Lagunas del Este, paraíso natural


Uruguay Natural…

 Febrero 16th, 2012  carol

Siendo el país de superficie más pequeña en el contexto del Cono Sur, el Uruguay tiene en su territorio no sólo variados y bellísimos lugares en todos los puntos cardinales, sino también sitios con valores naturales de primer orden. En el Este, los balnearios atlánticos tienen larga fama pero el sistema de lagunas allí existente resulta ser también un lugar visitado por personas de diferentes países interesadas en conocerlas y estudiar su flora y fauna, por ser verdaderos paraísos naturales y cunas de biodiversidad.

Era un domingo y el tránsito era abundante en la ruta 15, que permite el acceso desde la ciudad de Rocha a la Paloma. Nos habíamos propuesto llegar a la Laguna de Rocha sin más ayuda que un plano obtenido en el centro de información turística de la plaza principal de la capital departamental. No estaba fácil, pero tampoco parecía imposible.

Después de atravesar varios sectores de la zona poblada del balneario y siguiendo algunos carteles indicadores existentes de tanto en tanto, llegamos a un camino de balastro que, atravesando campos nos llevaría hasta la zona de la barra de la laguna, integrada al Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

La primera parada fue al llegar a las dunas existentes antes de la curva en la que el camino se convierte por seis kilómetros en un trayecto más arenoso y a poco de andar comienzan a divisarse a la derecha lenguas de agua de la laguna. A la izquierda, detrás de las lejanas dunas se sospecha la presencia de las hermosas playas oceánicas. El viento fresco y salino anuncia sin equívoco la proximidad del mar.

Se trata de un paseo plenamente disfrutable en el que por momentos uno duda entre seguir tomando fotos o sentirse, de alguna forma, parte del paisaje. Todo a apenas 15 minutos de La Paloma.

Ecosistema notable

La costa Atlántica comprende un sistema lacustre costero integrado, entre otras, por las lagunas José Ignacio, Garzón, de Rocha y de Castillos. Estas lagunas, de formación geológica reciente, se caracterizan por mantener una comunicación con el Océano a través de un sistema dinámico de apertura y cierre de sus barras arenosas, lo que determina un permanente intercambio de aguas, favoreciendo la productividad interior de sus cuerpos y el desarrollo de sitios de cría de un importante número de especies de aves residentes y migratorias, así como de sus presas (peces, moluscos, artrópodos), que le confieren al área un alto valor económico además de ecológico.

El paisaje protegido Laguna de Rocha ocupa una extensión aproximada de 22.000 hectáreas, que incluye las 7.200 del cuerpo de agua de la propia laguna, además de lomadas, llanuras, la franja costera y parte de la plataforma oceánica.

La laguna se comunica periódicamente con el océano Atlántico a través de un sistema de apertura y cierre natural de la barra arenosa, debido a la acumulación de agua y a la acción simultánea del viento y el oleaje del mar.

Su baja profundidad –cerca de medio metro– y la mezcla de aguas marinas y continentales favorecen el desarrollo de una notable biodiversidad. Constituye un sistema importante como sitio de alimentación, nidificación y reposo de grandes concentraciones de aves, principalmente acuáticas. En los arroyos y bañados cercanos habitan nutrias, carpinchos, tortugas, zorros y lobito de río; en el campo abundan el ñandú y la mulita.

También es hogar del sapito de Darwin, una especie amenazada a nivel global. La zona oceánica del área es relevante como sitio de cría de especies de valor comercial y traslación de cetáceos como la ballena franca y el delfín franciscana.

En cuanto a la vegetación, en los bordes de la laguna se desarrollan praderas inundables, un bañado salino o cangrejal y juncales. En la zona más cercana a la playa crecen plantas pioneras (que inician el proceso de fijación de las arenas) como pasto dibujante, redondita de agua y margarita de playa; entre las dunas, junco de copo y campanilla; en la zona más alta un bosque nativo costero.

Albergue y refugio

Más de 220 especies de aves, tanto migratorias como residentes, habitan en el área: rayadores, gaviotas, gaviotines, garzas, chorlos, patos, chajáes y aves rapaces como el caracolero, un visitante veraniego que se alimenta exclusivamente de caracoles de agua dulce.

La Laguna de Rocha es visitada por aves de lugares tan remotos como Alaska o las Islas Malvinas y es uno de los pocos sitios del país donde habitan el flamenco y el coscoroba o ganso blanco, una especie amenazada. La población de cisne de cuello negro es una de las mayores del mundo.

Pueblitos de pescadores

Desde hace 70 años, existe una comunidad de pescadores artesanales en la zona de la barra, que vive de la exploración de los recursos acuáticos del lugar; crustáceos como el camarón y cangrejo azul o siri, y peces como el lenguado, corvina negra y blanca, pejerrey y lacha.

En los campos de las inmediaciones hay explotaciones agropecuarias que desarrollan una ganadería pastoril tradicional, constituyéndose esta forma productiva en uno de los elementos determinantes para el buen estado de conservación de toda el área.

Reserva de Biosfera

El principal atractivo para el ecoturismo en la zona atlántica son los Humedales del Este, declarados “Reserva de Biosfera” en 1976 por la Unesco. Se trata de la impresionante cifra de 200.000 hectáreas de lagunas, bañados, arroyos y ríos que incluye el bosque de ombúes más grande del mundo.

En tanto, el paisaje protegido Laguna de Rocha y la Laguna de Castillos integran el Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Uruguay (Snap), siendo esta última la séptima área en ingresar a dicho sistema y la tercera de Rocha.

Las áreas protegidas son un pilar fundamental para la conservación y uso sostenible de la diversidad biológica.

Por eso, a través de las potestades de la Ley 17.234 el gobierno nacional ha comenzado a definir un conjunto de áreas continentales, insulares y marinas, especialmente dedicadas a la protección y el mantenimiento de nuestra biodiversidad y los valores culturales asociados. Así, un Sistema Nacional de Áreas Protegidas, es un instrumento que permite conciliar la protección del ambiente con el desarrollo económico y social y es por eso que también promueve el disfrute y aprovechamiento de estos lugares a través de actividades productivas y servicios compatibles con la conservación.

Cómo llegar

El paisaje protegido Laguna de Rocha puede ser visitado en tres lugares: el Puerto de los Botes y La Riviera (arroyo Rocha); la Barra de la Laguna y Las Garzas, laguna de las Nutrias.

La mejor ruta de acceso a la barra de la Laguna de Rocha es desde La Paloma con dos opciones: 1) a través de un camino de balastro que nace en la intersección de las rutas 15 y 10 se puede ingresar en vehículo hasta 80 metros de la laguna; a partir de ahí es necesario seguir a pie; 2) por la avenida del Navío y siguiendo la cartelería existente se llega por un camino de balastro hasta el pueblito de pescadores ubicado en las proximidades de la barra.

http://www.rotafolio.net/?p=655&utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+rotafolio%2FVejk+%28Rotafolio.net%29

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s