HISTORIA DEL GUARANÍ EN EL URUGUAY

Por: Martín Delgado Cultelli 

“Dedicado a todos los guaraníes que andan en la vuelta” 

LA ÉPOCA PRE-COLOMBINA 

mateada guarani 

Mateada guaraní 

 Los primeros guaraníes llegaron aproximadamente al actual territorio del Uruguay en el año 1300 del calendario occidental. Llegaron bajando del norte por los ríos Uruguay y Paraná. Al alejarse un poco de la costa del Uruguay y sobre las costas del Río de la Plata o Paraná Guazú, como le llamaban, habitaban los miembros de la Macro Etnia Charrúa. Los charrúas eran un pueblo guerrero y debido a esto no pudieron adentrarse tierra adentro ni asentarse sobre la costa platense. Por el Este del país, sobre la Laguna Merin, empezaron a adentrarse el tupí-guaraní. La parcialidad tupí a diferencia de las otras nunca se acento más de 6 meses en territorio uruguayo. Estos parajes eran para aprovisionamiento pero nunca mostraron interés de fundar asentamientos estables. Si bien los guaraníes se pelearon con las diferentes parcialidades de los charrúas también entablaron lazos económicos, sociales, culturales y conyugales con estos. En el plano económico podemos destacar el intercambio de bienes de regiones tropicales por bienes de regiones pampeanas. El charrúa intercambio la pluma de berá (avestruz americana en lengua charrúa) con la de papagayo. Tecnología en cuero por tecnología en fibra vegetal. Los guaraníes influenciaron sumamente a los charrúas. Esta influencia se puede ver más claramente en la lengua y en la cerámica. A partir del siglo XIII hay una clara incorporación y desarrollo de la alfarería tupí en el Uruguay. Pero los guaraníes que se asentaron permanentemente en estas tierras incorporaron las técnicas líticas (trabajo de la piedra) del charrúa. Cuando llegaron los primeros europeos en el siglo XVI los guaraníes estaban en plena expansión por estas tierras. Como lo vislumbran las crónicas en el siglo XVI había dos Macro Etnia o Nación en esta Banda. La mayoritaria era la Charrúa y se dividía en las siguientes parcialidades: charrúas, guenoa-minuan, chaná-timbú-begua, bohanes, querandíes, yaros y martindanes. La segunda de bastante menor población era la Nación Guaraní dividida en dos parcialidades. La del Este era la tupí-guaraní y la del Oeste se desconoce cual de todas era, se sabe que a partir de mediados del siglo XVII se les denominara a estos como “tapes”. Parece que no había inconvenientes a la hora de formar una pareja entre miembros de estos dos pueblos. El intercambio de mujeres era común a la hora de llegar a una paz después de una guerra. Esto lo demuestran los europeos al encontrar en tolderías charrúas mujeres guaraníes y en asentamientos guaraníes mujeres charrúas. 

  

Población guaraní sobre río. 

LA CONQUISTA  

 En 1527 Sebastián Gaboto se adentro por el Río Uruguay en búsqueda del famoso “Dorado”. Funda un Fuerte en la desembocadura del Río San Salvador (bautizado así por él) y prosigue río arriba. En determinado punto decide volver porque la hostilidad de los bohanes (charrúas litoraleños) y guaraníes era insoportable. Esta resistencia por parte de ambos grupos no fue sincronizada ya que solo fue el repudio que daba cada una de las comunidades del Uruguay al paso de los monstruosos barcos españoles. Este es el primer enfrentamiento entre guaraníes y conquistadores. La primera alianza militar entre charrúas y guaraníes fue la hecha para expulsar  los españoles de estas tierras en 1537. Olvidaron sus pequeñas diferencias para unirse ante un enemigo común. Ulrich Schmidl dice que un ejército de 23.000 hombres conformados mayoritariamente por querandíes y charrúas pero también por varios guaraníes y algunos chanáes arrasó con la primer Buenos Aires. También cuenta que después de fundarse la segunda Buenos Aires está fue hostigada durante un tiempo por charrúas y guaraníes. 

LAS MISIONES ORIENTALES 

 

 Mapa de los Territorios de la Compañía de Jesús hacia el siglo XVIII 

En 1609 el Gobernador de Asunción (en aquella época está ciudad era más importante que Buenos Aires) Hernandarias autoriza a las ordenes religiosas fundar misiones. La primer Misión al Oriente del Uruguay fue Santo Domingo del Soriano en 1624. También fue el primer poblado europeo en asentarse definitivamente ya que todos los anteriores fueron arrasados por los charrúas. Se debe mencionar que Soriano era una reducción de indígenas chaná y no de guaraníes. El primer poblado misionero guaraní de la Banda Oriental fue San Borja en 1625. Se fundaron 7 pueblos misioneros que pasaron a ser llamados “Misiones Orientales” y también “El Tapé” (de ahí que se los nombro “tapes”). A excepción del pueblo de Yapeyú estas poblaciones se encontraban en lo que hoy es el estado de Río Grande do Sul, Brasil. También se debe mencionar que se fundaron muchos otros pueblos pero que los bandeirantes paulistas arrasaron. Este es el caso de la primer Misión de Bella Unión. Estas poblaciones llegaron a tener poblaciones de miles de indígenas y no era fácil su alimentación. Por esto era necesaria la carne de ganado vacuno que ya se había introducido a estas tierras. “La Vaquería del Mar” que se encontraba en lo que hoy es el Departamento de Rocha en Uruguay y Santa Vitoria do Palmar en el Brasil contaba con más ganado de lo que hoy tiene Uruguay (recordemos que somos el 4º productor mundial de carne vacuna). Por esta razón los jesuitas fundaron Estancias al sur de sus pueblos. Estas Estancias se ocupaban de producir alimento para los pueblos, ser un puesto de avanzada y expandir el catecismo a los “infieles”. Casi todo lo que hoy es el norte de la Republica estuvo plagado de Estancias Jesuíticas. Al sur del Río Negro nada más hubieron 2 estancias una era “Nuestra Señora de los Desamparados” sobre el Río Santa Lucia y luego la “Calera de las Huérfanas” en el Departamento de Colonia. Ambas fueron fundadas a principios del siglo XVIII o sea que tuvieron corta existencia. Había muchos peligros para ir a la Vaquería del Mar. A ese lugar iban muchos piratas para conseguir cuero y venderlo en Europa pero también cazaban indígenas para venderlos como esclavos en el Brasil. Pero el mayor de todos es que el ganado estaba en pleno territorio guenoa-minuan. Tenían que ganarse la confianza de algún Cacique para poder pasar por ahí y no ser atacados. Debido a estos pormenores los curas recurrieron más a contratar a charrúas y guenoas para conseguir ganado. El trueque con los charrúas no solo servia para conseguir carne y cuero sino para defenderse de posibles ataques de bandeirantes o de otros pueblos indígenas. 

 Por supuesto que se valieron de este trato para poder evangelizarlos. Los charrúas solían frecuentar mucho la Misión de Yapeyú y los guenoas la de San Borja. Incluso en esta llego a haber un barrio guenoa. Los guaraníes misioneros tuvieron mayor problema con los yaros. Al menos roce se peleaban estos dos y en alguna ocasión tuvieron que pedir ayuda. Los jesuitas hicieron los primeros mapas del Uruguay y a los accidentes geográficos les pusieron los nombres que los guaraníes les indicaban. Por eso Uruguay tiene una toponimia muy guaraní. En 1680 los portugueses fundaron una ciudad sobre la costa platense. Desde hacia bastante ambicionaban estas latitudes. Hacia tiempo que se adentraban en este territorio para corambear, conseguir esclavos y saquear misiones. El Adelantado Manuel de Lobo funda para el Reino de Portugal la Colonia do Sacramento en la costa opuesta de la ciudad española de Buenos Aires. Este hecho inicia una guerra entre las dos potencias ibéricas por este rincón de Suramérica que se prolongara hasta 1777. En el mismo año el gobernador español de Buenos aires, José del Garro solicita al presbítero Cristóbal Altamirano que reclute hasta 3000 indígena de las Misiones del Paraná y Uruguay para incorporarlos a la altura del Pueblo de Santo Domingo de Soriano, al norte de Colonia, a las tropas españolas al mando de Vera Muxica con el fin de atacar a la fortificada Colonia del Sacramento. La realidad es que nada más la oficialidad de este ejercito era español. La inmensa cantidad de soldados eran guaraníes y después un regimiento de chanáes de Soriano. Al igual que la guerra entre ingleses y franceses en Norteamérica los españoles y portugueses utilizaron tropas indígenas en sus ejércitos y buscaron alianzas con pueblos guerreros para utilizarlos como comandos. La relación entre tapes y charrúas era de una relativa coexistencia pacifica. Hubo enfrentamientos pero nunca un baño de sangre ni una guerra fratricida. Por lo general hacían buen trueque y tenían relaciones conyugales. El mestizaje entre charrúas y guaraníes aumento drásticamente debido a los guaraníes apostatas (aquél que conoció la palabra de díos y reniega de ella). Por diversos motivos muchísimos guaraníes abandonaban las misiones y se iban al sur. Las distintas parcialidades charrúas albergaron a estos fugitivos. 

LA GUERRA CHARRÚA-GUARANÍ DE 1700-1715 

De todas las posibles molestias que les causábamos a los jesuitas la más imperdonable era está. Debido a esto y al continuo rechazo hacia el cristianismo de parte de los charrúas es que la Compañía de Jesús con apoyo de Buenos Aires le declara la guerra a los “indios infieles”. La Gran Guerra Charrúa-Guaraní de 1700 a 1715 fue el conflicto étnico más grande que vio esta tierra. Fueron tan terribles las batallas que parecía que ambos pueblos iban a extinguirse mutuamente. La batalla más épica de esta guerra fue la del Río Yí en 1702., 800 charrúas junto con 200 minuanes y algunos yaros enfrentaron a 2000 guaraníes apoyados por 500 españoles. La batalla duro 5 días y al final ganaron los guaraníes. Esta fue una batalla pirrica ya que más de 1500 soldados del bando ganador perdieron la vida. Cuando se rindieron los charrúas solo quedaban 500 de estos de los cuales la mayoría eran minuanes y no quedo ningún yaro. Pero la guerra no termino ahí sino que eso solo era el comienzo. En el año de 1707 miles de charrúas, yaros, bohanes y guenoa-minuan azotan las misiones. Este año fue el peor para las misiones desde su fundación. Los pueblos de La Cruz y Yapeyú casi desaparecen, recién cuando llegan las tropas de Asunción los charrúas son expulsados hacia el sur. La última batalla de esta guerra se registra en lo que hoy es la ciudad de Gualeguaychú en donde mueren algunos de los líderes charrúas. Durante esta guerra es donde surge la idea de exterminio. Se dice que si los charrúas no detienen sus bandoleras si es necesario se los exterminara. Como pasa en toda guerra que alcanza estas características se instalo un odio profundo entre los charrúas y los guaraníes. Dejaron el trueque y tendría que pasar 10 años para sanar las heridas y sin embargo seguirán desconfiando el uno del otro. 

LA GUERRA CONTRA MONTEVIDEO 

Los que lograron que volvieran a relacionarse ambos pueblos fueron los europeos. Su odio por los europeos era mayor que el que se tenían a si mismo. En 1724 los lusitanos fundan Montevideo al poco tiempo el Gobernador de Buenos Aires, Bruno Mauricio de Zabala, invade la ciudad naciente. En aquel momento la ciudad era un grupo de tiendas rodeada de una empaladaza. A los indígenas no les importaba mucho si eran portugueses o españoles el tema es que sentían que les arrebataban su territorio. Los guaraníes aceptaban de buen grado a los curas pero eran desconfiados ante los soldados y los colonos. En 1726 se forma la Confederación Charrúa-Minuan a la cual se incorporan varios grupos tapes. Esta guerra termina en victoria indígena. Si bien no logran expulsara los españoles estos le seden casi todo el país a los indígenas. Si se analiza el tratado hecho entre la ciudad y los Caciques se vera que en ves de condicionar a los indígenas se les ofrece cosas para que los dejen tranquilos. Uno hecho importante para el desarrollo final de esta guerra es que un regimiento de tapes deserta de las filas españolas para sumarse a los rebeldes. 

LA GUERRA GUARANÍTICA  

Un suceso que va a determinar para siempre la historia de los guaraníes del sur del Brasil y el Uruguay es el conflicto europeo llamado “Guerra de los Siete Años”. En este conflicto se enfrentaron en bandos opuestos España y Portugal. Para los guaraníes y demás pueblos originarios de estas latitudes no simbolizo nada en su momento. Durante esta guerra se construyeron muchas fortificaciones en el Uruguay y el sur del Brasil. A pesar de que en esta región los españoles eran superiores militarmente en Europa Portugal era superior. Así en 1750 se realiza el Tratado de Madrid. En él los portugueses seden Colonia del Sacramento y obtienen las Misiones Orientales. Los guaraníes por experiencia de los bandeirantes sabían que iban a saquear las misiones, a violar a las mujeres y los hombres ser esclavos. Les suplicaron a los españoles que permanecieran allí pero que no los dejaran con los portugueses. Los corregidores españoles les dijeron que los iban a asentar al occidente del Uruguay. Ellos dijeron que siempre habían vivido en esas tierras y que no se iban a ir. 

Sepé Tiarajú y de fondo la iglesia de San Miguel 

Sepé Tiarajú y de fondo la iglesia de San Miguel 

Su líder y vocero era un hombre de la reducción de San Miguel y se llamaba Sepé Tiarajú. Los españoles les dijeron que si no se iban serian considerados rebeldes y tendrían que reprimirlos. Tarajú dijo la frase “¡Esta tierra tiene dueño, nosotros!”. Los riograndenses consideran  a esta frase el primer grito de la independencia. Para los brasileños Sepé Tiarajú es una especie de Tupac Amarú. El Caudillo guaraní le propuso a su pueblo que El Tapé no fuera ni portugués, ni español y ni siquiera del Vaticano. El Tapé debía ser territorio independiente. Este es un precursor de la independencia que como muchos ha sido olvidado y negado. Los portugueses y españoles que por casi un siglo habían sido enemigos se unieron para reprimir a Sepé Tiarajú. A este conflicto se le denomina “Guerra Guaranítica” y es considerado uno de los más importantes para el desarrollo histórico tanto del sur del Brasil como para el Uruguay. España y Portugal formaron el “Ejército Demarcador” el cual debía demarcar los limites del Tratado de Madrid y reprimir toda desconformidad con dicho tratado. Este ejército se formo en donde están las Fortalezas de Santa Teresa y San Miguel. Los guaraníes necesitaban tiempo para formar un ejército profesional y ayuda para enfrentar a las dos potencias. Así que Sepé Tiarajú hizo un trato con Charrúas y Genoas. Como el Ejército Demarcador iba a comenzar su marcha en territorio guenoa-minuan estos debían hostigarlo para así cuando se enfrentaran con los guaraníes estuvieran desgastados. Los charrúas tenían mucha experiencia combatiendo contra estos ejércitos así que su aporte fue decisivo para lograr varias victorias. Una cosa que sorprendió a los europeos es que los guaraníes fabricaban sus propias armas de fuego. Los jesuitas les habían enseñado ha hacer pólvora y en base a esto desarrollaron cañones y granadas. Sus cañones eran troncos ahuecados de naranjo reforzados con cuero y disparaban una metralla de puntas de piedra. La guerra comenzó y terminó en lo que hoy es Uruguay. Comenzó en los bañados de San Miguel con la guerra de guerrilla minuan. 

  

Batalla del la Guerra Guaranítica 

En la batalla del Daymán se le unieron a Sepé Tiarajú tapes de otras zonas. El gran Caudillo guaraní pereció en territorio uruguayo. A las faldas del Cerro Batoví se libro una de las batallas más sangrientas. El mismísimo Gobernador de Montevideo José Joaquín de Viana dirigió las tropas realistas para liquidar a Sepé Tiarajú. Cuenta la leyenda que el mismísimo gobernador Viana atravesó el corazón de Tiarajú con su espada, en ese momento bajo una luz del cielo y Jesús en persona bajo curo su herida y se lo llevo al cielo. Los guaraníes en Brasil dicen que Sepé esta en el cielo al lado de Dios. Su fe por él es tan grande que incluso lo han vuelto un santo, Sao Sepé. Pero la guerra no termino con Sepé Tiarajú sino que surgió un nuevo líder con el mismo sueño libertador, Nicolás Ñanguirú. La última batalla de la Guerra Guaranítica se libro en febrero de 1756 en el Cerro Caaibeté (¿Caybaté?). Allí se encontraban los últimos guaraníes alzados dirigidos por Ñanguirú, resistieron lo más que pudieron pero término en masacre. Esta guerra destruyo por completo las Misiones Orientales. Se acuso a los jesuitas de conspirar contra la corona en apoyó de los alzados y es por eso que en 1767 se los expulsa de América. Se calcula que la población de El Tapé bajo en un 52% y algunos pueblos quedaron prácticamente desiertos, San Ángel perdió el 84% y San Juan y San Miguel un 75%. Pero no toda la perdida de población se debió a las masacres. Muchísimas mujeres, niños y ancianos emigraron hacia la Banda Oriental y hacia el Alto Perú. El Padre Dobrizhoffer sostuvo que a consecuencia de la guerra unos 15.000 indígenas “se dispersaron en los campos más remotos sobre el Uruguay, para tener pronto su alimento porque allá abunda el ganado”. La Guerra Guaranítica también simboliza un cambio en la población étnica del Uruguay. Si bien debido a las guerras continuas la población de los charrúas había bajado mucho y en contraposición los guaraníes se desarrollaron en las misiones, todavía en 1750 los charrúas era el pueblo mayoritario de estas latitudes. Debido a la inmigración masiva de guaraníes estos no solo se vuelven el pueblo indígena mayoritario sino el grupo humanos mayoritarios. Esto se vislumbra en el registro lingüístico hacho por el Padre Dámaso Antonio Larrañaga en 1816. Allí se ve que la lengua más hablada en la Banda Oriental era el guaraní, luego el castellano, seguido por el charrúa, otras lenguas ibéricas, lenguas africanas y como lengua minoritaria a otras lenguas indígenas. 

EL TAPÉ OBRERO 

  

La puerta de la Muralla de Montevideo, recordemos que fue construidita con mano de obra esclava de África y con la encomienda de los tapes. 

Cuando se fue a construir la muralla y ciudadela de Montevideo se emplearon cientos de hombres. Los esclavos africanos eran insuficientes y el viaje a África tardaba su buen tiempo. Así que los encomenderos reclutaron cientos de tapes para satisfacer la demanda de trabajadores. A los africanos no se les pagaba pero como los tapes supuestamente eran libres se les tenía que pagar. Su jornal era de un real y medio, ósea una paga miserable. Además de esto se los azotaba y la accidentabilidad laboral era enorme. Los tapes y esclavos africanos se unieron e hicieron un paro y reclamaron que no trabajarían hasta que no se les dejara de azotar y se les mejorara las condiciones de trabajo. En este sentido los esclavos y los tapes fueron pioneros en las luchas laborales del Uruguay. Pero los tapes no solo ayudaron a construir la muralla de Montevideo sino que construyeron la ciudad de Maldonado. Los pueblos construidos durante la época colonial en Uruguay fueron todos construidos con indígenas cristianizados, en su mayoría guaraníes pero también algunos Chanáes y alguno que otro charrúa, y algunos colonos canarios y gallegos. Este hecho también causo enfrentamientos con los charrúas y minuanos que seguían alzados en los montes, sierras y campos. Este es el caso de la fundación de Belén en 1800, dicho poblado fue fundado con tapes y canarios. Los charrúas sintieron que los cercaban además de que el ganado suyo pasó a ser de los colonos. Por esto los charrúas mataron a casi todos los canarios, algunos tapes, al cura de la iglesia lo colgaron de la cruz y le prendieron fuego a los ranchos. 

EL GUARANÍ EN LA REVOLUCIÓN ARTIGUISTA 

 

Artigas y el Ejército Oriental 

Con respecto a la Independencia podemos decir que al igual que los charrúas los guaraníes fueron artigüistas hasta la medula. Sin su participación no hubiera sido posible la gesta artigüista. Los guaraníes conocían a José Artigas desde mucho antes del Grito de Asensio (comienzo de la guerra independizadora) ya que cuando el Prócer vagabundeo como buen gaucho pudo conocer de primera mano la situación que vivían en las reducciones. Artigas hablaba fluidamente el guaraní y el charrúa. También Artigas pasa mucho tiempo en las Misiones Orientales, pudo ver la destrucción que hicieron los portugueses y las penurias que le hacían pasar a los indígenas. Cuando estuvo en San Borja se acostó con una joven llamada Taboirá y con la cual tuvo un hijo el cual será conocido como Andrés Guazurary. Como no se caso con la madre de Guazurary no hay documentos que autentifiquen la parentela pero se sabe que José Artigas era su padrastro y en aquélla época los ahijados de un hombre eran los hijos bastardos de este. Otra prueba es que lo dejaba usar su apellido. Se sabe que cuando cumplió los 14 o 15 años su madre lo llevo ante su padre para que lo formara con los conocimientos que tenia que saber un hombre del campo en aquella época. En ese momento Artigas era Capitán de Cuerpo de Blandengues. Cuando la Expedición Libertadora del Paraguay de Manuel Belgrano se acerca a las Misiones en 1811 él se les une. Incluso cuando Belgrano es derrotado el le solicita que no se retire y que no abandone al pueblo misionero que todavía seguía bajo el yugo español. El encargado de las Misiones por Buenos Aires era Rondeau pero por ser esté centralista Andresito huye a la Banda Oriental y se une al Ejercito Oriental liderado por Artigas. El Patriarca lo designa encargado de la tropa indígena ya que ni guaraníes ni charrúas confiaban mucho en los Caudillos blancos. Cuando se forma la Liga Federal de los Pueblos Libres Andresito Artigas, como le llamaban, es designado Gobernador de las Misiones. 

Andresito Artigas por Armando Fernández 

Cuando invaden los portugueses a finales de 1816 él será el que oponga más resistencia de todos los caudillos. A diferencia de otros Caudillos el siempre siguió las ordenes de Artigas e incluso invadió el Brasil. En 1819 es derrotado y capturado, lo mandan a la prisión de Ila dos Cobras en donde muere. 

Artigas y el Ejército Oriental 

  

  

  

Con respecto a la Independencia podemos decir que al igual que los charrúas los guaraníes fueron artigüistas hasta la medula. Sin su participación no hubiera sido posible la gesta artigüista. Los guaraníes conocían a José Artigas desde mucho antes del Grito de Asensio (comienzo de la guerra independizadora) ya que cuando el Prócer vagabundeo como buen gaucho pudo conocer de primera mano la situación que vivían en las reducciones. Artigas hablaba fluidamente el guaraní y el charrúa. También Artigas pasa mucho tiempo en las Misiones Orientales, pudo ver la destrucción que hicieron los portugueses y las penurias que le hacían pasar a los indígenas. Cuando estuvo en San Borja se acostó con una joven llamada Taboirá y con la cual tuvo un hijo el cual será conocido como Andrés Guazurary. Como no se caso con la madre de Guazurary no hay documentos que autentifiquen la parentela pero se sabe que José Artigas era su padrastro y en aquélla época los ahijados de un hombre eran los hijos bastardos de este. Otra prueba es que lo dejaba usar su apellido. Se sabe que cuando cumplió los 14 o 15 años su madre lo llevo ante su padre para que lo formara con los conocimientos que tenia que saber un hombre del campo en aquella época. En ese momento Artigas era Capitán de Cuerpo de Blandengues. Cuando la Expedición Libertadora del Paraguay de Manuel Belgrano se acerca a las Misiones en 1811 él se les une. Incluso cuando Belgrano es derrotado el le solicita que no se retire y que no abandone al pueblo misionero que todavía seguía bajo el yugo español. El encargado de las Misiones por Buenos Aires era Rondeau pero por ser esté centralista Andresito huye a la Banda Oriental y se une al Ejercito Oriental liderado por Artigas. El Patriarca lo designa encargado de la tropa indígena ya que ni guaraníes ni charrúas confiaban mucho en los Caudillos blancos. Cuando se forma la Liga Federal de los Pueblos Libres Andresito Artigas, como le llamaban, es designado Gobernador de las Misiones.  

Andresito Artigas por Armando Fernández 

Andresito Artigas Andrés Guazurary 

por Armando Fernández 

Cuando invaden los portugueses a finales de 1816 él será el que oponga más resistencia de todos los caudillos. A diferencia de otros Caudillos el siempre siguió las ordenes de Artigas e incluso invadió el Brasil. En 1819 es derrotado y capturado, lo mandan a la prisión de Ila dos Cobras en donde muere. 

Otro Caudillo artiguista de origen guaraní era Melchora Cuenca. Ella además fue amante de Artigas y le infligió varias derrotas a los porteños. Sus victorias lograron la consolidación del proyecto artiguista y no el del centralismo porteño. El nombre que le pusieron los guaraníes a Artigas era el de Karaí Guazú (Gran Señor Blanco). La influencia de Sepé Tiarajú en el pensamiento de Artigas se puede vislumbrar principalmente en las Instrucciones del Año XIII en donde pone como uno de los puntos principales la recuperación y liberación de los Siete Pueblos de las Misiones Orientales que estaban en poder portugués. Con respecto a los pueblos indígenas Pepe Artigas fue un adelantado incluso para hoy en día. El dijo la frase “Yo deseo que los indios en sus pueblos se gobiernen por sí”. Esta frase es la esencia del pensamiento autonómico indígenas. A principios de 1820 se lleva a cabo la batalla de Tacuarembó, ultimo enfrentamiento de Artigas en territorio Oriental. La mayoría de sus Caudillos lo habían traicionado o con los portugueses o con los porteños. A esa altura los únicos que lo seguían eran los verdaderos artiguistas, su ejército estaba compuesto por charrúas, guaraníes, negros libertos, algún que otro gaucho y perros cimarrones. Después de ser derrotado en Tacuarembó es perseguido por el traidor Rivera hasta el Río Uruguay. Al entrar a Entre Ríos se entera de que Pancho Ramírez lo había traicionado con los porteños y ahora le hacia la guerra. Con él habían cruzado una legión de negros libertos y charrúas. El que expresa bien la fidelidad de los indígenas hacia Artigas es el Oficial Ramón Cázeres que peleaba del lado de Ramírez. Él dice: “Era tal el prestigio de este hombre que, después de destruido en Abalos y cuando creíamos que no podía rehacerse, en su transito por Corrientes y Misiones salían los indios a pedirle la bendición y lo seguían en procesión con sus familias, abandonaban sus casas, sus sementeras y sus animales; así fue que en ocho días había reunido ochocientos hambres con que sitiaba al Cambay”. 

Artigas y sus hombres prontos para la Batalla. 

Cuando es derrotado definitivamente y se va al Paraguay los charrúas se regresan al Uruguay porque decían que Paraguay era territorio guaraní y no podían estar ahí. Pero los negros lo siguen acompañando y lo aran hasta el día de su muerte. 

 EL GUARANÍ EN LA NACIENTE REPUBLICA 

 

 

El Cacique Charrúa Vaymaca Perú cuya participación en la Campaña de las Misiones fue decisiva para la victoria. 

Los guaraníes no volverán a participar de ningún suceso importante en la independencia hasta 1828. En plena guerra entre Argentina y Brasil por Uruguay el General Rivera al mando del Ejército Norte invade las Misiones Orientales. En este ejercito cuenta con 300 charrúas dirigidos por Vaymaca Pirú y componen la principal fuerza de ataque. En 20 días Rivera libera las misiones y le inflinge una derrota aplastante a los brasileños. Poco después se lleva a cabo la Convención Preliminar de Paz en donde se decide la formación de la Republica Oriental del Uruguay. También decía que las Misiones Orientales volverían a ser del Brasil. Los guaraníes siempre se habían sentido oprimidos bajo los portugueses y después los brasileños, por este motivo vieron en Rivera a un salvador y libertador. Al regresar Rivera a la nueva Republica vino acompañado de 8000 guaraníes misioneros. Manuel A. Pueyrredón deja testimonio del ingreso de estos indígenas a territorio uruguayo. “Cada reducción o tribu marchaba como en procesión, presidida de los ancianos que llevaban los Santos principales. El pueblo conducía multitud de santitos. A la cabeza de aquellas iba la música. Cada tribu tenía la suya compuesta de violines. Los músicos son también los cantores”. Con ellos funda la Misión de Santa Rosa del Cuareím. Algunos también se van para la zona de Caraguatá. Allí también se habían radicado los soldados negros que habían peleado en la independencia y que no iban a volver a ser esclavos. Parece que las autoridades creyeron que los afros, los tapes y los charrúas que merodeaban por la zona se iban a pelear y matar entre si pero en realidad vivieron todos juntos y en paz. Esto genero todo un mestizaje racial y cultural. La mayoría de las personas que viven en esa zona son zambos (mezcla de indio con negro) y mantienes rasgos culturales típicos de los tapes y de los africanos. Allí es donde se encuentra la Virgen de Itatí, una deidad traída por los tapes. El 11 de abril de 1831 el Presidente Fructuoso Rivera convoca a la mayoría de las comunidades charrúas en los potreros del Salsipuedes. Allí se llevo a cabo la masacre del pueblo charrúa, la mitad de la población pereció ese día. A las mujeres y los niños se les perdono la vida pero se los iba a condenar a la esclavitud. Un regimiento de guaraníes participo en dicha matanza y cometió las mismas barbaridades que los criollos. Dicen que las mujeres charrúas pasaron toda la noche con cánticos lúgubres y que estos cánticos eran maldiciones. Maldijeron a todos los que tuvieron implicancia en dicho hecho. Dicen que por eso todos los altos oficiales que participaron y organizaron la carnicería murieron de formas violentas y dolorosas. Dicen que la maldición que callo sobre los guaraníes fue la de tener la misma suerte que los charrúas. Que su pecado de haber ayudado al karaí (blanco) contra un hermano indígena lo iban a pagar con su exterminio. Los tapes admiraban al presidente pero esté se había olvidado de ellos. Se estaban muriendo de hambre en Bella Unión. 

  

Bernabé Rivera 

El gobierno les había prometido herramientas y semillas para trabajar la tierra pero nunca se las mandaron. Tampoco les llegaba suficiente comida para alimentar a todos. Para colmo los funcionarios del gobierno eran sumamente corruptos. Esto provoco que a principios de 1832 se revelaran. Los líderes de la sublevación eran Agustín Comandiyú y Gaspar Tacuabé. Dicha rebelión contó con el apoyo de los gauchos del Arapey que también estaban en contra del gobierno. Los rebeldes  tomaron Belén y otros pequeños poblados del norte y llegaron a sitiar la ciudad de Salto. Bernabé Rivera que se estaba encargando de eliminar a las tribus charrúas que quedaban fue llamado para que reprimiera dicha sublevación. Gracias a una traición de parte de un guaraní y a no conseguir más apoyo la sublevación fue brutalmente reprimida. El 11 de junio de 1832 Bernabé Rivera acorraló a Comandiyú y a sus hombres. Estos trataron de huir en sus piraguas sobre el río Uruguay pero fueron encontrados por una barcaza militar. Fueron masacrados a tiros sobre el agua. El 21 de junio Bernabé estaba buscando a unos guaraníes fugados de Bella Unión y que seguían con los ideales de Comandiyú cuando recibió un informe de que se había visto al Cacique Charrúa Polidoro y su toldería el cual era perseguido desde hacia más de un año por Bernabé. En la Batalla de Yacaré Cururú los charrúas triunfan sobre las fuerzas gubernamentales y le dan muerte a Bernabé Rivera. A finales de ese año el Caudillo Lavalleja (opositor político de Rivera) se levanta en armas contra el gobierno. Muchos guaraníes y charrúas sobrevivientes a las masacres se unen al Ejército lavallejista no por simpatía al político sino por venganza. 

  SAN BORJA DEL YÍ, ÚLTIMO BASTION GUARANÍ 

Para evitar nuevas rebeliones el Presidente Fructuoso Rivera hizo un escarmiento con la gente de Bella Unión y dividió a la población. La mayoría de los tapes fueron conducidos al sur, a las costas del río Yí. Allí se fundo la Misión de San Borja del Yí. La Caudilla del nuevo poblado se llamaba Tiraparé y procuro siempre el mejor provecho para su pueblo. Desgraciadamente esto mismo ocasiono la extinción del mismo. Lo que mato al pueblo fue la Guerra Grande, ese conflicto que agrupo de un lado a blancos (Uruguay) y federalistas (Argentina) contra colorados (Uruguay), unitarios (Argentina), Gran Bretaña, Francia y Brasil. San Borja del Yí estaba muy cerca de la ciudad de Durazno que era uno de los bastiones colorados. Los colorados querían saquear el pueblo para aprovisionar a su ejército y continuamente presionaban a sus pobladores a que tomaran parte en el conflicto. Es así que Tiraparé hace un acuerdo con los colorados para mantener su pueblo a salvo. En esos momento parecía que los colorados y unitarios iban a ganar. Luego cambia por completo la guerra y se pone a favor de blancos y federalistas, en 1843 el General Manuel Oribe ordena desmantelar al pueblo en escarmiento por haber prestado ayuda a los colorados. La iglesia del pueblo tenía 6 campanas de bronce. Una de las campanas junto con los objetos religiosos más valorados fueron arrojados a una laguna cercana para que no se las pudieran llevar. La gente de la zona dice que por las noches de escuchan los sonidos de una campana y se ven cosas raras. En 1853 después de haber terminado la Guerra Grande los tapes vuelven y fundan de nuevo en el mismo lugar el pueblo. A partir de ahora serán sumamente pobres y continuamente presionados por los estancieros que quieren sus tierras. En 1862 el Parlamento decreta la disolución del poblado por vía de la fuerza pública. Los estancieros (en aquella época no había policía) de la zona organizan una cuadrilla y le prenden fuego al pueblo. También se mata a muchos hombres y se viola a las mujeres. Después de esto los guaraníes de San Borja pasaron a vivir en los barrios pobres de Durazno y Florida. 

 LA GUERRA DEL PARAGUAY 

En 1864 el Presidente del Uruguay era Berro, perteneciente a los blancos. Este mandatario hizo una alianza con el Mariscal Solano López del Paraguay. Desde hacia tiempo Inglaterra le incitaba tanto a brasileños como argentinos para que derrocaran a López. El inconveniente de atacar a la ligera al Paraguay era que si hacían esto Uruguay saldría a defenderlo. Por esta razón primero era necesario desestabilizar al Uruguay y luego invadir el Paraguay. El Imperio del Brasil consiguió ayuda del Caudillo colorado Venancio Flores (esté inicio su carrera militar en la masacre charrúa de Salsipuedes) quien quería erguirse como dictador. Esté se encontraba exiliado en Brasil ya que era buscado por traición en Uruguay. Así que 4000 colorados al mando de Flores más 15.000 brasileños y la flota naval argentina invadieron el Uruguay. En diciembre de ese año se llevo a cabo la “Defensa de Paysandú”, dicha ciudad resistió un mes entero los embates de colorados y brasileños. Los sanduceros (gentilicio de Paysandú) al mando del Caudillo Leandro Gómez eran alrededor de 1300 pero a pesar de las diferencias numéricas lograron entablar férrea resistencia. Al final solo quedaban ciento y algo de personas y una ciudad hecha polvo, a esos sobrevivientes se los fusilo. Para los uruguayos la Defensa de Paysandú es una versión nacional de los “300 Espartanos”. Poco después de eso dimitió el Presidente Berro y Venancio Flores se erguío como Supremo Dictador. Debido al paco hecho con los brasileños enseguida se fue al Paraguay con su ejército. Así fue como Uruguay entro en la Guerra de la Triple Alianza. No voy a narrar las bestialidades ni los vejámenes que cometieron las tropas uruguayas contra la población de dicho país porque no es mi intención hacer una crónica roja. La relación de está guerra con el acervo guaraní uruguayo es debido a que cientos de prisioneros fueron enviados al Uruguay. No se sabe con certeza cuentos paraguayos fueron traídos como prisioneros durante está guerra. Por supuesto que este contingente poblacional fue un mucho menor que los causados por la Guerra Guaranítica o la Campaña de las Misiones pero esto no se debe olvidar. Esta fue la ultima inmigración (si es que se le puede decir inmigración ya que fueron traídos por la fuerza) guaraní a territorio uruguayo. Estos prisioneros pasaron a trabajar en canteras y demás trabajos fosados. Nunca formaron un núcleo poblado y se mezclaron con el resto de la población uruguaya. 

  

EL GUARANÍ MODERNO 

A pesar de que hay muchos descendientes de guaraníes en el Uruguay ellos desconocen sus orígenes en muchos casos pero en otros sabiendo de ellos los niegan o no les importan. A diferencia de los descendientes de charrúas los de guaraníes no están organizados ni se han esforzado mucho en hacerlo. Por lo general la reivindicación histórica y cultural del guaraní en el Uruguay es encabezada por la Academia y demás ámbitos formales, esto no pasa con los charrúas y ellos tienen que esforzarse y trabajar por su cuenta para lograr esa reivindicación histórica y cultural. Por alguna razón que no esta muy clara los guaraníes modernos no suelen darle importancia a sus orígenes y no tienen conciencia de si mismos. Esperemos que la población uruguaya que tiene raíces guaraníes tome conciencia de si misma, se organiza y levanté la bandera de un pueblo y una cultura tan grandiosa como la Nación Guaraní

FUENTES

 Pi Hugarte, Renzo. 1993. “Indios del Uruguay”. Editorial Banda Oriental

 Maruca Sosa, Rodolfo. 1957. “La Nación Charrúa”. Editorial Ex Libris

 Bracco, Diego. 2004. “Charrúas, Guenoas y Guaraníes;

Interacción y Destrucción: Indígenas en el Río de la Plata”. Editorial Linardi y Risso

  Almanaque del Banco de Seguros del Estado Año 2002

13 Respuestas a “HISTORIA DEL GUARANÍ EN EL URUGUAY

  1. Gracias por el documento, muy interesante toda la nota , a esta edad la historia la toma desde otro punto de vista y analiza objetivamente. Saludos , Cora Píriz Laborde.

  2. Gracias por publicarlo Tacuabé. Esté trabajo lo hice para un amigo guaraní de otro país pero no me imagine que les interesara a la gente de acá. A mi lo que me calienta de la Academia y su posiciones con respecto al guaraní es que en su afan de revindicar a dicho pueblo niegan a los charrúas y sus parcialidades. Han dicho que el gaucho y su costumbre ganadera viene de los guaraníes radicados en las Estancias Jesuitas. Pero yo conociendo a los guaraníes y después leyendo a Bracco confirme que esto no es así. El guaraní es agricultor y el charrúa se volvió pastor con la introducción del ganado. Me gustaría ver que un día tanto charrúas como guaraníes se reconozcan a si mismos y levanten juntos la bandera de la Diversidad Cultural y la identidad indígena de está país. Nosotros somos la unión de la Argentina con el Brasil. Aquí conviven los pampas con los amazónicos.

  3. Lo publicado en este “site” orienta mis primeros pasos para conocer la formación de la cultura uruguaya; tan cercana a los argentinos, pero tan distante de nuestros afanes. Muchas gracias

  4. “La mayoría de sus Caudillos lo habían traicionado o con los portugueses o con los porteños. A esa altura los únicos que lo seguían eran los verdaderos artiguistas, su ejército estaba compuesto por charrúas, guaraníes, negros libertos, algún que otro gaucho y perros cimarrones. Después de ser derrotado en Tacuarembó es perseguido por el traidor Rivera hasta el Río Uruguay. Al entrar a Entre Ríos se entera de que Pancho Ramírez lo había traicionado con los porteños y ahora le hacia la guerra. Con él habían cruzado una legión de negros libertos y charrúas.”

    Llenas de errores estas frases. La batalla de Tacuarembó tuvo lugar el 22 de enero de 1820. El 14 de febrero Artigas cruza el Río Uruguay, y recién unas dos semanas después, el 2 de marzo, Rivera es sorprendido y obligado a rendirse en su campamento de Tres Árboles, así que esa fábula de que persiguió a Artigas se cae por su propio peso.

    Cuando Artigas cruza el Río Uruguay, en nuestro territorio quedan, para hacerle frente a un ejército de 16.000 portugueses, sólo Rivera y unos 400 hombres, y unos 500 charrúas (entre hombres, mujeres y niños) QUE SE NIEGAN A ACOMPAÑARLO a Entre Ríos. (ver Archivo Artigas)

    No solo eso, sino que unos días después, el 3 de marzo, el cacique Rondeau se presenta en campamento portugués para pedir protección y jurar “que su voluntad y la de su tribu es SER VASALLOS DE SU MAGESTAD EL REY DE PORTUGAL.” (ver Archivo Artigas)

    El 12 de marzo, comunica el Barón de la Laguna a Thomaz Antonio de Villanova Portugal que poco después de la batalla de Tacuarembó, los indios minuanes dejaron el partido de Artigas y buscaron el apoyo de las armas portuguesas.” “Mandaron al Rincón de las Gallinas secretarios de los caciques Rondeau y Artigas a solicitar paz y amistad.” (ver Archivo Artigas)

    En esos días, le comunica José Antonio Martinez al Conde da Figueira, comunicación que se encuentra en el Archivo Público de Río Grande del Sur:
    “Una partida, que mandé a recorrer la costa del Salto, se topó con otra partida de Charrúas que también andaba vigilando la misma A NUESTRO FAVOR” (ver Archivo Artigas).

    La historia a veces duele recordarla, pero no se puede cambiar. Hay que aceptarla y chau.

  5. Cada palabra que se transcribe de documentos antiguos debe hacer referencia obligada a la fuente, para ser creíble y para que el lector pueda verificar la información dada. De este modo no se com eterán errores porque cada frase estará avalada por la respectiva fuente, que debería ser una fuente primaria, o sea original, para mayor seguridad de la información. Esta es la base de la metodología documental de la historia.

  6. muy buena información ,el problema un Uruguay es que somos muchos con rasgos indígenas pero no lo sabemos ya que pensamos que somos europeos , en mi caso tengo los incicivos en forma de pala y una de mis hijas tiene en la baja espalda la mancha mongolica que son signos característicos de descendencia indígena el problema es que no se de que tribu

      • Pues yo felicito al author d esta informacion pues nadie mas se le ocurrio hacerla Nada es perfecto pero a mi me sirvio d mucho reconociendo q soy descendiente d Guaranies por q mi apellido es Tapari. y d ninguna manera me averguenzo d decirlo..Muy agradecida y muchas bendiciones.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s