ARTIGAS Y LOS CHARRUAS


Vinculación de los Charrúas con el General Artigas

 Nota: Lo que sigue a continuación esta tomado de la investigación sobre la repatriación de los charrúas que figura específicamente en el documento de repatriación de este sitio. Por eso ustedes apreciarán que se refieren anexos es decir documentos que estimamos no es necesario reproducirlos en esta página. Posteriormente, se agregará nuevo material sobre la relación de confianza recíproca entre los charrúas y Artigas y como éste puede haber tomado algunos conceptos éticos de aquellos.

 Probablemente quien mejor ha estudiado la afinidad entre Artigas y los Charrúas es el escritor e investigador uruguayo Carlos Maggi.

 Esta buena relación se origina, según Maggi, en las acciones del legendario abuelo de Artigas, Juan Antonio, (1732- 1773), de quien dice: … ” que era él quien lograba entenderse con los infieles, yendo solo y gallardamente de toldería en toldería, para salvar a Montevideo, una y otra vez”, (VER ANEXO 15, índice de “Artigas y su Hijo el Caciquillo”, pág. 11).

 En la misma obra se da a entender que Artigas a partir de los 14 años desaparece de su ambiente familiar y pasa a vivir relacionado con los Charrúas con quienes habríase dedicado a faenas rurales relacionadas con transportes de ganado. Por tradición oral los Charrúas ya recordaban el apellido Artigas, y por otra parte, José Gervasio, que convivió con su abuelo hasta que tenía 9 años, habría escuchado seguramente de sus labios varias veces comentarios de sus experiencias con los Charrúas en las misiones que se le habían encomendado.

 De modo pues, que estos elementos son los que habrán allanado y favorecido una rápida integración entre Artigas y los indios. Desaparece de los censos de los diferentes pueblos para reaparecer 19 años después incorporándose al Regimiento de Blandengues, (VER ANEXO 16, ob. cit. Pág 69).

 En otra de sus obras dice que dado que su nombre era conocido y respetado en el Lejano Norte, se integró naturalmente a la sociedad de los Charrúas, (VER ANEXO 17, “Artigas y el Lejano Norte”, pág. 30). Hay una cita concreta del Cnel. Dorrego, que va persiguiendo a Artigas, y el 6 de diciembre de 1814, informó a Montevideo: “La fuerza enemiga pasa de 1300 hombres, incluso 300 indios”, (VER ANEXO 18, ob. cit. Pág. 87).

 También se cita repetidamente la maestría de los Charrúas para cabalgar, y la fuerza de combate que representaban los grupos de indios con lanza y a caballo.

El mismo Rivera en lucha contra los Porteños en el paraje conocido por ” Azotea de González”, logra una importante victoria con la invalorable ayuda de la caballería Charrúa. Escribe Artigas a Miguel Barreiro respecto a esa batalla: “Algunos enemigos pagaron su obstinación con la muerte ante la intrepidez de la caballería Charrúa “,(VER ANEXO 19, ob. cit. Pág. 89).

Nos parece muy importante ilustrar con LAS PROPIAS CARTAS DEL GRAL. ARTIGAS, en las que se aprecia la consideración especial que le merecían específicamente los Charrúas; ya es conocido su concepto de que “ellos tienen el principal derecho”, lo que ha sido citado en la fundamentación del Proyecto de Ley, pero vamos a agregar algunas citas:

Tomamos de la obra ” JOSE ARTIGAS CONDUCTOR RIOPLATENSE 1811- 1820″ de UNAM, selecciones de Roberto Ares Pons :

 …”Cuando los indios se pasan del otro lado es por vía del refugio y no de hostilización. En tal caso ellos estarán sujetos a la Ley que V.S. quiera indicarles, no con bajeza y si con un orden posible, a que ellos queden remediados, y la Provincia con esos brazos más a robustecer su industria, su labranza y su fomento. Todo consiste en la sabias disposiciones del Gobierno. Los indios, aunque salvajes, no desconocen el bien y aunque con trabajo al fin bendecirían la mano que los conduce al seno de la felicidad, mudando de religión y costumbres….V.S. adopte todos los medios que exige la prudencia y la conmiseración con los infelices y hallará en los resultados el fruto de su beneficencia”, ( Carta al Cabildo Gobernador de Corrientes , del 9 de enero de 1816, pág 126, ANEXO 20).

Al señor Don José de Silva , Gobernador de Corrientes:

(…)” Igualmente encargo de usted que mire y atienda a los infelices pueblos de indios (…) yo deseo que los indios en sus pueblos se gobiernen por sí, para que cuiden de sus intereses como nosotros de los nuestros. Así experimentarán la felicidad práctica y saldrán de aquel estado de aniquilamiento a que los sujeta la desgracia. Recordemos que ellos tienen el principal derecho, y que sería una degradación vergonzosa, para nosotros, mantenerlos en aquella exclusión vergonzosa que hasta hoy han padecido, por ser indianos. Acordémonos de su pasada infelicidad, y si ésta los agobió tanto, que ha degenerado de su carácter noble y generoso, enseñémosle nosotros a ser hombres, señores de sí mismos. Para ello demos la mayor importancia a sus negocios. Si faltan a los deberes, castígueseles; si cumplen, servirá para que los demás se enmienden, tomen amor a la patria, a sus pueblos y a sus semejantes. Con tan noble objeto recomiendo a su V.S. a todos esos infelices. Si fuera posible que usted visitase a los pueblos personalmente, eso mismo les serviría de satisfacción y a usted de consuelo, al ver los pueblos de su dependencia en sosiego”,(VER ANEXO 21, pág. 126 y 127).

 

Bien es cierto que sentimos un estremecimiento al repasar estas notas del prócer en relación con los Charrúas; el espíritu de justicia campea en ellas. No debemos olvidar entonces, por una razón de coherencia con lo anterior, que Vaimaca Peru fue un soldado Charrúa de su confianza, y podremos deducir sin dificultad cuál sería la opinión de Artigas si vuelto del más allá considerara que los restos de su leal servidor están al día de hoy, aún expuestos en una vitrina en un museo extranjero.

  Es de gran importancia el símbolo del escudo de Artigas o de la Provincia Oriental autónoma de 1816 porque en forma algo encubierta figuran elementos propiamente charrúas. El principal de ellos, es que en vez de un sol, el escudo está coronado por “plumas de indios”; a la derecha observamos una lanza charrúa; a la izquierda sobre la bandera de Artigas, podemos ver la mitad de un arco, y algo más abajo un carcaj con dos flechas. Estos elementos, que habían permanecido sin la debida difusión, confirman la integración de los charrúas con Artigas y con la libertad de la Provincia. No olvidemos que la libertad era el principal valor en la vida de los charrúas, y el emblema de este escudo dice “CON LIBERTAD NI OFENDO NI TEMO”.

Interpreto que desde el  punto de vista indio nos está diciendo el escudo que, viviendo en Libertad, el charrúa ni ofendía (no atacaba, no combatía, etc.) y tampoco temía (es decir, podía desarrollar su vida pacíficamente como siempre, sin temor a ser despojado de lo suyo, sus tierras, sus mujeres, su propia vida). Es fundamental que se conozcan estos secretos que están insertados en la figura del escudo. Ellos, por provenir del mismo Artigas, nos dejan la absoluta convicción de la afinidad que hemos mencionado con los charrúas más que cualquier relato de dudosa procedencia.

Anuncios

2 Respuestas a “ARTIGAS Y LOS CHARRUAS

  1. vale recordar y recalcar que la LIBERTAD tan importante para los charruas estaba representada por las plumas de ÑANDU que los charruas utilizaban en sus vinchas casi siempre de color blanca..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s