dictaduras, los desaparecidos, la inhumana conducta del Estado y su brazo represor contra los presos sociales, la flagrante injusticia contra los niños, la expulsión implacable prevista en secreto por el plan neoliberal contra la gente del campo, la destrucción del paisaje y la contaminación de los ríos con el monocultivo de eucalipto y pino, la indiferencia gubernamental ante los niños con plombenia y Sida, la no menos implacable expulsión del país de nuestros hijos por el mismo plan neoliberal. Estas tragedias nos ayudan a ser humildes (no estamos libres de nuestras propias historias negras) y al mismo tiempo a admirar a los que en cada momento se opusieron con dignidad y coraje a las atrocidades del Poder.
    La emboscada traicionera del Arroyo Salsipuedes es consecuencia directa del nacimiento del Estado Tapón antiartiguista inventado por liberales y británicos. El degollamiento masivo de hombres, mujeres y niños charrúas por parte de Rivera, sus mercenarios, el argentino Lavalle y el exterminador de indígenas brasileño Rodríguez Barbosa, se complementó con la subasta de muchachas charrúas en Durazno, la distribución de niños charrúas entre familias montevideanas como mascotas, el enjaulamiento y envío a un circo francés de cuatro charrúas (entre ellos una muchacha embarazada) el obsequio a los ingleses ocupantes de las Malvinas de cinco charrúas más, la “exportación” de otro charrúa cautivo a Francia “para estudios científicos”, la masacre de niños charrúas en la estancia del Viejo Bonifacio, las masacres sucesivas por el Queguay. PERO FRUCTUOSO RIVERA ES SÓLO EL BRAZO EJECUTOR DE LAS POLITICAS LIBERALES.
    Por supuesto este fin de semana como todos los años por esta fecha habrá ofrendas florales en el Salsipuedes Grande, en el Tiatucura, en el Queguay y en otros puntos que recuerdan la infamia. En muchos barrios y pagos se harán la noche del 11 fogones de en homenaje a los hermanos charrúas, gloriosos lanceros y lanceras artiguistas, que cayeron en Salsipuedes. Por: GONZALO ABELLA.

    Fructuoso Rivera: Asesino, genocida,traidor, vendepatria
    Salsipuedes. Engaño,exterminio, reparto de niños, pacto de silencio e impunidad histórica. http://lavozoriental.blogspirit.com/archive/2010/02/11/fructuoso-rivera-asesino-genocida-traidor-vendepatria.html

    Hay que extirpar del panteón de héroes
    Rivera quiso matar a Artigas, a quientildó de “monstruo”, “déspota”,”anarquista” y “tirano”por Roger Rodríguez * http://lavozoriental.blogspirit.com/archive/2010/02/11/hay-que-extirpar-de-lso-honores-patrios-a-rivera.html

    Rivera: Sin sombra de dudas traidor.
    No nos convencen aún los desnutridos argumentos en defensa de este personaje ruin de la Historia Oriental, por lo que insistimos en aportar más material que lo sitúe en el lugar que se merece. http://lavozoriental.blogspirit.com/archive/2010/03/18/rivera-sin-sombra-de-dudas-traidor.html

    Fructuoso Rivera: Asesino, genocida,traidor, vendepatria
    lavozoriental.blogspirit.com
    Salsipuedes. Engaño,exterminio, reparto de niños, pacto de silencio e impunidad histórica Pruebas irrefutables demuestran el genocidio…

    Eduardo Sosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s